5 recetas con semillas de girasol

Las semillas son muy buenas para el organismo porque contienen aceites vegetales, calcio y mucha fibra. Compartimos recetas con semillas de girasol.
como preparar la chia

Las semillas de girasol son un alimento muy versátil y una alternativa mucho más económica que las almendras, o el resto de frutos secos que suelen tener un costo elevado. Además poseen muchas propiedades beneficiosas para la salud. Por eso hoy te traemos 5 recetas con semillas de girasol.

semillas de girasol cómo consumirlas

No te pierdas esta nota: 11 propiedades de la semilla de girasol

Recetas con semillas de girasol

Muchas semillas hacen bien a nuestro organismo porque aportan muchos nutrientes, aceites buenos, calcio, minerales, fibra y nos dan energía. A veces solo se nos ocurre ponerlas en ensaladas o yogures, pero la realidad es que se pueden hacer muchas recetas incluyendo semillas. Te contamos cómo consumirlas.

Milanesas de Merluza con semillas de girasol

Esta receta, además de incorporar pescado que es tan saludable para nuestro organismo, es apta para celíacos porque no contiene gluten. Y las semillas serán el ingrediente que se utilices para el apanado.

Ingredientes:

  • 6 Filet de Merluza.
  • Semillas de Girasol: 1 taza y media.
  • Almendras: 1/4 de taza.
  • Semillas de sésamo: 2 cucharadas.
  • 3 Huevos.
  • Sal y pimienta a gusto.
  • Orégano a gusto.

Preparación:

  1. El primer paso es procesar o licuar las semillas de girasol, con las de sésamo y las almendras, hasta obtener una harina gruesa. Colocá la mezcla en una bandeja o fuente y salpimentá a gusto. Este será tu ingrediente para el apanado.
  2. En un bowl, batí 3 huevos con orégano, sal y pimienta a gusto.
  3. Introducir los filetes de merluza de a uno en el bowl con la mezcla de huevos, y luego apanar de cada lado en la bandeja con las semillas molidas. Ayudate con un tenedor o directamente con las manos para que se pegue bien la mezcla de semillas.
  4. Colocar las milanesas ya armadas en una placa para horno previamente untada con aceite o con rocío vegetal.
  5. Cociná las milanesas a fuego alto en el horno hasta que se dore de ambos lados.
  6. Podés freírlas pero si buscamos una cocción más saludable el horno es la mejor opción.

tabule de quinoa

Además podés leer: Tabule: cómo hacer este delicioso plato de origen sirio

Pan con semillas de girasol

Este pan no lleva harina de trigo, por lo que también es apto para celíacos o personas que están cuidando su peso. Es súper fácil de elaborar y sale riquísimo. Una vez que lo pruebes lo vas a querer volver a preparar.

Ingredientes

  • Semillas de girasol peladas 250 gramos.
  • Huevos 4.
  • Manteca 20 gramos.
  • Polvo de hornear 1 cucharadita.
  • Sal a gusto.
  • Semillas de girasol, de sésamo y de chía, cantidad para decorar (opcional).

Preparación

  1. Como primer paso encendé el horno para ponerlo a calentar.
  2. Luego empezá triturando las semillas en una licuadora o procesadora, hasta que quede como una harina.
  3. Agregale la cucharadita de polvo para hornear y la sal, dale unas vueltas en la licuadora para que se mezcle y pasá la preparación a un bowl.
  4. Poné a derretir los 20 gramos de manteca, y añadilo a la mezcla junto con los 4 huevos. Si querés hacerlo más saludable podés reemplazar la manteca por aceite de oliva o de girasol media taza.
  5. Mezclá todos los ingredientes muy bien, y volcalos en un molde previamente untado con aceite líquido o en aerosol.
  6. La cantidad va perfecta para un molde tipo budinera de 26 cm por 10 cm.
  7. Antes de meterlo en el horno ponele las semillas elegidas como opcional y cocinalo en horno a 180 grados durante 20 a 25 minutos aproximadamente.
  8. El delicioso olor enseguida va a darte la pista que se está cocinando bien. Miralo cada tanto para que no se queme. Porque como siempre pasa los tiempos de cocción pueden variar según el tamaño del molde y el tipo de horno.
  9. Una vez listo pinchalo con un palito de madera o cuchillo y si sale sin limpio ya está listo tu pan de semillas de girasol para compartir en familia tanto en el desayuno como en la merienda.

recetas con semillas de girasol

Podés leer también: Salud y sabor: cómo hacer pan sin harina y con semillas

Crema de Girasol

Muchas veces buscamos otras opciones además del queso crema para untar las tostadas en el desayuno o hacer unas bruschettas a la hora de una picada. En algunos países se consume mucho la mantequilla de maní al punto de ser tendencia entre quienes hoy eligen una alimentación natural. El tema es que el maní a veces puede resultar un poco pesado a la hora de digerirlo. Por eso pensamos en compartirte esta receta de una pasta cremosa elaborada con semillas de girasol.

Ingredientes

  • Semillas de girasol 2 tazas.
  • Sal y pimienta a gusto.
  • Aceite de Oliva 2 cucharadas. (Opcional).
  • Aceite de Coco 2 cucharadas. (Opcional).

