10 formas sencillas de estar siempre en movimiento

Nos movemos mucho más de lo que pensamos. Simple guía para estar atento y mantener un estilo de vida activo en el día a día.

No importa la edad que uno tenga, siempre es necesario llevar un estilo de vida activo porque permite mejorar significativamente la salud. La Organización Mundial de la Salud sugiere que los adultos de entre 18 y 64 años realicen, al menos, una hora y media de actividad física por semana.

Los bondades que aporta incorporar este hábito son muchas y pueden obtenerse sin la necesidad de volverse un súper atleta especializado.

La pregunta es: ¿Cómo empezar? ¿Cómo llevar adelante un estilo de vida más saludable con todas las exigencias y responsabilidades que supone la vida cotidiana?

Leé más: Actividad física para adelgazar: por qué es clave en el mantenimiento del peso

Por ese motivo, la licenciada Sabrina Arbelo, integrante del equipo de Actividad Física del Centro Terapeútico Dr. Máximo Ravenna comparte 10 actividades que forman parte del “todos los días” de cualquier persona para que esta tarea te sea mucho más sencilla.

Estirarse al despertar

Aunque parezca algo sin mucha importancia, estirarse y desperezarse ayuda a comenzar el día aumentando los niveles de energía.

Pasar menos tiempo sentados

La clave para este punto en pensar en actividades cotidianas que las hacemos sentados y podríamos hacerlo parados. Algunos ejemplos son las filas en los supermercados o mientras hacemos un trámite, o mientras hablamos por teléfono. Son buenas opciones para romper con el sedentarismo y activar el organismo.

También sabemos que existen muchos trabajos en los que se debe pasar mucho tiempo sentado, pero en esos casos lo mejor es activar una alarma en el celular y cada un cierto período de tiempo pararse y estirar las piernas y los brazos.

Podés leer: 7 razones para que adoptes ya mismo el saludable hábito de caminar

Existe una aplicación llamada “Tu Pausa Activa”, desarrollada por el Ministerio de Desarrollo Social y la Secretaría de Salud, donde a través de distintos videos explican cómo incorporar ejercicios fáciles de movilidad y estiramiento.

Dejar de lado el ascensor

Optar por las escaleras fijas es mucho mejor que usar el ascensor o las escaleras mecánicas. Puede ser un hábito que lleve más tiempo modificar ya que solemos estar cansados y apurados, pero el cuerpo se termina acostumbrando y puede sumar mucho ejercicio al final del día. Esta actividad es una de las aeróbicas más efectivas que existen.

Preferí caminar o usar la bicicleta para moverte

En muchos países del mundo se promueve el uso de bicicletas y de la caminata como signos de desarrollo y de promoción de la salud.

Europa en bicicleta

Leé más: Viajar en bicicleta por Europa: las mejores ciudades para recorrer en 2 ruedas

Hacerlo y adoptarlos como hábito permite disfrutar del ejercicio diario de una manera agradable, al mismo tiempo que ayuda a ahorrar dinero, a disminuir la ansiedad y el estrés producido por el tráfico, ayuda a mantener el cuerpo saludable y mejora la movilidad de la ciudad y cuida el medio ambiente.

Salir a tomar aire

Para este punto es bueno poder identificar momentos del día en los que se pueda salir a dar una caminata, como por ejemplo después del horario del almuerzo en el trabajo. Se pueden caminar algunas cuadras y regresar más activo y con más energía para terminar la jornada; reunirse con amigos en un parque, tomar el café caminando, caminar al supermercado y cargar las compras de regreso a casa son rutinas sencillas que ayudan a estar en actividad.

Pasear a tu perro

Muchos estudios han demostrado que las personas que tienen perros como parte de su familia tienden a ser físicamente más activas. Quienes tengan la posibilidad de adoptar uno, no solamente le estarán dando un hogar a una criatura que lo necesite, sino que este nuevo integrante de la familia se convertirá en una motivación más para salir de casa y disfrutar un paseo por el parque.

Podés leer: Deportes para practicar con tu perro

Cuidar tus propias plantas

Para los amantes de las plantas, armar y cuidar de huerta propia puede ser una opción genial para sumar mayor variedad y calidad a la alimentación, de manera que sea más saludable y también mantener altos los niveles de actividad física semanales. No hay excusas, actualmente existen varios modelos de huertas urbanas para espacios reducidos que son muy fáciles de hacer. Es una actividad que también va a mejorar tu concentración y autoestima ya que serán alimentos cosechados en casa y por uno mismo. Eso generará una gran satisfacción y alegría.

Te puede interesar: Cómo hacer una huerta orgánica en casa

Suena la música y tu cuerpo no se lo quiere perder

Sabemos que la música es el ingrediente infaltable a la hora de motivarnos a movernos. No necesariamente debemos ser expertos bailarines, sólo hay que dejarse llevar y perder la vergüenza.

La tecnología puede ayudarnos

Cada vez hay más aplicaciones disponibles que facilitan el acceso a entrenadores virtuales, planes de entrenamiento de diferentes intensidades, contador de pasos y de calorías, entre otras. “Google Fit” es una de ellas y está desarrollada en base a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Podés leer: Las mejores aplicaciones para entrenar en cualquier lado

Consejo extra: que el ejercicio sea sinónimo de alegría y bienestar

La clave está en cambiar la actitud y la perspectiva. Es importante ver al ejercicio como un momento para divertirse, liberar estrés y aprovechar para desconectarse de la rutina. Cuando logremos tomarlo de esa manera, será mucho más fácil cualquier cambio de hábito que nos propongamos.

horoscopo fin de semana

Quizás puede interesarte: Los jóvenes en Holanda son los más felices del mundo: cuáles son las claves de su bienestar

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!