La clave para perder peso: ritmo circadiano

Hoy en día hay muchísimas teorías para perder peso. Te vamos a contar una que no falla: la del ritmo circadiano. 
Ayuno intermitente: pros y contras

 Quién no habrá escuchado esta célebre frase: “Desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo”. Esto es bastante cierto, pero te vamos a contar algo más.

A qué prestar atención

Lo más importante es que le des relevancia a la hora a la que cenás, es decir, cuando suele ser tu última comida del día. La ciencia probó que la cena de la noche nos engorda más porque no nos movemos tanto y el metabolismo es más lento. Además, está chequeado que si ingerimos alimento muy entrada la noche aumentaremos de peso.

Sin embargo, lo ideal es que le des más lugar a tus circunstancias personales

sobrepeso y cuarentena

Leé también: 8 postres saludables fáciles y ricos

Ritmo circadiano

Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo de 24 horas. Estos procesos naturales responden, principalmente, a la luz y la oscuridad, y afectan a la mayoría de seres vivos.

Son esas dos palabras que pueden hacer un clic para reducir tu peso corporal: ritmo circadiano. Éste es tu reloj corporal, el que determina cuándo tenés hambre y cómo absorbés los nutrientes, entre otros factores. 

La ingesta de alimentos es un factor regulador del sistema circadiano. La mantención de horarios regulares de alimentación podría constituir un factor importante para una mejor utilización metabólica y estabilidad del peso corporal.

Cómo aplicarlo

Lo aconsejable es alimentarse durante un tiempo determinado: entre 8 y 12 horas una vez que te levantes. Hacerlo en otro momento hace que tu cuerpo procese las calorías de forma distinta, es decir, menos eficiente. Esto provoca que aumentes de peso como diversos estudios han determinado.

Ya sea que te levantes temprano porque trabajás presencial o virtualmente y desayunes a las 8 de la mañana, tenés que hacer tu última comida entre las 16 y las 20 horas. Así, podrás disminuir tu peso de una forma muy fácil. 

Como sabemos que ésto es difícil de llevar adelante, te contamos un truco que te puede ayudar.

matcha para adelgazar

Leé también: La vida sin gluten: necesidad o moda

El truco mágico

Al levantarte tomá solo un café. Sí, entendiste bien. Solo, sin azúcar ni leche. Así, si terminaste muy tarde del trabajo o llegaste tarde a tu casa, podés cenar tranquilamente a las 22 horas y agrandar ese tiempo sin comida a la mañana, no ingiriendo sólidos temprano.

Si la cumplís, no solo perderás peso, sino que tu nivel de azúcar en sangre y tu presión mejorarán. De esta forma, tu apetito va a estar más controlado. 

Otros trucos

Te vamos a contar otros infalibles trucos que te harán reducir tu peso.

Infusiones

En el momento que te vas de vacaciones, es probable que no cumplás con este horario, excepto que tengas una gran voluntad.

Quizá te pusiste a ver una película y tenés hambre. Para no tentarse con cosas que complicarían lo que estamos buscando lograr, podés tomarte una infusión. Con esto contarás con dos ventajas: no tendrás ninguna caloría y te vendrá genial al estómago, sacándote las ganas de comer más.

infusiones

Leé también: Cómo hacer milanesas fácil

Huevos

Otro “as bajo la manga” es tomarte un huevo a la noche y de ser posible, cocido y que sea tu última comida. Esto provoca que tu nivel de azúcar en la sangre se mantenga estable la mayor parte de la noche.

Además, los huevos son una increíble opción para que estés en mejor forma. Tienen muchas proteínas, grasas saludables y aumentan tu saciedad, siendo bajo en calorías también. 

Conclusión

Ahora ya sabés los tips que tenés que seguir para estar en mejor forma. Por eso, acordaté de estas dos palabras que te mencionamos antes: ritmo circadiano.

Podés seguir leyendo: