Aprendé a no preocuparte por lo que no podés controlar

Para vivir una vida plena sin tantas preocupaciones, es clave saber cuáles son las cosas que podés controlar y cuáles no.
bienestar

Tal como dicta la premisa de Epicteto: “no preocuparse por aquello que no se puede controlar”, implica que hay que dejar de angustiarse por las cosas de las que no se tiene control, para poder tomar las riendas de las que sí. Esta ha sido una de las filosofías de vida más enseñadas a lo largo de la historia y se resume en una frase que es utilizada en muchas circunstancias, también llamada como la oración de la serenidad:

“Señor, dame la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar aquellas que sí puedo, fortaleza para alejarme de aquellas que no puedo y la sabiduría para reconocer la diferencia entre ambas.”

Para vivir una vida plena sin tantas preocupaciones, los psicólogos ocupan un rol clave ayudando a sus pacientes a saber cuáles son las cosas que se pueden controlar y las que no.

somatizar ansiedad

Podés leer: Cómo salir de la depresión: claves para sentirte mejor

¿Qué podés controlar y qué no?

El psicólogo Jeffrey S. Nevid trabaja con la terapia cognitivo-conductual, la cual se enfoca en el aquí y el ahora para resolver los problemas. Esta técnica busca darle soluciones al paciente para cambiar esos pensamientos o comportamientos dañinos que tanto los afectan.

Esta terapia propone como premisa que las percepciones y los pensamientos que tenemos tienen una influencia en nuestro comportamiento. En este contexto, el psicólogo Nevid le da diferentes frases a sus pacientes para que puedan reconocer mejor las cosas que no pueden controlar y las que sí. Compartimos algunos ejemplos:

  • No podés controlar las respuestas de las otras personas, pero sí lo que vos decís o haces para responderles.
  • No podés controlar los pensamientos que surgen en tu mente, lo que sí podés hacer es controlar tu respuesta a dichos pensamientos.
  • No podés controlar todo lo que sucede en la vida.
  • No podés esperar que las personas llenen tus necesidades o las pongan antes que las suyas.
  • No podés esperar ser el mejor en todo lo que hacés. Incluso los deportistas más increíbles fallan en algunas ocasiones.
  • No podés controlar lo que los demás piensan de vos, pero sí cómo responder ante la crítica.
  • No podés controlar directamente cómo te sentís, pero sí cómo vas a lidiar con esas emociones y pensamientos que te hacen sentir cosas negativas.

frases de jorge bucay sobre el amor

Podés leer: 10 claves para ser feliz y dejar la tristeza de lado

Los expertos decían que cuando realmente una persona sabe distinguir la diferencia, puede encontrar la fuerza interna para ver la vida desde otra perspectiva. Como dice la oración de la serenidad, la sabiduría llega cuando sabés reconocer aquellas cosas que dependen de tu control y las que no.

  • “Todo lo que escuchás es una opinión, no un hecho”.
  • “Todo lo que ves es una perspectiva, no la verdad”.
  • “Tenés poder sobre tu mente, no sobre los eventos exteriores”.

Date cuenta de esto y encontrarás la fuerza y el bienestar y plenitud en tu vida.

Leé más: 8 hábitos para sentirse mejor y aumentar la felicidad

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!