Vivir en comunidad con amigos: jóvenes refundaron un pueblo abandonado

Fraguas es un antiguo pueblo del norte de la provincia de Guadalajara que lleva más de 40 años abandonado. Este pueblo fue la base de prácticas militares. Sus casas y sus calles quedaron destruidas y reducidas a ruinas. Así se lo encontraron los jóvenes que decidieron salir de la ciudad en la que habitaban e iniciar una vida autosuficiente y en comunidad gestionando los recursos de modo colectivo.

Ellos conformaban dos grupos pequeños, de apenas un puñado de jóvenes cada uno, que en el año 2013 andaban buscando lo mismo: un pueblo abandonado en las cercanías de Madrid para establecerse e iniciar una nueva vida en el campo. Un guarda forestal los puso en contacto y sobre la pista de Fraguas, aldea deshabitada del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara.

También podés leer: Bhután, el país donde la felicidad es más importante que el dinero

“Nos quedamos allí porque nos gustó. Porque estaba claro que el sitio era un lugar preciosísimo antes, ubicado en un entorno favorable, con agua de manantial, tierras buenas en la cara sur y casas protegidas del viento del norte”, explica Isa, una de las jóvenes que iniciaron su nueva vida en Fraguas y le dieron también una nueva vida al lugar.

Pero no todo ha salido como ellos esperaban, especialmente cuando las autoridades de la región tomaron conocimiento del caso. Es que los jóvenes fueron acusados y llevados a juicio por presunta usurpación, daños y un delito contra la ordenación del territorio por rehabilitar la aldea.

También podés leer: Cómo y por qué esta mujer australiana lleva un año sin usar dinero y es más feliz

Entre todos ellos, según informa el periódico 20 minutos de España, suman hasta 26 años de prisión (cuatro años y seis meses cada uno) y 27.000 euros de fianza. Esta cantidad sale del cálculo de lo que costaría tirar abajo las tres casas que han levantado durante estos cinco años con mucha ayuda y con materiales y técnicas tradicionales (madera, piedra y adobe).

“Estamos conscientes de que esta no es nuestra propiedad, pero aún así estamos firmemente convencidos que lo que estamos haciendo es positivo”

Guadalajara es una de las provincias más deshabitadas de España. Apenas 2 habitantes por kilómetros cuadrado. Pero las autoridades de Castilla-La Mnacha no quieren que el espacio sea habitado nuevamente. Ellos explican que el pueblo se encuentra hoy en un espacio público, en un monte que es propiedad del Estado y que fue declarado Parque Natural.

También podés leer: Cuatro pasos fáciles que podés dar hoy hacia la felicidad

Finalmente, los seis imputados por la Junta de Castilla-La Mancha por repoblar Fraguas, este pueblo abandonado en la Sierra Norte de Guadalajara, han sido condenados a un año y seis meses de cárcel y a una sanción de 16.380 euros.

Además, deberán pagar la demolición de las casas que han ido levantando de las ruinas en los últimos cinco años. La Junta será quien valore el coste final de esas tareas de demolición. Si los seis condenados se niegan a pagar o no son capaces de reunir el dinero, la pena aumentaría a un total de tres años de cárcel, lo que les obligaría a ingresar efectivamente en prisión.

De todos modos, los condenados van a recurrir la sentencia ante la Audiencia Provincial de Guadalajara. Los jóvenes juntaron más de 60.000 firmas que avalan su tarea y sostienen que ellos van a resisitir al desalojo y a la demolición.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!