Preparación

  1. Para hacer esta pasta de girasol poné las semillas en una placa con papel manteca o rociada con aceite vegetal. Tratá que no queden encimadas, así te asegurás que todas se tuesten bien.
  2. Llevá la placa al horno a 175º C por aproximadamente por 20 minutos. Movelas cada tanto para que se tuesten parejas y controlá que no se quemen.
  3. Cuando tienen apenas un color dorado ya empiezan a emanar un aroma exquisito que va a perfumar toda tu cocina.
  4. Retiralas del horno y dejá que se enfríen bien.
  5. Luego ponelas en una procesadora o licuadora, primero se va a formar una harina, un granulado y poco a poco una masa hasta lograr una textura bien cremosa y suave.
  6. No necesitás agregar nada porque las semillas van largando con el calor su propio aceite y así se va formando la pasta.
  7. Cuando creas que ya lograste formar una crema de textura cremosa, podés saborizarla con un chorrito de aceite de oliva, sal, pimienta.
  8. Si querés jugar más con los sabores en lugar de aceite de oliva agregale unas cucharadas de aceite de coco. Queda riquísima.

Se conserva afuera de la heladera en un frasco esterilizado y hermético por varios meses.

recetas con semillas de girasol

También podés leer: Salsa de palta para untar: una receta fácil y rica

Trufas de girasol

Las trufas o croquetas son grandes aliadas a la hora de preparar algo rápido para almorzar o previo a una picadita. Pero podemos hacerlas bien saludables. También podés hacer una buena cantidad y siempre tenerlas listas en la heladera para la colación o merienda de la tarde. Esta receta no lleva cocción.

Ingredientes

  • Semillas de girasol 1 taza.
  • Semillas de zapallo 1 taza.
  • Semillas de lino 1 taza.
  • Semillas de chía 2 cucharadas.
  • Almendras 1/4 taza (opcional).
  • Coco rallado 2 cucharadas.
  • Canela 1 pizca.
  • Ralladura de piel de naranja o limón.
  • Pasta de almendras o de girasol si tenés preparada 3 cucharadas.
  • Agua o leche de coco o de almendras 2 cucharadas.
  • Aceite de coco 3 cucharadas.

Preparación

  1. Para esta receta también necesitamos usar la licuadora o procesadora. Poné a licuar todas las semillas y las almendras hasta obtener una harina y pasalas a un bowl.
  2. Agregale el resto de los ingredientes y mezclá bien hasta que se integren. Luego con la ayuda de las manos amasá hasta formar un bollo.
  3. Ahora tomá pequeñas cantidades para formar bolitas y colocalas en una bandeja.
  4. Cuando las preparaste todas, llevalas a la heladera por al menos 30 minutos.
  5. Pueden conservarse en el freezer y cuando las quieras consumir las retirás 5 o 10 minutos antes para que tomen temperatura ambiente.

semillas de girasol como consumirlas

Podés leer: Cómo hacer granola casera y aprovechar sus beneficios

Pizzetas de semillas de girasol y quinoa

Son súper fáciles de hacer, no llevan horno, porque en la sartén se cocinan perfecto y quedan bárbaras.

Ingredientes

  • Semillas de girasol 1 taza.
  • Quinoa bien lavada 3/4 taza.
  • Clara de huevo 1.
  • Aceite de Oliva 3 cucharadas.
  • Agua 3 cucharadas.
  • Ajo picado 1 diente.
  • Cebolla picada bien chiquita 1. O también podés usar cebolla deshidratada 2 cucharadas.
  • Sal y pimienta a gusto.
  • Cúrcuma y pimentón dulce a gusto.

Opciones para la cubierta

  • Podés hacer una clásica salsa de tomate natural bien condimentada con orégano, queso fresco o port salut, aceitunas cortadas verdes y negras.
  • Salsa de tomate, zanahoria rallada, queso de máquina y al retirarlas de la sartén varias hojas de rúcula rociadas con aceite de oliva, sal y pimienta.

Preparación

  1. El primer paso es empezar el día anterior, es el único trabajo que tiene esta receta. Después es súper fácil de hacer.
  2. Lavá muy bien la quínoa, como lleva un intercambio de agua de hasta 7 veces es que debés sí o sí empezar por ahí. Una vez que no salga nada de espuma, ya está apta para consumir. Luego la ponés en un recipiente con agua y la reservás.
  3. Las semillas de girasol también lavalas 1 vez y ponelas en un recipiente con agua.
  4. Al día siguiente las colás y las ponés en la licuadora junto al agua, el aceite y el ajo y lucuá hasta formar una masa.
  5. Una vez lista pasa la masa a un recipiente y le agregás la clara de huevo y todos los condimentos que elegiste, mezclá todo muy bien.
  6. Para armar las pizzetas tomás trozos de masa, hacés primero unos bollitos y luego los aplastás estirando con la mano. Si querés podés usar un palo de amasar.
  7. Cocinalas de ambos lados en una sartén untada con aceite de oliva.
  8. Cuando las dás vuelta le ponés la cubierta que más te guste y dejás que los quesos se derritan.
  9. Si ponés hojas frescas o brotes hacelos cuando las hayas retirado de la sartén.
  10. Las vas a adorar. Quedan súper crocantes.

semillas de girasol como consumirlas

También podés leer: Una pizza exquisita con masa de zanahorias y sin harina

Si te interesó esta nota, podés leer mucho más sobre alimentación saludable: