Fjaka: el secreto croata para la felicidad plena

Cualquier parecido con “la fiaca” no es mera coinicidencia

Croacia se ha convertido en uno de los destinos estrella. Ya sea por sus aguas color zafiro, por sus ciudades amuralladas, sus montañas o las exquisitas comidas, la gente o bien ya ha estado y quiere repetir o se muere por vivir por primera vez la experiencia de la fantasía mediterránea.

Los croatas han conseguido formar toda una filosofía de vida en torno a la actitud relajada. Una forma de vivir que no solo abunda en zonas como Dalmacia, sino que ya está comenzando a traspasar fronteras y a atraer turistas. Y quienes hayan pasado un tiempo en la costa dálmata de Croacia sabrán que la zona alberga tradiciones fabulosas y fenómenos interesantes. Uno de esos fenómenos es el Fjaka.

moda hombre

También podés leer: Hoteles “hygge”: una filosofía para disfrutar de los pequeños placeres de la vida

Fjaka es un término de argot para un estado relajado del cuerpo y la mente, puede describirse mejor como la “dulzura de no hacer nada” o estar en un “estado de ensueño”. La gente en Dalmacia valora este estado altamente. A algunos incluso les gusta creer que Fjaka ayuda a curar enfermedades y te hace ver y sentirte más joven.

Ayuda el metabolismo, mejora tu inmunidad, ayuda tu creatividad, tu productividad, tu bienestar, tus relaciones, ¡incluso tu vida sexual!

El poeta croata Jakša Fiamengo lo describe como “una leve inconsciencia, un estado más allá del yo o -si se quiere- profundamente dentro del yo, un tipo especial de inmovilidad general, somnolencia y entumecimiento, un cansancio e indiferencia hacia todas las necesidades importantes y auxiliares, un estupor y una pasividad general en el viaje hacia la nada”.

También podés leer: Lagom, el novedoso estilo de vida escandinavo para ser feliz

¿Qué es fjaka?

Fjaka es para todos porque es natural y muy fácil de practicar. Para entrar en fjaka, los croatas simplemente aconsejan recostarse en un lugar cómodo como por ejemplo, una cama: Relájese y no se mueva. Podés sentarte si preferís. El objetivo es gastar la menor cantidad de energía. Trata de no pensar, porque el pensamiento interfiere con el fjaka.

  • Intenta disfrutar realmente de tu entorno, sea lo que sea: los sonidos, olores y visiones que te rodean. Elegí un lugar hermoso, como la galería o balcón de tu casa, o un lugar agradable (una playa vacía de Dalmacia puede funcionar muy bien) o, si te gustan los sonidos de la multitud, un banco del parque o un lugar acogedor en el medio de un bar del centro ocupado. Dónde vos prefieras o tu cuerpo te lo pida.
  • Si alguien te habla mientras estás en fjaka, podés responder o no. Si alguien trata de distraerte del fjaka, podrías agradecer la oportunidad de salir de ese “limbo” o, si sos un verdadero maestro en el arte del fjaka, simplemente podés ignorarlo y permanecer en el estado que estabas. Fjaka es un estado más flexible que la meditación.
  • Fjaka es para todos porque no se necesitan clases ni aranceles, como es el caso del yoga y la meditación.

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!