Historia y receta de la rosca de Reyes

El chef Lucas Marti Boldrini nos acerca la súper receta para que podamos saborear una excelente rosca de reyes

Ya llegan los reyes y no puede faltar el roscón… Es el último esfuerzo de las comilonas navideñas.

El roscón del día de reyes, se cree que poco tiene que ver con los tres nobles llegados de oriente al pesebre de Belén

Está íntimamente relacionado con las Saturnales romanas, fiestas paganas en honor a Saturno, con la cual los romanos festejaban el alargamiento de los días luego del solsticio de invierno. En estas celebraciones se consumían unos panes redondos o con forma de rosca que tenían frutos secos como higos, dátiles y miel.

En su interior se introducía un haba seca y a quien le tocaba era nombrado rey de reyes por un día

En la actualidad esta tradición persiste en España y en casi todos los países hispanohablantes, aunque no son los únicos que mantienen costumbres similares. También Francia, Portugal e Italia tienen por costumbre consumir este dulce para estas fechas.

Podemos comprarlo ya en casi cualquier lugar, pero el chef Lucas Marti Boldrini, como imaginarán, prefiere hacerlo. De todas maneras si piensan comprarlo él recomienda que lo hagan en una pastelería artesanal. El paladar lo agradecerá.

Ingredientes: Roscón de reyes – 15 porciones

Ingredientes para la masa impulsora:

  • 200 gramos de harina de repostería
  • 130 ml de agua
  • 6 gramos de levadura fresca de panadería

Ingredientes para la masa:

  • 300 gramos de harina de repostería
  • 120 gramos de azúcar
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharadita de café de sal fina
  • 3 cucharadas soperas de ron negro
  • 5 cucharaditas de café de agua de azahar
  • 110 gramos de mantequilla a punto pomada
  • Ralladura de 2 naranjas, solo la parte de color

Ingredientes para el relleno:

  • 700 cm3 de nata para montar
  • 170 gramos de azúcar glass
  • Esencia de vainilla, cantidad necesaria

Ingredientes para el decorado:

  • Fruta escarchada surtida, cantidad necesaria
  • 50 gramos de almendras fileteadas

Pasos:

  1. En un bol o cuenco amplio ponemos la leche tibia, como para un biberón,  en la cual habremos diluido previamente la levadura.
  2. Tamizamos la harina y mezclamos hasta obtener una masa suave.
  3. Tapamos con film y dejamos reposar en un lugar cálido, unos 20/22°, durante al menos 5 hs.
  4. En la amasadora ponemos la masa impulsora y añadimos de a poco la harina finamente tamizada, el azúcar, el ron, la ralladura de las naranjas, recordar solo la parte de color, el agua de azahar, los huevos previamente batidos con la sal.
  5. Amasamos por 10 minutos a aproximadamente, a media velocidad, transcurrido este tiempo añadimos la mantequilla y amasamos otros 10 minutos.
  6. Sacamos de la amasadora y llevamos a una mesa ligeramente aceitada estiramos con las manos hasta formar una lamina delgada. Cuando tenemos esto tomamos la masa desde un extremo y la vamos replegando sobre si misma desde todos sus lados hasta obtener un bola.
  7. Colocamos en un bol ligeramente aceitado y tapamos con film de cocina, dejamos reposar así unas 3hs en un lugar cálido.
  8. Transcurridas las 3hs llevamos al frigorífico y dejamos allí toda la noche para que la masa haga un reposo. A la mañana siguiente, sobre la mesada ligeramente aceitada pondremos la masa. Estará mas compacta y algo mas dura que el día anterior.
  9. Vamos a tomar el bollo de masa con ambas manos y con los pulgares iremos abriendo el hueco central del roscón. Tenemos que obtener un hueco central de unos 20 cm de diámetro, pero con cuidado de que la masa quede pareja y no queden partes demasiado finas para que el horneado sea homogéneo.
  10. Colocamos el roscón en una bandeja con papel de hornear para que el roscón haga el ultimo fermentado. Si el horno no tiene función fermentación podés precalentar el horno a 40°, nunca más para no quemar las levaduras, y luego apagarlo. En el piso del horno ponemos un bol con un poco de agua hirviendo, la idea es generar un atmósfera cálida y húmeda para el mejor desarrollo de los fermentos.
  11. Metemos la bandeja y dejamos fermentar unas 5hs, con la precaución de que cada hora iremos renovando el agua del bol por más agua hirviendo para que siga soltando algo de vapor y mantenga una humedad constante dentro del horno.
  12. Pasado el tiempo de fermentación retiramos del horno el roscón y el bol donde teníamos el agua. Precalentamos a 190°.
  13. Pintamos todo el roscón con huevo batido con una pizca de sal y decoramos con la fruta escarchada cortada en laminas no muy finas, y espolvoreamos con las almendras fileteadas
  14. La cocción la hacemos sin la función ventilador. Cocinamos a 190° por unos 5 minutos, luego bajamos a 175° para seguir la cocción de 20 a 25 minutos más aproximadamente. Si vemos que se dora demasiado podemos taparlo con papel de aluminio.
  15. Una vez cocido retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando este frío con un cuchillo filoso vamos a partirlo al medió y dejar que se termine de enfriar bien en el interior.
  16. Mientras vamos a preparar la crema chantilly para el relleno. En un bol ponemos la nata bien fría, el azúcar y unas gotas de esencia de vainilla. Batimos hasta que la nata este montada y en su punto con cuidado de no pasarnos para no hacer una mantequilla dulce.
  17. En una manga pastelera vamos a poner la crema chantilly y rellenamos el roscón, antes de cerrarlo con la mitad superior nos aseguramos de poner las figuritas (el rey y otras sorpresas) y el haba envueltas en film de cocina. Cerramos con el corte superior.
  18. Colocamos en una bandeja y ya estará listo para esperar a los invitados.

Foto: Chef Cristina Ramos

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!