Upcycling, la “nueva-antigua” técnica de convertir la basura en algo útil

Algunas ideas para que puedas implementar el upcycling en casa

Nuestros abuelos hacías upcycling. Claro que ellos no lo sabían, pero eso no les importaba. Aún así estaban convencidos que pocas cosas eran para mandarlas directo a la basura, la mayoría de sus objetos obsoletos o ya usados podían recuperarse y transformarse con un poco de imaginación en otra cosa.

Si bien en ese entonces la intención era netamente económica y buscaba ahorra un dinero para la familia, hoy la principal intención, además de la de no malgastar el dinero, tiene que ver con reducir la cantidad de basura que producimos, atrapados en la rueda del consumo y de lo descartable.

El upcycling, también conocido como supra-reciclaje, consiste en la transformación de residuos o productos viejos en otros productos de igual o mayor calidad y, a la vez, permite dar un uso distinto a los objetos.

De esta manera, los consumidores logran nuevos productos y se ahorran dinero. El medio ambiente también lo agradece: los residuos y el gasto de materias vírgenes se reducen y se da una vida más larga a los productos.

La palabra upcycling vio la luz a mediados de los años noventa de la mano del ingeniero alemán Reiner Pilz. Poco después, el belga Gunter Pauli tituló así uno de sus libros. Sin embargo, no fue hasta la publicación de la obra ‘De la cuna a la cuna. Rediseñando la forma en que hacemos las cosas, de William Mc Donough y Michael Braungart, que el concepto se asentó.

TerraCycle es la primera compañía que ha apostado por llevar a gran escala esta idea. Creada en 2001 en Estados Unidos, sus productos, como mochilas a partir de bolsas de bebida o estuches y cometas con envoltorios de galletas, son cada vez más solicitados. Sus responsables los venden en grandes supermercados o en otros países como Brasil, Méjico y Reino Unido.

Además de sus originales diseños, otro de los secretos del éxito de TerraCycle es un sistema de colaboradores que beneficia a todas las partes: sus usuarios agrupan los desechos que serán los próximos productos suprarreciclados, la empresa les paga por ellos y, de paso, la contaminación se reduce.

Pero sin ir tan lejos, lo bueno detrás de esta movida es que todos podemos sumarnos y no cuesta nada, al contrario, hasta podemos ahorrar algún dinero. La cantidad de basura que arrojamos cada día puede reutilizarse de un modo u otro y transformarse en originales piezas, más bonitas y ecológicamente más valiosas.

A nivel individual, todos podemos convertirnos en expertos en upcycling y crear nuestros propios diseños en casa o en la oficina. Te damos aquí algunas ideas para copiarlas o inspirarte:

  • Usar una escalera como biblioteca:
  • Convertir sillas viejas en un ropero:
  • Usar una rueda de bicicleta para hacer un reloj:
  • Usar tablas de skate para armar una mesa de juegos para chicos:
  • Usar viejos libros como estantes:
  • Usar una vieja batería para armar una gran lampara colgante:

 

  • Convertir un viejo instrumento en una estantería:

 

  • Usar viejas herramientas para armar ganchos de colgar: 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!