Cuál es el mejor aceite para cocinar: 6 opciones para tus recetas

Los aceites son beneficiosos para la salud, pero no todos pueden usarse de la misma forma. Te contamos cuál es el mejor aceite para cocinar.
cual es el mejor aceite para cocinar

Ya sea para saltear, freír o condimentar, el aceite es un elemento imprescindible en la cocina. Sin embargo, solemos escuchar información errónea sobre este ingrediente. Y por miedo a las grasas y a pasarnos de calorías, terminó adoptando una mala fama. Por supuesto, el aceite es grasa que proviene de frutos o semillas. Pero estas grasas, en su medida, también son parte de una alimentación saludable. Entonces, ¿cuál es el mejor aceite para cocinar

Cuál es el mejor aceite para cocinar

Actualmente hay varias opciones de aceites en el mercado, lo que nos permite expandir nuestros horizontes culinarios. Pero no todos los aceites son adecuados para todos los tipos de cocciones o preparaciones. Además, no hay un tipo de aceite vegetal que sea más o menos saludable que otro, ya que todos aportan la misma cantidad de calorías. Para saber cuál es el mejor aceite para cocinar, hay que tener en cuenta algunas cosas.

Grasas saturadas e insaturadas

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, hay cuatro tipos de grasas:

  1. Grasas monoinsaturadas
  2. Grasas poliinsaturadas
  3. Grasas saturadas
  4. Grasas trans

Las monoinsaturadas y poliinsaturadas se reconocen como grasas saludables. Pueden  ayudar a mejorar el colesterol si se utilizan en lugar de las grasas saturadas y trans, que provienen de los animales.

Son una fuente de energía y ayudan al cuerpo a absorber las vitaminas. Estas provienen de fuentes vegetales como el aguacate, los frutos secos, las olivas y los aceites vegetales. Por ende, si se consumen en la medida correcta, pueden ser muy favorables para nuestra salud.

Punto de humo

La clave para saber qué aceite usar es el punto de humo. Según Mayo Clinic, “es la temperatura a la que el aceite comienza a humear y a descomponerse”. Pasado ese punto, el aceite perderá su valor nutritivo y tendrá un gusto amargo. 

Los aceites con un punto de humo alto, es decir, que aguantan temperaturas altas, son perfectos para frituras y salteados. Como el aceite de sésamo, de maní, de canola y de oliva.

 Aquellos con un punto de humo bajo, como el aceite de linaza, son mejores para aderezos y salsas. Sin embargo, hay algunos que, por su versatilidad, pueden usarse tanto en temperaturas altas como bajas. Por ejemplo, el aceite de oliva, que es bueno para freír alimentos o condimentar ensaladas.

Tipos de aceites

Aceite de oliva

Además de ser uno de los aceites más populares y deliciosos, muchos estudios han resaltado sus numerosos beneficios para la salud. Tiene una gran cantidad antioxidantes y ácido oleico omega 9, una grasa monoinsaturada que reduce el colesterol. Además, es un aliado muy versátil en la cocina. 

Los aceites de oliva refinados tienen un punto de humo elevado y resisten temperaturas de hasta 240 °C. Por lo tanto, son ideales para freír, hornear y saltear. Los aceites de oliva extra vírgenes, sin embargo, tienen un punto de humo más bajo y son mejores para condimentar ensaladas o rociar en comidas. Estos tienden a ser de mejor calidad y tienen un sabor inigualable.

cual es el mejor aceite para cocinar

Podés leer: El aceite de oliva protege contra el cáncer de mama

Aceite de girasol

Uno de los aceites más utilizados en la cocina. Es barato, se consigue en cualquier supermercado y tiene un sabor neutro que no agobia los platos y es perfecto para pastelería. Además, es fuente de vitamina E, un antioxidante que protege al organismo de daños en los tejidos y órganos. Su punto de humo es alto, por lo que es adecuado para cocinar a altas temperaturas.

Una de sus contras, sin embargo, es que contiene ácidos grasos omega-6. Si se consumen en exceso, fomentan la inflamación del cuerpo.

Aceite de canola

El aceite de canola proviene de las semillas de la canola, una planta que crece hasta 1,5 m. y produce flores amarillas. Tiene un sabor neutro y un punto de humo alto, lo que lo hace ideal para varios usos: pastelería, horneados y frituras

Es el aceite vegetal con menor cantidad de grasas saturadas, lo que lo hace beneficioso para la salud del corazón. También tiene el mayor contenido de grasas omega-3 y es fuente de vitamina E. 

Aceite de coco

El aceite de coco adquirió gran popularidad en los últimos años y es común encontrarlo en dietéticas y hasta en algunos supermercados. Este aceite tiene una textura sólida a temperatura ambiente y se obtiene prensando en frío la pulpa del coco. 

Si bien tiene un alto porcentaje de ácidos grasos saturados, su composición fomenta el aumento del colesterol HDL, es decir, el colesterol bueno. Además, tiene antioxidantes y es anti inflamatorio. De todos modos, no es recomendable usarlo en grandes cantidades por su contenido de grasas saturadas. 

Puede usarse en sopas, salsas, horneados e incluso en postres. Eso sí, si estás pensando en probar el aceite de coco, asegúrate de que sea virgen y prensado en frío.

Podés leer: Propiedades del aceite de coco para la piel

Aceite de sésamo

Si bien es un poco más difícil de conseguir, tiene un sabor único. Se utiliza mucho en la cocina asiática y, al igual que el aceite de oliva, no tiene un proceso químico. No es conveniente usarlo para fritos, peroes una buena opción para woks o condimentar ensaladas.

Aceite de palta o aguacate

Además de ser un fruto delicioso, la palta tiene numerosos beneficios para la salud. El aceite de aguacate puede ser un poco más difícil de conseguir y más caro, pero es una opción rica en grasas monoinsaturadas y antioxidantes. Su punto de humo es alto, por lo que puede usarse en cocciones de altas temperaturas como frituras.

Te puede interesar: