Cómo adelgazar después de los 50 años

Después de cierta edad adelgazar es más difícil. Conosejos para bajar de peso después de los 50.
Cómo adelgazar después de los 50 años

A medida que pasan los años, se producen cambios en nuestro organismo que, sumados a una frecuente menor actividad física, hacen que sea más difícil mantener un peso saludable. El metabolismo va más lento y perder peso se vuelve para muchos un gran desafío. De todas maneras, hay cambios específicos que podés hacer en tu rutina diaria para adelgazar después de los 50 años.

Algunos de los secretos para perder peso después de los 50 implican recudir ciertas comidas de tu dieta y hacer el ejercicio adecuado. Es un cambio de hábitos que podés encarar hoy mismo y lograr cambios rápidamente

Cómo adelgazar después de los 50 años

Un consejo médico es muy conocido: las dos claves para bajar de peso son reducir la ingesta calórica de la comida y hacer ejercicio. Sin hacer estas dos se te va a complicar mucho el proceso. Especialmente para las personas mayores, ya sea por falta de tiempo o por acostumbramiento, se vuelve muy común el sedentarismo. Esto no solo perjudica en el peso sino también en la salud ya que quienes no entrenan o hacen actividad física son más propensos a desarrollar enfermedades cardiovasculares.

bajar de peso mujeres mayores
Para que sea algo que disfrutes, probá de emprender la dieta o de hacer ejercicio con alguna amiga. Foto de Amauri Mejía en Unsplash.

Podés leer: Cómo bajar de peso y mantenerlo: 10 hábitos simples propuestos por médicos

Adelgazar a los 50

Los consejos más importantes que te vamos a dar para cumplir tu objetivo y que llegues al verano en la mejor forma posible son las siguientes:

1. Encontrar una actividad física que te guste

Ya te destacamos que uno de los elementos esenciales para la pérdida de peso es mover el cuerpo continuamente. Algunas alternativas de bajo impacto para mujeres mayores de 50 años pueden ser: pilates, yoga, zumba, algún baile que te guste hacer, aeróbicos o gimnasia de bajo impacto, caminatas largas y con buen ritmo. Si te animás también podés complementar con pesas o entrenamiento funcional. Pero lo importante es encontrar algo que te guste y disfrutes de hacer, de esa manera no te va a ser una tortura.

2. Consumir alimentos con proteína

Junto al deporte, la alimentación es lo más importante si estás tratando de perder peso. Lo ideal es comer con moderación, pero sobre todo hacer énfasis en alimentos ricos en proteínas. La proteína es importante porque ayuda a quemar grasa y conservar la musculatura. Por eso tener una dieta rica en frutas, verduras, pescado, huevos y legumbres es perfecto para empezar a notar cambios en tu figura.

3. Ser cuidadosa a la hora de elegir snacks

Olvidate de los snacks calóricos como galletas, barras de cereal, o chocolates. Lo mejor que podés hacer es suplantar esos por frutos secos, fruta (no mucha cantidad), barras de cereal o galletas de arroz, así vas a mantener el estómago saciado y consumís menos calorías.

4. No saltearse comidas

Es normal pensar que si dejás comidas de lado vas a llegar a ese peso que tanto deseas, pero esta creencia es incorrecta. Lo que genera a largo plazo es un efecto rebote que hará que vuelvas a aumentar de peso con las próximas comidas que comas. Por eso, sé cuidadosa porque saltearse comidas puede resultar perjudicial para tu salud.

Meditar es una buena manera de alejar el estrés y la ansiedad de nuestras vidas. Foto de Marcus Aurelius en Pexels.

Te puede interesar: Cómo meditar en casa: técnicas y consejos para principiantes

5. Reducir los niveles de estrés y ansiedad

Hay una relación entre el estrés y el aumento de peso. Esto se debe porque cuando uno está nervioso/ansioso es muy común consumir más comida y no ser consciente de ello. Además, el estrés activa la hormona “cortisol”, que está relacionada con la grasa que se encuentra en la cara y en la zona del abdomen. Intentá contrarrestar esto con meditación, reflexión y haciendo cosas que te hagan feliz.

6. Motivate a bajar de peso con otra persona

Si hacés una dieta y ejercicio con una amiga, familiar o conocido, te va a ser más llevadero y motivador el cumplir con todos estos consejos. Además se pueden ayudar mutuamente en los momentos de tentación. También otra cosa que se está haciendo mucho ahora es seguir canales de Youtube o redes sociales de influencers “fit” o saludables, así estarás motivada constantemente.

7. Tener en mente objetivos alcanzables

De nada sirve embarcarse en dietas milagrosas que en cuestión de semanas te generan un efecto rebote ni tampoco hacer una dieta híper restrictiva que te sea un suplicio cumplir. Fijate objetivos que sean razonables, bajar 5 kilos, conseguir disminuir la grasa y aumentar los músculos, disfrutar del proceso e incorporar esos hábitos a futuro.

Incorporá a tu dieta alimentos como frutas y verduras. Foto de Brooke Lark en Unsplash.

Ahora ya sabés los cambios que tenés que hacer en tu vida para ser una persona más saludables y para poder llegar a conseguir tu peso ideal. Tené en mente el último consejo y no te pongas objetivos inalcanzables. Siguiendo todo esto vas a llegar al verano con el cuerpo de tus sueños.

 

Te puede interesar: