9 consejos para reconocer y lidiar con personas tóxicas

A todos inevitablemente nos ha tocado lidiar alguna vez con gente tóxica. Y en menos o mayor medida, hemos sentido de lleno el impacto de sus acciones. Debemos tener algo en claro: Ser capaz de detectar su comportamiento perjudicial es el primer paso para minimizar su impacto.

Puede que no seamos capaces de cambiar lo que hacen, pero lo que si podemos hacer es lo que hacemos nosotros con ellos, frente a ellos. Podemos controlar nuestras emociones y no la de ellos. Entender esto es básico para poder hacer pie ante las situaciones angustiantes que una persona tóxica suscita.

gente-toxica-6_opt

Podemos cuestionar su “hipersensibilidad”, sus reacciones excesivas, su tendencia a malinterpretar. Hay un montón de cosas que las personas tóxicas hacen para manipular a las personas y situaciones a su favor. Aquí hay algunas de ellas. Conocerlas nos permitirá estar mejor preparados para evitar caer bajo su influencia:

1) Intentan mantenernos en vilo tratando de saber que les pasa.

Van a estar completamente radiantes un día pero al siguiente nos estaremos preguntando que hemos hecho que les molestó. Casi con seguridad, al preguntar qué pasó que están así,  la respuesta probablemente sea “nada” . Pero alcanza un suspiro de resignación,  una ceja levantada, o un leve movimiento de hombros para que todo estalle por el aire.

Lo preciso aquí es dejar de tratar de complacerlos. La gente tóxica pretende que su entorno tome medidas extraordinarias para mantenerlos contentos. Si comprobamos que nuestros intentos no funcionan o no son duraderos, tal vez es hora de parar de hacer favores. No somos responsables de los sentimientos de nadie más. Si se ha hecho algo sin saberlo, lo correcto es hablar de ello y si es necesario, pedir disculpas. En cualquier caso, no deberíamos tener que andar adivinando.

2) Manipulación sesgada.

La gente tóxica tienen una manera sutil de enviar el mensaje a su ambiente que se les debe algo. Esto es particularmente común en los lugares de trabajo o relaciones en las que el equilibrio de poder está fuera de nuestro alcance. Tenemos que tener en claro que si no se siente como un favor, no lo es.

gente-toxica-3_opt

3) No se hacen cargo de sus propios sentimientos.

En lugar de ser dueño de sus propios sentimientos,  van a actuar como si los sentimientos fueran de la otra persona. Se llama proyección, ya que ponen en el otro lo que realmente les pasa a ellos.. Por ejemplo, alguien que está enojado pero no tomará la responsabilidad por ello tomará la actitud de decir que los demás están enojados con él. Podría ser tan sutil como, “¿Estás bien conmigo?” O un poco más filoso  “¿Qué pasa que estuviste de mal humor todo el día?”

Es probable que allí se inicie un círculo vicioso de explicaciones y justificaciones del que es muy difícil salir y al cual es mejor ni siquiera entrar. Así que para evitarlo hay que ser muy claro con cuales son los sentimientos de cada uno. Si se siente como si uno tuviera que defenderse  a sí mismo demasiadas veces contra acusaciones o preguntas que no encajan, es posible que se trate de una proyección.

4) Van a ponernos en una situación de elección constante

Regularmente se van a poner en una posición donde la otra persona tenga que elegir entre ellos y algo más, y claro, siempre se sentirá obligado a elegirlos. La gente tóxica va a esperar hasta que haya un compromiso para desarrollar el drama. “Si realmente te preocupas por mí entonces no irías al gimnasio y pasarías tiempo conmigo” El problema con esto es que nunca será suficiente. Pocas cosas de estos planteos serán realmente importantes, lo más probable es que puedan esperar.

5) Van a estar presentes en una crisis, pero  nunca jamás comparten la alegría.

Van a encontrar razones para que las buenas noticias no sean buenas noticias. Los clásicos: Si se trata de un ascenso o un aumento de suedo encontarán que “El dinero no es tanto para la cantidad de trabajo que va a tener que hacer” Si te vas  de vacaciones: “Bueno, justo esta semana  va a ser mucho calor, ¿Seguro que vas a ir?” No debemos permitir que amnacen nuestra alegría con sus expresiones. De todos modos no hace falta la aprobación de nadie para estar contentos.

gente-toxica-5_opt

6) Van a dejar una conversación sin terminar  y desaparecer.

No van a atender el teléfono. No van a responder mensajes de texto o correos electrónicos. Y mientras estás enviando un mensajes de voz puede que te encuentres juzgando la conversación que generó el conflicto o el argumento que vas a esgrimir una y otra vez en tu cabeza, tratando de adivinar el estado de la relación, preguntándote lo que has hecho les molestó, o inclusive si no les pasó algo y por eso no contesta.

La idea es tratar de solucionar el problema. Eso no quiere decir que vayamos a solucionarlo, por supuesto, pero por lo menos hay que tratar. Tomarlo como una señal de su inversión en la relación si te dejan “colgado” por un buen tiempo.

7) Usan palabras no tóxicas con un tono tóxico.

El mensaje podría ser bastante inocente pero el tono transmite mucho más. Algo así como: “¿Qué has hecho hoy?” Puede significar cosas diferentes dependiendo de la forma en que se dice. Esto podría significar cualquier cosa, desde “Seguro que no hiciste nada, como de costumbre” a “Estoy seguro de que tu día fue mucho mejor que el mío. El mío fue horrible, solo cargado de trabajo”. Y cuando uno le explica que el tono no es apropiado, responden que “Solo te preguté que hiciste hoy”. Lo cual es cierto, pero claro, sabemos que no lo es.

gente-toxica-4

8) Traerán detalles irrelevantes en una conversación.

Cuando se está tratando de resolver algo importante para uno, la gente tóxica traerá detalles irrelevantes enunciado hace cinco argumentos atrás. El problema con esto es que antes de que uno se dé cuenta, se está discutiendo sobre algo que se hizo hace seis meses. Y encima está uno tratando de defenderse a sí mismo en lugar de tratar con el problema en cuestión. De alguna manera, parece que la cosa siempre termina en lo que se le ha hecho a ellos.

9) Son críticos pero no aceptan ni siquiera sugerencias

Casi todo lo hacemos mal para ellos, pero lo importante para reconocer a la gente tóxica es que ellos se van a asegurar de hacérnoslo saber. Ellos juzgan y toman como un golpe a su autoestima si  nosotros le hacemos una sugerencia o le indicamos que cometió un error.

gente-toxica-2_opt

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!