10 prácticas avaladas por la ciencia que nos ayudan a cuidarnos mejor

A menudo ignorado pero totalmente necesario, el “autocuidado” o “cuidado personal” se refiere a cualquier acción o comportamiento que al poner en práctica nos ayude a evitar problemas de salud (como aumentar el riesgo de problemas cardíacos debido al exceso de estrés, por ejemplo) y nos beneficie ayudándonos a mejorar nuestra salud mental y física.

Estos comportamientos ayudan a proporcionar equilibrio en un mundo cada vez más plagado de fuertes estímulos desconcertantes. El cuidado personal constituye una parte esencial de un estilo de vida saludable que nos mantiene sanos, felices y más en sintonía a nuestras mentes y cuerpos.

Cómo alcanzar el bienestar emocional

El cuidado personal también se asocia a veces con el egoísmo y el comportamiento perezoso e indulgente. Esta mentalidad puede hacernos sentir culpables por pensar que debemos tomarnos un descanso de nuestras vidas para hacer algo que, en pocas palabras, nos haga sentir mejor. Pero ignorar nuestras necesidades tiene algunos efectos secundarios peligrosos: nos hace más propensos a enfermarnos y puede empeorar las afecciones existentes, por no mencionar el costo emocional de nunca tomar un descanso.

Tengamos un plan de acción

Como el cuidado personal es una cosa muy individual, no hay una receta establecida sobre cómo o cuándo hacerlo. Dicho esto, los profesionales de la salud mental recomiendan tomar al menos 20 minutos al día para hacer algo por nosotros mismos, lo cual nos parece razonable.

Hemos reunido algunas estrategias que ayudarán a reducir el estrés, aumentar la felicidad y mejorar la salud. Practicar cualquiera de estos items de autocuidado (o cualquier otro que se le ocurra) diariamente, semanalmente o incluso un rato, se traducirá directamente en una mejora de nuestra calidad de vida.

Caminar o correr: qué es mejor para el corazón

  1. Salir

Salir de la comodidad de tu hogar es una excelente manera de mejorar la salud mental y física. Similar a la meditación, pasar tiempo al aire libre beneficia al cerebro. Otra investigación sugiere que estar afuera en la naturaleza también nos hace sentir más vivos. Incluso vivir en un área con más espacios verdes (es decir, parques y jardines, aunque sea en el balcón) se asocia con una mayor satisfacción con la vida.

  1. Probar un entrenamiento al aire libre

Considerá llevar tu sesión de ejercicios físicos a la naturaleza también. La investigación muestra que entrenar en el aire libre aumenta la salud mental y puede disminuir la tensión, la ira y la depresión.

  1. Respirar los olores correctos

Sabemos que las técnicas de respiración pueden ayudarnos a relajarnos. Pero la forma en que respiramos puede ser tan imprtante como aquello que estamos respirando. Si bien los beneficios de la aromaterapia se debaten aún, la investigación sugiere que los aromas cítricos, en especial el aceite esencial de naranja, pueden ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, y el romero puede estimular la memoria.

  1. Estresarse menos

Todos sabemos que el estrés es realmente malo para nuestra salud. La investigación sugiere que el estrés puede ser contagioso, y cuanto más estresados ​​creemos que estamos, peor puede ser para la salud de nuestro corazón. Pero entre el trabajo, las relaciones, la familia y cualquier otra cosa que la vida nos arroje, es difícil no sucumbir a esta sensación. Debemos tomarnos un rato para generar hábitos calmantes, que van desde beber té hasta practicar la relajación progresiva, para mantener a raya al monstruo del estrés.

  1. Ser consciente

Centrarse en el presente, sin juzgar cómo nos sentimos y qué pensamos, puede ser una práctica tanto liberadora como saludable. Los estudios demuestran que relacionarse con nosotros mismos a través de la atención plena (mindfulness) reduce el estrés y la depresión, nos ayuda a vernos a nosotros mismos bajo una luz más real e incluso puede ayudar a evitar que nuestras mentes vaguen sin fin por problemas o situaciones angustiantes.

  1. Meditar

La meditación es una prueba de que no toma mucho tiempo ponerse a trabajar por nuestra salud. Tan solo unos minutos para calmar la mente pueden ayudar a aliviar el estrés. Otros beneficios derivados de esta práctica habitual son la estabilidad emocional, y algunas investigaciones sugieren que meditar podría incluso mantener a raya algunas enfermedades de estación. Sus beneficios continúan incluso cuando no estamos meditando.

3 maneras simples para ayudar a los chicos a vivir mindfulness

  1. Comer más frutas y verduras

Agregar más frutas y verduras a nuestro plato es una excelente manera de practicar el autocuidado durante todo el día. La investigación muestra que comer bayas aumenta la salud del cerebro, mientras que el pimiento evita el Parkinson. Y en caso de que necesitemos otra razón para cargar con la bondad de la naturaleza, consumir al menos cuatro porciones de frutas y verduras por día podría hacernos más felices.

  1. Tener sexo

Hay toneladas de cosas increíbles sobre el sexo, incluso aparte de la forma en que nos hace sentir. Ayuda a reducir el estrés e incluso puede aliviar el dolor de migraña, y eso solo por nombrar solo algunos de sus beneficios para la salud.

  1. Convertite en un ratón de biblioteca

Leer es realmente bueno para nuestra salud. La investigación sugiere que la lectura de forma regular mantiene la mente aguda a medida que envejece, y leer ficción en particular nos ayuda a ejercitar la creatividad y a tener una mente más abierta. Abrir un libro también puede mejorar el sueño y hacernos más empáticos.

  1. Reírse en voz alta

Hay una razón por la que las personas dicen que la risa es “la mejor medicina”: La risa beneficia nuestra salud mental y física, especialmente cuando se combinan con el ejercicio: mira una película divertida o una comedia en televisión.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!