Cómo está afectando la cuarentena nuestra salud y cómo revertirlo

El confinamiento tiene consecuencias a nivel físico y psicológico. Te contamos cómo te afecta y cómo revertir los efectos perjudiciales.
familia en cuarentena

Desde hace algunas semanas, millones de hogares están en cuarentena en varios países del mundo. Es la mejor manera de cuidarnos y de cuidar a los demás, sin duda. Pero es importante saber que el confinamiento también tiene consecuencias negativas sobre la salud en múltiples planos y que podemos hacer distintas cosas para revertirlo y llegar bien al momento en que podamos recuperar la normalidad de nuestras actividades.

Podés leer: Qué son los trastornos del ánimo y cómo se tratan

Cómo está afectando la cuarentena la salud

Durante las últimas semanas y fruto del necesario confinamiento, todos hemos visto alterados nuestros hábitos cotidianos. No hay escuelas, la mayoría no salimos a trabajar, muchos turnos médicos se suspendieron, cambió la forma de relacionarnos con los demás, nuestra alimentación, nuestros deportes, etcétera. Es importante saber que, aún en este marco, podemos ocuparnos de cuidar la salud y hasta tomarlo como una oportunidad para planificar nuevos hábitos hogareños.

Te contamos cómo está afectando el confinamiento continuado a nuestra salud y qué podemos hacer para revertirlo.

Sedentarismo, una zona de riesgo

En todo el mundo, la actividad física se ha desplomado durante las últimas semanas. Nos movemos menos y nos vimos obligados a suspender nuestros deportes, lo cual tiene consecuencias complicadas sobre el aparato locomotor y muscular. Según los expertos, la confinamiento genera pérdida de capacidades aeróbicas, incremento de la sensación de fatiga, disminución de la flexibilidad, reducción del gasto calórico, etc.

Podés leer: Beneficios de la actividad física: ganá salud y bienestar

La inactividad continuada (a partir de 10 días) está relacionada con la atrofia muscular y la pérdida de fuerza (de hasta un 13% y 40% en brazos y piernas, respectivamente). Estas consecuencias afectarán en mayor medida a los adultos mayores, que son también los más vulnerables al coronavirus. Por eso es clave encontrar nuevas maneras de ponernos en movimiento, para revertir todos los “daños colaterales” que enumeramos y, sobre todo, porque está más que probado que hacer ejercicio fortalece el sistema inmune y mejora el ánimo.

¿Qué podemos hacer? ¡Muchas cosas! Caminar por casa, hacer clases de gimnasia, yoga, zumba o lo que te guste por Internet o con aplicaciones, poner música y bailar, etc.

Algunas ideas:

Comida chatarra y exceso de calorías

Además de movernos menos, en muchos hogares se ha incrementado el consumo desde dulces, papas fritas, pizzas, gaseosas, cerveza y otros alimentos que no son precisamente “saludables”. Comemos peor y gastamos menos calorías, con lo cual es importante encontrar maneras de cocinar otras cosas y aprender algunos tips de nutrición salubable. Hay recetas muy ricas que podés hacer en casa sin ser un genio de la gastronomía y hasta podés divertirte armando en una maceta tu propia huerta orgánica o probando mezclas de frutas en licuados, jugos y hasta helados de lo más diversos.

Las frutas y verduras son muy buenas para evitar la inflamación y optimizar el sistema respiratorio, además de prevenir problemas digestivos. Los expertos recomienda comer frutas o verduras diarias, desayunar “bien”, sumar legumbres y pescado y tomar mucha agua.

pizza de masa de zanahoria

Podés leer: Una pizza exquisita con masa de zanahorias y sin harina

Para frenar todos estos efectos, enumeramos un montón de consejos que te pueden servir. Revisar el tipo de comida y la ingesta calórica, planificar los menús, evitar los ultraprocesados y grasas y optar por el picoteo sano y los productos frescos son buenas maneras de hacerte bien.

Recordá que una dieta equilibrada no tiene por qué ser aburrida. Hay platos deliciosos que podés probar. Algunas ideas:

lasagna de berenjena

Podés leer: Cómo hacer lasagna de berenjenas en 20 minutos

Depresión y ansiedad: los efectos psicológicos del confinamiento

Además de las consecuencias físicas, el confinamiento continuado incrementa las posibilidades de experimentar ansiedad, insomnio y otras patologías como depresión u otros trastornos del ánimo.

Si bien la fuerza de voluntad no es algo que siempre podamos dominar, es buen momento para cultivarla. Un buen punto de partida es hacer un autodiagnóstico, tratar de identificar qué emociones estamos transitando y qué cosas nos angustian y cuáles nos podrían hacer sentir un poco mejor.

ómo salir de la depresión

Podés leer: Cuarentena y aislamiento: un impacto psicológico que no debemos subestimar

Además, estar encerrados y aburridos nos vuelve más irritables y nos produce abatimiento. Los sentimientos de aislamiento, al mismo tiempo, aumentan el riesgo de sufrir presión arterial alta y reducen la resistencia del sistema inmunológico a las infecciones.

Por eso es clave buscar actividades que pongan nuestro cerebro en acción y que nos ayuden a distraernos y a socializar, compartiendo videollamadas con familiares y amigos, entre otras cosas. Algunas ideas:

tips para dormir rapido

Podés leer: 10 claves para ser feliz y dejar la tristeza de lado

Cuarentena con niños: cómo ayudarlos

Los más pequeños también pueden transitar las semanas de confinamiento de manera más saludable y enriquecedora. Es más, viendo el medio vaso lleno, seguramente podrán aprovechar este tiempo para reforzar el vínculo y profundizar en aquellas cosas que en las urgencias cotidianas pasan de largo, como jugar, ver películas, contar cuentos, cocinar en familia y muchas cosas más.

Si tenés niños, hay muchas tareas y actividades hogareñas que pueden disfrutar juntos.

Podés ver:

Para hacerte bien y para hacerle bien a otros, no te olvides de tener en cuenta algunas cosas más, como llamar a los abuelos u otros adultos mayores que conozcas, pintar mandalas, esforzarte en encontrar maneras de dormir mejor, reforzar tu sistema inmunológico, jugar juegos de mesa, bailar, hacer crucigramas y cualquiera otra actividad que mejore el ánimo y cuide tu salud. Entre todos, con amor y paciencia, podemos encontrar maneras de hacernos bien y salir mejores de esta difícil situación que nos toca enfrentar.

Te puede interesar: