Cómo hacer salsas picantes: 5 recetas explosivas

Excelentes para todo tipo de platos. Te contamos cómo hacer salsas picantes y agregarle un toque de picor a tus comidas.
Cómo hacer salsas picantes

Las salsas picantes son un gran aliado en la cocina. Ya sea para acompañar un plato de carne, para pastas, tacos, o como dip para nachos. Son excelentes para añadirle un toque de picor a fiestas con amigos o familia. A continuación, te contamos cómo hacer salsas picantes y te damos cinco variaciones para que te des un gusto o sorprendas a tus invitados con un toque original de sabor.

Cómo hacer salsas picantes

Este tipo de recetas tienen grandes ventajas. No solo son muy fáciles de hacer, sino que su tiempo de preparación es corto. Te pueden sacar de un apuro cuando querés compartir algo con visitas imprevistas, o, simplemente, cuando estás antojado de algo rico y diferente.

Lo más importante: son saludables. El picante tiene muchos beneficios. Ayuda a acelerar el metabolismo, previene enfermedades cardíacas y es un excelente sustituto para la sal. 

1. Salsa picante de mango

El dulce y el picante se llevan muy bien. Esta opción con un toque frutal es ideal para aquellos que no quieren un ardor intenso.

Ingredientes:

  • 2 mangos maduros
  • 1 chile rojo
  • 1 pimiento jalapeño
  • 1 cebolla
  • 4 cdas. de jugo de limón
  • 1 cda. de sal

Procedimiento:

  1. En una procesadora o licuadora, añadir el mango hasta que quede un puré. 
  2. Pasar la mezcla de mango a un bowl y reservar.
  3. Picar la cebolla, el chile y el jalapeño.
  4. Añadirlos al mango junto con el jugo de limón y revolver para integrar.
  5. Guardarlos en un contendedor cerrado y refrigerar hasta su uso.

Podés leer: 3 recetas para festejar que el picante prolonga la vida

2. Salsa de tomate picante

Ideal para pastas, pizzas o como dip para nachos. La clásica salsa de tomate que te va a dejar un picor intenso en la boca.

Ingredientes:

  • 2 chiles
  • 225 gr. de tomate en lata
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cdas. de vinagre de vino
  • 70 ml. de agua
  • 1 cda. de orégano
  • 1 cda. de comino
  • 1 cda. de azúcar

Procedimiento:

  1. Cortar los chiles y las cebollas en mitades y ponerlos en una procesadora o licuadora.
  2. Añadir el tomate, el vinagre, el agua y los condimentos.
  3. Procesar hasta que la salsa quede uniforme y los ingredientes se hayan integrado. 

Cómo hacer salsas picantes

Podés leer: 8 beneficios de la cúrcuma para la salud

3. Salsa sriracha

Una de las salsas asiáticas más populares del mercado, hecha en tu casa y 100% natural. Esta salsa tarda un poco más en hacerse, ya que se debe llevar a cabo un proceso de fermentación que dura tres días. Esto permite que los sabores se concentren. 

Ingredientes:

  • 150 gr. de chiles rojos
  • 3 dientes de ajo
  • 30 ml. de vinagre de arroz 
  • 100 ml. de agua
  • 30 gr. de azúcar
  • 1 cda. de sal

Procedimiento:

  1. Lavar los chiles y sacarles las semillas.
  2. Cortarlos por la mitad y ponerlos en una procesadora o licuadora.
  3. Añadir el ajo y el vinagre y triturar hasta que quede un puré.
  4. Conservarla en un contenedor cerrado a temperatura ambiente por tres días, sin que le de luz.
  5. Transcurridos el período de fermentación, agregar la salsa en un bowl junto con el agua, el azúcar y la sal.
  6. Integrar los ingredientes y llevar a fuego bajo.
  7. Cocinar por 10 minutos o hasta que se espese. Si está muy densa, se le puede añadir agua hasta obtener la consistencia deseada. 

4. Salsa de mayonesa picante

Una opción ideal para condimentar hamburguesas o sandwiches.

Ingredientes:

  • 4 chiles serranos
  • 1 cda. de sal
  • 1 taza de mayonesa
  • 2 cdas. de salsa picante envasada (opcional)

Procedimiento:

  1. Picar los chiles serranos.
  2. Pasarlos a un bowl y agregarles sal a gusto.
  3. Añadir la mayonesa y la salsa picante y mezclar.
  4. Refrigerar en un contenedor cerrado. Se puede hacer hasta tres días antes de consumirla.

5. Salsa brava

Un clásico de la gastronomía española, ahora en tu mesa. La receta perfecta para las auténticas papas bravas. 

Ingredientes:

  • 300 gr. de tomate triturado o en lata
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cda. de pimentón picante
  • 300 ml. de caldo de verduras
  • 15 ml. de vinagre
  • 1 cda. de azúcar
  • sal y pimienta a gusto

Procedimiento:

  1. Picar el ajo y la cebolla en trozos pequeños y sofreír en una sartén con aceite de oliva a fuego suave.
  2. Dejar cocinar hasta que estén tiernos, aproximadamente tarda 10 minutos.
  3. Añadir el pimentón y la pimienta y remover.
  4. Agregar el tomate, el caldo de verduras y el vinagre.
  5. Salpimentar a gusto.
  6. Subir a fuego medio y cocinar durante 20 minutos aproximadamente, o hasta que la salsa adquiera una consistencia espesa.
  7. Triturar la salsa y colarla. Este paso puede realizarse con una procesadora o licuadora.
  8. La salsa puede servirse caliente o fría. En caso de no usarla inmediatamente, se debe dejar enfriar antes de guardarla en la heladera.

 

Si te gustaron estas recetas no dejes de mirar el mundo de delicias que tenemos en nuestra sección de Sabores.