5 ejercicios sencillos para entrenar la memoria

Así como el físico se entrena para conservarse saludable, también existen una serie de ejercicios que permiten mantener una memoria sana

Factores como el estrés, el cansancio o algunas carencias vitamínicas afectan directamente a nuestra capacidad de concentración. Por eso dedicar un promedio de 15 minutos diarios para realizar alguno de los ejercicios que te detallamos a continuación es suficiente para contribuir con la salud de tu memoria. Animate y empezá a entrenar.

  • Aprender o estudiar algo nuevo

Uno de los entrenamientos más efectivos para la mente es incitarla a superar nuevos desafíos. Estudiar un nuevo idioma, aprender a tocar un instrumento o investigar sobre cualquier otra cosa que te apasione o resulte de tu interés obligará al cerebro a salir de su zona de confort debiendo poner en funcionamiento diversas regiones de la mente.

  • Jugar para tener una mejor memoria

Conservar la buena salud de tu memoria también puede convertirse en una actividad entretenida, dado que existe una amplia variedad de juegos que pueden actuar como buenos entrenadores. Los crucigramas, los Sudokus o los puzzles son algunos de los juegos capaces de lograr este cometido.

  • Alimentación

Nuestro cerebro consume el 20% de la energía de nuestro organismo, por lo tanto, no es exagerado afirmar que la alimentación tiene mucho que ver con nuestra capacidad para memorizar. La glucosa, proteínas y ácidos grasos son el combustible para nuestro cerebro, así como las vitaminas B y E, el omega 3, el magnesio y el zinc.

  • Ejercicio físico

Con la actividad física, aumenta la oxigenación de nuestro cerebro, el corazón bombea sangre más rápido y se distribuye mejor por todo el cuerpo, incluido el cerebro. Además, muchos estudios confirman que el ejercicio físico continuado aumenta los niveles de una molécula llamada BDNF, que aumenta la capacidad de nuestro cerebro para adaptarse al entorno y se logra una mayor plasticidad cerebral. Si optás por disciplinas como zumba o baile, que requieren seguir una coreografía, trabajarás también la coordinación y la capacidad de atención, así como la memoria.

  • Leer

Leé como mínimo durante 15-20 minutos al día: Pueden ser novelas, ensayos, libros de historia, … Lee aquello que más te guste, ya que así te será más fácil crear el hábito. Si además lees libros de desarrollo personal para aprender o mejorar habilidades, estarás matando dos pájaros de un tiro.

Fuentes: AulaPlaneta / Universia / La Vanguardia

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!