Caminar 30 cuadras por día podría proteger la salud del cerebro en adultos mayores

Un estudio publicado en la revista Journal of Alzheimer’s Disease reveló que los adultos mayores para conservar la salud en su cerebro, deben caminar varios minutos diariamente.

Un equipo de investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles, Estados Unidos, demostró que los adultos mayores de 60 años que ya tienen dificultades con la memoria, son más capaces de concentrarse si caminan más de 4.000 pasos al día, lo que equivale a 3.2 kilómetros.

La doctora Prabha Siddarth, además de ser la autora del estudio se desempeña como bioestadística en el departamento de psiquiatría y ciencias conductuales del Instituto Semel de Neurociencia y Conducta Humana, y del Centro de Longevidad de la UCLA. Ella explicó “observamos cómo la actividad física afecta al grosor de las estructuras cerebrales y también al rendimiento cognitivo -del pensamiento- de los adultos mayores de 60 años”. También agregó que el grosor cerebral se considera “un marcador temprano y sensible de la salud del cerebro”.

Leé también: Conocé cuál es y cómo realizar el mejor ejercicio para la salud mental

El estudio reveló que en los que caminaban más de 4.000 pasos al día, algunas áreas del cerebro, que se sabe que son esenciales para el procesamiento del pensamiento, eran más gruesas.

Además, los que caminaban más de 4.000 pasos al día mejoraron su funcionamiento cognitivo en relación con aquellos que no lo hacían.

Para explotar los beneficios potenciales que caminar podría brindarle a la salud mental, el equipo se enfocó en trabajar en 26 hombres y mujeres de 61 a 88 años de edad. De la muestra seleccionada, el 70% eran mujeres.

Si bien ninguna de las personas con las que trabajó el estudio sufría demencia, todas mencionaron tener algún tipo de problema o malestar respecto de la memoria.

Durante una semana, todos debieron usar un acelerómetro para rastrear los patrones de actividad.

Luego se dividió a los participantes en dos grupos: uno de ellos caminaba más de 4.000 pasos al día y otro grupo que caminaba menos. El grupo menos activo estaba conformado por personas con una edad promedio de 88 años, mientras que el más activo con un promedio de edad de 68 años.

Leé más: Cuál es la velocidad a la que debemos caminar para vivir más años

Cada uno de los participantes se sometió a una larga prueba de estudios en la salud mental para evaluar las habilidades de memoria, aprendizaje, verbales, la atención y las habilidades al momento de procesar información, la toma de decisiones y la habilidad para ejecutar diferentes tareas.

Los investigadores encontraron que los que caminaban más de 4.000 pasos al día tenían unas medidas cerebrales más gruesas en el área del hipocampo y las regiones circundantes. Colectivamente, unos grosores cerebrales más grandes en esas regiones se han vinculado antes con un mejor pensamiento y una mejor memoria.

En términos de la velocidad de procesamiento de la información, la capacidad de prestar atención y la habilidad de hacer planes y cumplir metas, los del grupo de más de 4,000 pasos también demostraron una ventaja “sustancial” respecto al grupo menos móvil, sostuvo la autora del estudio.

También agregó que no queda del todo claro si caminar más de 4.000 pasos podría mejorar aún más la salud mental y aseguró que “es algo en lo que estamos trabajando, para ver si más ejercicio conduce a más mejora, y también para ver si las medidas del grosor cerebral lo reflejan”, dijo la especialista.

Podés leer: 7 razones para que adoptes ya mismo el saludable hábito de caminar

Los autores del estudio, antes de asegurar cualquier afirmación, sostuvieron que el hallazgo es una asociación, en lugar de una prueba de que caminar a diario en realidad proteja al cerebro.

El doctor Adam Woods, director asistente del Centro de Envejecimiento Cognitivo y Memoria de la Universidad de Florida, se manifestó en relación a este último punto.

“Creo que hay que tener cuidado al interpretar -estos- resultados como causales”, sostuvo el Dr. Woods. Añadió que los hallazgos provienen de un grupo pequeño de personas cuyos patrones de actividad solo se correlacionaron con la función cerebral, en lugar de mostrar que la afectaran.

Woods también apuntó que “ninguno de esos hallazgos es novedoso. Trabajos anteriores han mostrado que las personas con una actividad física más alta tienen diferencias correlacionadas en el volumen cerebral y en el rendimiento cognitivo”.

El Dr. Woods concluyó diciendo que “entonces, por ahora, el estudio no aborda de ninguna forma si la actividad física podría mejorar la cognición y el volumen cerebral”.

Quedará entonces seguir informándose con especialistas de la salud en relación a este tema y a las particularidades de cada paciente.

Quizás te puede interesar: Salir a caminar: el ejercicio ideal para calmar la mente y pensar con claridad

Si te interesó la nota, seguí leyendo: 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!