La ciencia nos dice que las personas que aman la playa son más felices

Estar cerca de una fuente y/o ambiente más natural te hará sentir mejor que estar rodeado solamente por bloques y carreteras, pero hay estudios que pueden comprobar los beneficios de crecer y vivir junto al mar, en especial para tu salud emocional.

La playa tiene un toque especial, algo, que hace que nuestro cerebro se sienta más relajado inmediatamente al ver mar y arena, más cuando son balnearios o islas paradisiacas, ideales para solo tumbarse en la arena y descansar.

Vacacionar junto al mar o aún mejor, vivir junto a él sin importar si es un lugar lujoso o con menores recursos, ayuda a vivir más feliz y tranquilo. Su sola imagen y saber que el mar está a pasos de uno, sirve de manera terapéutica física y psicológicamente, por eso es que muchos centros de tratamiento tanto de enfermedades como de relajación, buscan la playa como ubicación. No es puro marketing, es real.

La mejor terapia o momento de relajación que puedes tener es caminar por la playa. Además de rodearte de este tranquilizante color, la deliciosa sensación de la arena en tus pies, tal como sucede cuando caminás descalzo por el pasto, te transmitirá una sensación de estar conectado con la Tierra.

Creo que esta es la mejor receta para sentirse feliz, tranquilo y recargar energías.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!