Tiene 17 años y dio a luz en la calle ante la indiferencia de todos

Ciertas condiciones culturales pueden resultarnos chocantes, especialmente cuando afectan en forma directa a nuestra sensibilidad, aunque cerca nuestro haya casos similares, pero que al desconocerlos, al no verlos, pasan desapercibidos y pareciera que no hubieran existido nunca. Algo así como “ojos que no ven, corazón que no siente”.

Pero sin embargo, el caso de esta chica de 17 años alcanza niveles tan altos de indiferencia y falta de empatía que nos deja estupefactos.

Cuatro meses hacía que una jovencita vivía en la calle, en Jharkhand, India. Su odisea comenzó cuando le contó a su pareja que estaba embarazada. Como no estaba dispuesto a tenerlo, la dejó. La familia también la abandonó. No podían tolerar que no estuviera casada y estuviera a punto de tener un bebé.

En esas condiciones comenzó a sentir fuertes contracciones el pasado lunes. Fue a un hospital, pero también allí la rechazaron. Dijeron que no podían aceptar a una menor de edad sin un tutor legal.

En esas terribles condiciones, desesperada y despreciada por todo un sistema, la joven se desplomó en la calle y, sin la ayuda de nadie, dio a luz. Varios minutos pasó sola en el piso, tratando de cubrir a su bebé, que aún tenía unido el cordón umbilical. La gente pasaba a su lado y no hacía nada.

Todo fue así hasta que una persona de 50 años que transitaba por la zona se percató que su ropa estaba llena de sangre y vio que el cordón umbilical aún estaba atado al bebé. No dudo en alertar sobre la situación y buscar ayuda.

La joven fue auxiliada por algunas mujeres, quienes alquilaron un mototaxi para trasladarla al hospital, donde la directora la admitió a ella y a la recién nacida. La misma directora pidió disculpas, y aseguró que sólo habían dos enfermeras en el centro de salud, que en ese momento se encontraban atendiendo el parto de gemelos, y no pudieron ayudar a la joven.

“Estaba en un estado miserable. Temblaba y era incapaz de levantar y abrazar a su bebé. Los vehículos pesados ​​pasaban, pero no tenía fuerzas para echarse a un lado”, contó  Om Prakash Sharma, el hombre que la socorrió en primer lugar.

La joven madre fue trasladada con su bebé a un refugio de mujeres, Mahila Suraksha Griha, en Jharkhand y están en buen estado de salud.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!