Cómo encarar la vuelta de las vacaciones sin estrés

Se acerca el final del verano y debemos retomar la rutina. Cuáles son las claves para hacerlo sin problemas.

La temporada alta de veraneo llega a su fin. Si bien quedan unos cuantos que eligen tomar su merecido descanso en otra época, son muchos los que se ven forzados a retomar sus obligaciones una vez que acaba el primer mes del año.

Leer más: ¿Las redes sociales nos hacen infelices?

Volver de las vacaciones puede resultar más agotador de lo que nos gustaría. Llegamos a la oficina y deseamos estar mirando el mar (o la montaña, según las preferencias de cada uno) en lugar de llenar una planilla de excel.

El panorama cambia cuando ese deseo se convierte en ansiedad, irritabilidad e incomodidad física y deja de ser un sentimiento común para transformarse en estrés post-vacacional. Para evitarlo, los especialistas recomiendan tomar ciertas medidas. Te contamos cuáles son.

Cómo evitar el estrés post-vacacional

Las horas de sueño no son negociables

A la hora de pensar nuestras obligaciones no solemos contemplar las horas de sueño. Se trata de lo primero que relegamos cuando surge un imprevisto y esto no debería ser así. Si no lográs dormir la cantidad de horas recomendadas, es decir, al menos siete, no vas a poder realizar todas tus actividades de manera funcional.

Cuando volvemos de las vacaciones por lo general tenemos nuestros hábitos cambiados y esto hace que sea más difícil dormir en nuestro horario habitual. Para ello, lo ideal es armar un período de readaptación de dos semanas en el cual pensamos la rutina en función del sueño.

Para eso lo ideal es establecer una agenda para ir a la cama y levantarte, apagar los equipos electrónicos y evitar comer demasiado antes de ir a la cama.

Leer más: Las mejores técnicas orientales para evitar el envejecimiento prematuro

Respetar el ocio

Retomar la rutina no quiere decir que tengamos que olvidarnos inmediatamente de todo lo que nos genera placer. Generar espacios de ocio y recreación es importante porque brinda energía positiva, refresca la mente y ayuda a mantener la salud mental a largo plazo.

Una de las cosas que más estrés puede generar al regresar del período de descanso es saber que va a ser difícil encontrar el tiempo para realizar estas actividades. Por eso, a la hora de planear la rutina tenemos que tener en cuenta un período de ocio y recreación diaria.

Hay estudios que incluso sugieren que encontrar este momento puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes e hipertensión, mejorar la salud física, mental y la calidad de vida.

Leer más: ¿Por qué me cuesta bajar de peso si hago ejercicio y como sano?

Las vacaciones cortas ayudan

Tomar períodos cortos de descanso durante el año es una buena forma de no extenuarse y llegar hechos una maraña de nervios a las próximas vacaciones. Aunque las vacaciones puedan resultar reparadoras, 15 días no pueden resolver los estragos que hicimos en nuestra salud mental durante el año y al regresar somos conscientes de que nos encaminamos hacia el mismo final.

Durante los últimos años, ha crecido mucho la tendencia de tomarse pequeñas vacaciones a lo largo del año. Quizá dejar una semana para descansar a finales de mayo y luego volver a vacacionar en enero o cuando nos guste más. Muchas empresas creen que esto además beneficia el rendimiento de sus empleados.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!