Cómo cuidar el medio ambiente: pequeños grandes gestos

Escuchamos hablar de cambio climático, de contaminación, de energías que se agotan. Es momento de involucrarnos. Cómo podemos proteger nuestro planeta.
desventajas de la energia solar
MercadoLibre

Presentado por Ideas Mercado Libre. By Buena Vibra Branded Content

Como nunca antes, la tierra que habitamos nos pide que hagamos una pausa y reflexionemos sobre cómo el hombre la fue dañando a lo largo de los años, deteriorando los recursos que ponía a disposición de nuestra vida. El Planeta da señales y nos dice que tiene menos agua, peor aire, más calor… Y que nos necesita para garantizarle un buen hogar a las generaciones que vienen. Es hora de escuchar y aprender cómo cuidar el medio ambiente para sumar el granito de arena que nuestro “hogar” nos reclama.

tipos de reciclaje

Podés leer: Cómo reciclar y cuidar el medioambiente

Día Mundial del Medio Ambiente

El 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente para convocar una mirada compasiva y comprometida con el mundo que habitamos. La fecha, establecida por la Organización de Naciones Unidas en 1972, invita a reflexionar sobre cuán integrados estamos a la naturaleza y lo mucho que dependemos de su buena salud y su cálido hospedaje.

Si tomamos conciencia sobre el impacto ambiental y nos convertirnos en agentes activos de un desarrollo sustentable y equitativo, podremos garantizar un futuro más próspero y seguro para las generaciones que nos siguen.

Qué contamina el medio ambiente

Muchas acciones del hombre amenazan los recursos naturales, generan contaminación y aceleran un cambio climático perjudicial para la vida en la tierra. La basura, la polución, la destrucción de la capa de ozono, la superpoblación, la reducción de las áreas verdes, el uso desmesurado de los terrenos de cultivo, la tala de bosques, los vehículos, los deshechos tóxicos…

Cuesta imaginar cómo podemos cambiar este proceso desde nuestras posibilidades personales, pero hay pequeños gestos y hábitos cotidianos que podemos implementar hoy mismo.

usos de la energia solar

Podés leer: Cómo ahorrar energía en casa: gastá menos y cuidá el Planeta

Cómo cuidar el medio ambiente

Si bien se eligió un día para elevar la voz mundial en torno al tema y si bien hay problemas que nos exceden, tenemos maneras personales y cotidianas de involucrarnos en la conservación del medio ambiente todos los días. Cada pequeño gesto se suma a una movida mundial que se propone frenar y revertir el daño que le causamos a esta tierra que tanto nos da.

Todo suma. Algunos consejos para cuidar el medio ambiente:

  • Comprometete con la separación de residuos y la limpieza de los espacios públicos en tu barrio o comunidad.
  • Si no sabés o no podés reciclar, aprendé a clasificar los residuos para que se puedan reutilizar materiales y objetos: cómo reciclar y cuidar el medioambiente.
  • Sumá verde. Si podés, plantá árboles. Y cuidá todas las formas de vegetación que puedan aumentar los niveles de oxígeno de los espacios privados y comunes.
  • Usá más transporte público. En lo posible, trasladate caminando o en bicicleta: podés ver tipos de bicicletas: opciones y modelos para cada necesidad.
  • En todos tus consumos, dentro de lo posible intentá comprar productos reutilizables. Cada vez hay más oferta y a precios más accesibles.
  • Doná lo que no necesites. Permití que las cosas que ya no usás tengan oportunidad de seguir circulando.
  • Evitá las bolsas y plásticos.
  • Imprimí lo menos posible. Y tratá de usar los dos lados de las hojas de papel. Tratá de recurrir al papel y cartón reciclado.
  • Utilizá baterías recargables. Podés ver usos de la energía solar que podés aprovechar hoy mismo.
  • Cerrá bien las canillas. No desperdicies. Reducí los litros de agua que consumís en casa.
  • Apagá las luces que no necesites y ahorrá energía en todo lo que puedas: cómo ahorrar energía eléctrica y bajar la factura de luz. Aprovechá la luz natural todo lo que puedas.
  • Dejá de usar lámparas incandescente y pasate a lámparas led u otras bombillas de bajo consumo. No sólo permite controlar y disminuir el gasto doméstico sino que, en términos ambientales, reduce la utilización de fuentes de energía sucia (nucleares, térmicas, etc).
  • Desconectá los electrodomésticos y aparatos eléctricos que no estés usando. Aunque no lo creas, consumen energía y esta pequeña acción (o la utilización de enchufes con botón de encendido y apagado general) puede ahorrarte hasta un 20% en tu factura eléctrica.
  • Tratá de aumentar el consumo de productos orgánicos. Podés probar con una huerta en casa, aun si vivís en un departamento. Cultivando tus propias frutas y/o verduras no sólo ahorrarás dinero y te alimentarás mejor sino que tendrás mayor conciencia de los ciclos naturales y de la importante del cuidado de los recursos. Recordá usar fertilizantes naturales.
  • Seleccioná mejor los productos de limpieza que usás en casa. Reducí o eliminá los que estén elaborados con productos potencialmente tóxicos o contaminantes. Lo ideal es recurrir a opciones biodegradables o animate a fabricar tus propias versiones caseras. No es complicado.

clasificación de residuos

Podés leer: Por qué es importante reciclar: entre todos, por el mundo

Tecnología y medio ambiente

Es claro que el desarrollo tecnológico ha tenido un impacto ambiental enorme, con costos altísimos para el planeta. El desarrollo industrial, las grandes ciudades, la contaminación creciente y el calentamiento global, entre otros factores, han sido los peores enemigos de la naturaleza desde hace décadas.

Sin embargo, no hay duda de que la innovación científica y técnica serán fundamentales para salvar el medio ambiente y para reducir el impacto del cambio climático, generando nuevas fuentes de energía y ayudando a reemplazar los procesos de producción lineales por estrategias vinculadas a la economía circular, con eje en la reutilización de elementos que hasta hace pocos años se consideraban desechos.

Es lo que engloba el concepto de desarrollo sostenible, que busca sostener y hasta aumentar la producción de bienes y servicios mientras reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua o energía.

Es importante comprometerse. Si no lo intentamos, las próximas generaciones se verán seriamente afectadas por la contaminación ambiental y todos los daños colaterales que la misma genera: escasez de recursos, catástrofes naturales, desplazamientos masivos, mayor pobreza, mayor desigualdad, peor calidad de vida… Podemos frenarlo. Podemos involucrarnos. ¡No esperes más! El momento es ahora.

Podés leer: Consumo responsable: un camino de la preocupación a la acción

Te puede interesar: 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!