“Nunca les regales un alfajor a un gringo”: la anécdota viral de un argentino en EEUU

Un joven argentino compartió en Twitter la reacción de un compañero de trabajo tras probar un alfajor. Muchos contestaron.
receta alfajor tipo havanna

Lo publicó en Twitter como una anécdota más, pero dio la vuelta al mundo porque, al parecer, su experiencia fue apenas una más: la experiencia con la golosina más amada por los argentinos más allá de las fronteras no fue del todo exitosa. “A los gringos nunca se les regala un alfajor”, escribió Bruno Acanfora, radicado en Los Ángeles desde 2011. “Desperdicié un Havanna blanco en un hdp que lo dejó tirado en el escritorio porque: ‘Oh, it was too sweet’. Comen caca bañada en syrup sobre peanut butter todos los días y un alfajor les parece ‘muy dulce’”, se quejó.

El estadounidense dejó medio alfajor sobre el escritorio bajo el argumento de que era demasiado dulce y el joven usó Twitter para descargarse. El tema es que mucha gente recogió el guante y la publicación se volvió viral. Tanto, que hasta el dueño de una empresa que fabrica de alfajores se sumó al debate.

“A vos te debe haber pasado mil veces. No lo puedo creer. Comen DONAS fritas, un milshake con hamburguesa…pero un alfajor no”, siguió Bruno. El posteo de Bruno generó casi 1.000 comentarios, más de 9.000 retuits y cerca de 100 mil likes.

Su anécdota despertó muchas reacciones entre los usuarios de Twitter. Muchos salieron en defensa del alfajor y otros compartieron vivencias similares. “Le regalé a un canadiense unos alfajores de Córdoba y tipo ‘son ricos pero son muy dulces’. Casi le saco la caja de la mano para comerla yo”, contó Lucía. Y Yazmin, otra argentina radicada en Estados Unidos, sumó lo suyo: “En una juntada con gente de todo el mundo llevé un Cachafaz y una gringa comió un pedacito y lo dejó tirado. Por Dios cortame el pecho con una navaja que me duele menos. Un Cachafaz gasté por alguien que no sabe apreciarlo”.

Pero lo más divertido es que la viralización llegó hasta el dueño de Guaymallén, Néstor Basilotta. “Lamento informarle, señor Acanfora, que probablemente se haya equivocado de marca. Estoy cansado de regalarle ‘Guaymas’ a los gringos y les encantan. Especialmente después de que el gran “Chino” Maidana lo comió en Las Vegas. ¡Hasta a Donald (Trump) le gustan!”.

El debate siguió intenso todo el día: “Juzgaba y encasillaba a todo un país por el comportamiento y gusto de una sola persona. Tremendo”, criticó alguien. Y Bruno salió al cruce: “Es un tweet amigo, tranquilo. Vivo hace 9 años en Estados Unidos, me pasó en todas las ciudades lo mismo. A la gran mayoría no le gustan los alfajores, qué le vamos a hacer”.

Willy Méndez, muy ocurrente, también le devolvió a Bruno un comentario genial: “Decime que haciéndote el pulcro y simulando querer tirarlo a la basura porque estaba empezado, aprovechaste y le diste una muerte digna a ese caviar. #NiOlvidoNiPerdon”.

 

Podés leer: Historias mínimas: el aroma de la infancia es un secreto entre dos

 

Te puede interesar:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!