Ideas anti-estrés: cómo aprovechar al máximo un día libre

La idea de “vacaciones” a menudo evoca pensamientos de viajes de largas distancias, pero hay opciones mucho más sencillas y de corta duración que pueden ayudarnos a sentirnos igualmente reconfortados

Muchas personas se sienten exhaustas solo pensando en planificar unas vacaciones, decidiendo cómo delegar proyectos importantes o poner el trabajo en “modo espera”, solo para poder pasar unos días libres de estrés. Debido a que esto no siempre resulta sencillo, algunos postergan su descanso, pensando que lo harán cuando su agenda no sea tan exigente, solo para descubrir al final del año que nunca pudieron hacerlo. Por eso, tomate unos minutos, relajate y lee cómo podés hacer para aprovechar al máximo un día libre.

“En mi experiencia como coach de gestión del tiempo y como propietario de un negocio, he descubierto que las vacaciones no tienen que ser grandes para ser significativas para la salud y la felicidad” dice Elizabeth Grace Saunders, coach de gestión del tiempo, empresaria fundadora de Real Life E Time Coaching & Speaking y autora de los libros “Cómo invertir su tiempo como dinero” y “Divine Time Management”.

También podés leer: La felicidad puede aprenderse: los consejos de un catedrático de Harvard

Y agrega que “De hecho, he estado experimentando con la idea de tomar “micro vacaciones” de forma frecuente, generalmente cada dos semanas. Estos pequeños períodos de tiempo libre pueden aumentar mi sensación de felicidad y la sensación de tener “espacio para respirar”.

En un artículo publicado en la Harvard Business Review, Saunders explica que las micro vacaciones son tiempos que requieren el uso de un día o menos de vacaciones. Debido a su menor duración, generalmente requieren menos esfuerzo para planificar. “Y las micro vacaciones normalmente no requieren que coordines a otras personas que cuidan tu trabajo mientras estás fuera”comenta.

Las micro vacaciones pueden ocurrir con mayor frecuencia durante el año, lo que le permite recargarse antes de que se sienta consumido

Para quienes sientan que necesitan un descanso del día a día pero no puede encontrar el tiempo para unas vacaciones prolongadas, Saunders propone cuatro maneras de agregar micro vacaciones a su vida:

  1. Viajes de fin de semana.

“En lugar de limitar las vacaciones a una semana de aventuras, considere un viaje de dos o tres días a algún lugar local. Tengo la suerte de vivir en Michigan, y uno de mis viajes de fin de semana favoritos es conducir hasta el lago Michigan durante un tiempo en una pequeña casa de campo alquilada en la costa o conducir hacia el norte hasta un parque estatal. Especialmente si vives en una zona urbana, viajar incluso unas pocas horas puede hacerte sentir como si estuvieras en un mundo diferente” explica la coach.

También podés leer: Escapadas a Uruguay: disfrutá Montevideo, Colonia y Punta del Este

“Para que el viaje sea lo más refrescante posible, considere tomarse un descanso los viernes para que pueda hacer las maletas, llegar a su destino y hacer algunas cosas antes de que anochezca. Eso todavía te deja con dos días para explorar la zona. Si llega a casa a la hora de la cena del domingo, puede desempacar y ordenar la casa antes de que comience la semana de trabajo” aclara.

“Es posible que el lunes se procesen unos pocos correos electrónicos más de lo normal, pero aparte de eso, sus micro vacaciones no deberían crear grandes acumulaciones de trabajo”

  1. Margen para tareas personales.

“A veces hacer esas cosas más pequeñas que demandan menos tiempo puede hacerte sentir fantástico. Considere tomarse una tarde, o incluso un día completo, para resolver sin prisas todas las tareas que no son de trabajo que realmente desea hacer, pero que le resulta difícil encontrar tiempo para hacerlo. Por ejemplo, piense en esas citas, como cortarse el pelo, cambiar el aceite del auto o visitar al médico. Usted sabe que debe tener estos cuidados pero encontrar el tiempo es difícil con su horario normal” analiza la autora.

También podés leer: Vacaciones: ¿una pausa para descansar o para estresarse?

“O tal vez desee tomarse el tiempo para hacer cosas que siempre posterga, como elegir muebles de patio, desempacar las cajas restantes en la habitación de huéspedes o configurar su cuenta de jubilación. Técnicamente, puede realizar este tipo de tareas durante el fin de semana. Pero si constantemente descubre que no es así, use un día específicamente para quitar parte del peso de la lista de tareas molestas” propone Saunders.

  1. Días más cortos para socializar.

“A medida que las personas envejecen y, en particular, después de casarse, tienden a reducir la cantidad de tiempo que pasan con los amigos. Una forma de encontrar tiempo para socializar sin sentir que está sacrificando el tiempo de su familia es tomarse una o dos horas un día determinado a la semana para reunirse con un amigo para almorzar o reunirse con amigos antes de regresar a casa. Si puede dividir su tiempo de vacaciones en estos pequeños incrementos, un solo “día más corto” podría brindarle oportunidades para conectarse con amigos que de otra forma no vería” dice la especialista.

También podés leer: Los mejores destinos para hacer un viaje con amigos

“Si le cuesta mantener una conversación ininterrumpida con su cónyuge porque sus hijos siempre están cerca, una estrategia similar puede ser útil. Encuentre días en que uno o ambos puedan tomarse un tiempo libre para estar juntos. Una o dos horas más apenas marcarán la diferencia en el trabajo, pero podrían tener un impacto enorme en la calidad de su relación”.

  1. Días remotos para la descompresión.

“Muchas oficinas ofrecen opciones de trabajo remotas durante parte o la totalidad de la semana. Si eso se ofrece y trabajar de forma remota es propicio para su estilo de trabajo y sus tareas, aproveche esa opción”.

Saunders aclara que “Trabajar remotamente no es técnicamente una micro vacacion, pero a menudo puede sentirse como tal. Si tiene un viaje diario de una hora o más por cada sentido, no tener que viajar puede volver a agregar en dos o más horas a su vida que puede utilizarse para las tareas personales o los tiempos sociales mencionados anteriormente”.

También podés leer: La técnica de Harvard para ser más eficiente trabajando desde tu casa

“También, para las personas que trabajan en oficinas que son ruidosas, carecen de ventanas o donde las reuniones son comunes, trabajar de forma remota puede sentirse como un bienvenido respiro. Además, es probable que haga más cosas.

“Otra opción es ir a trabajar por un día a un lugar pintoresco cerca de su casa, también puede darle una nueva sensación de calma a medida que se acerca a proyectos estresantes. Me parece que si estoy trabajando en un entorno precioso, como en un lago, casi se siente tan bien como unas vacaciones” culmina Saunders.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!