Provoleta rellena a la parrilla: una bomba de sabor

Es la gran compañera del buen asado. Te contamos cómo convertirla en un plato inolvidable.
cómo hacer provoleta rellena

La provoleta es la compañera ideal que comemos después de la picadita y antes del asado. Muchas veces compartimos 1 entre 2 comensales. Hoy te vamos a contar cómo hacer una riquísima provoleta rellena para chuparse los dedos.

Receta de provoleta rellena

Es una receta muy sencilla y rica a la vez. Podés adaptar el relleno con diferentes verduras para tener una opción vegetariana.

Ingredientes

  • Provoleta (queso provolone cortado en rodajas de un dedo de ancho).
  • Salchicha parrillera.
  • Cebolla de verdeo.
  • Tomates cherry.
  • Ajo.
  • Aceite de oliva.
  • Orégano.
  • Pimentón.
  • Provoletera.

parrillada

Podés leer: Cómo hacer asado: trucos para asar bien y errores que debés evitar

Paso a paso: cómo hacer provoleta

  • Para empezar, vamos a cocinar las verduras y asar las salchichas, ya que luego la provoleta se hará demasiado rápido, por lo que debemos tener todo listo previamente.
  • Colocamos las salchichas en la parrilla, siempre a fuego medio, de quince a veinte minutos por lado.
  • Una vez listas, las retiramos, y cuando estén tibias las cortamos en finas rodajas y las reservamos para luego rellenar la provoleta.
  • Salteamos la cebolla de verdeo previamente picada, pero solo la parte blanca, el
    cebollín; la parte verde la picaremos cruda para utilizarla luego.
  • Junto con el cebollín saltearemos los tomates cortados en mitades o en tres, con un poco de aceite y poca sal, y cuando estén suaves los retiraremos del fuego y dejaremos enfriar.
  • Ahora sí, es tiempo de cocinar la provoleta. Pueden utilizar una provoletera o hacerlo directamente en la parrilla, pero esto último no es del todo simple.
  • Colocaremos un poco de agua en la provoletera y la llevaremos a la parrilla a fuego bien fuerte; una vez que el agua comience a burbujear pondremos la provoleta. Calculen unos cinco minutos antes de darla vuelta y cocinen por otros cinco minutos agregándole un poco de pimentón.
  • Cuando esté lista, colóquenla en una tabla y comiencen a rellenarla: en una de las mitades van la salchicha cortada, los tomates, la cebolla cocida y llevaremos la parte verde de la cebolla de verdeo. A todo este relleno lo pintaremos con una mezcla de aceite y ajo picado (el famoso aceite de ajo), y luego cerraremos la provoleta y la rociaremos con un poco de orégano para darle el toque final.

Ya está todo listo para que puedan disfrutar con sus amigos y familiares. ¡Una deliciosa entrada a puro sabor!

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!