Mindfulness: el arte de elegir la paz en tiempos de miedo y ansiedad

¿Qué es mindfulness y en qué se diferencia de otras técnicas de meditación?

Mindfulness es una práctica meditativa que nos permite recuperar la capacidad de estar presentes, y se diferencia de otras prácticas meditativas porque actúa sobre dos vertientes. En primer lugar, ayuda a recuperar la capacidad de concentrar, calmar la mente. Y, a diferencia de otras prácticas que son puramente de abstracción (concentración), mindfulness va desarmando gradualmente, por acumulación de práctica, la reactividad que está en la mente, y que es el condicionamiento básico que genera estrés, miedo, ansiedad, desregulación, confusión.

¿Cómo involucra esta práctica al cuerpo? ¿Incluye herramientas del yoga o de otras terapias o disciplinas?

La práctica de Mindfulness es una medicina complementaria con evidencia científica, llamada mente-cuerpo. El cuerpo tiene un rol tan importante como la observación de los movimientos de la mente, y se trabaja con movimientos conscientes para ir desatando los nudos del cinturón escapular y pélvico, preparando así la apertura gradual de la columna para recuperar espacios entre vertebra y vertebra. La persona trabaja con presencia, atención pura, escuchando las necesidades y las posibilidades reales del cuerpo. Abrir el cuerpo crea las condiciones para calmar la mente.

El libro señala que vivimos tiempos en que el miedo y la ansiedad han monopolizado nuestra mente. ¿Por qué cuesta tanto encontrar paz y cómo puede ayudar mindfulness?

La paz no se busca y esto es lo que hace difícil encontrarla… ¿Cómo encontrar lo que ya está presente en el presente? La paz está en cada uno de nosotros pero se ha cubierto por múltiples causas. Somos paz. Des/cubrirla es el trabajo personal desde la práctica de mindfulness.

“Como acto reflejo de supervivencia -dice el libro- vivimos atados al pasado y obsesionados con el futuro”. ¿Cuáles son los costos de no estar en el presente, qué nos genera? Si la mente anda por allí y por aquí, ¿dónde queda el cuerpo?

No estar presentes es estar ausentes. Ausentes en lo que nos sucede. LA VIDA NOS SUCEDE MOMENTO A MOMENTO. Es importante diferenciar dos cosas: por un lado, las capacidades maravillosas que tenemos como humanos de ir al pasado, como un banco de datos, e ir al futuro y proyectar, volviendo una y otra vez al presente como único momento en que está desplegándose la vida; por el otro, la dificultar de vivir permanentemente entre el pasado y el futuro sin consciencia del presente. Si es así, el costo que pagamos por ello es no sentir la vida tal cual es, viviendo en un estado de desintegración mente cuerpo, donde el impacto de la desatención crea más y más tensión en el cuerpo.

Clara Badino libro

En mindfulness se habla mucho del juicio y de la compasión. ¿Qué significa?

El juicio crea dualidad. La dualidad crea reacción. La reacción crea tensión, confusión desregulación, separación, división, fronteras donde se libran batallas. El juicio compara, evalúa, saca conclusiones determinantes y rechaza.

La propuesta de la práctica de mindfulness es pasar del juicio al discernimiento. Un espacio de recepción afectiva, simple, saludable, empática, donde desde la compasión puedo diferenciar, distinguir, elegir y decidir momento a momento.

¿Cuánto tiempo nos demanda incorporar estas técnicas?

Los beneficios son proporcionales a la práctica. Se sugiere reacomodar la escala de prioridades y darle a la salud mente-cuerpo el lugar más valioso. Practicar día a día y momento a momento es la propuesta. Al principio con audios, que se irán dejando gradualmente. Dos veces al día, 30 minutos, con prácticas corporales de observación de la mente, y abriéndose a novedosas formas de percibirse y percibir el mundo.

Momento a momento, renovando la intención y el compromiso de recordar. Estar presentes en las acciones cotidianas: bañarse, comer, conducir, cocinar, en la reunión de trabajo, barriendo, poniéndose los zapatos, hablando con otras personas, en el deporte, etc.

¿Minfulness es útil para las personas con fibromialigia u otras enfermedades con mucho dolor físico?

Cuando desde la práctica de Mindfulness se ofrece abordar el dolor de una manera diferente nos referimos al dolor como un fenómeno multidimensional. El dolor físico es interdependiente e interactúa con el dolor psíquico, emocional, sentimental, espiritual.

La innovadora y revolucionaria propuesta es que la persona descubra experiencialmente que cuanto más rechaza el dolor, más aumenta. Empezar a reconocer el dolor como parte de una vida real y diferenciarlo del sufrimiento que está en la mente cuando rechaza el dolor puede hacer descender el nivel de dolor, como está demostrado desde el abordaje de mindfulness aplicado a dolor crónico. El dolor, nos agrade o no, es por momentos parte del hecho de estar vivos, y puede ser una verdadera oportunidad de cambio y transformación.

Para mas información: www.visionclara.org

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!