“Bolsas para el perro”: llevate las sobras del restaurante

Convertir un problema en una oportunidad y empezar una revolución cultural: con estos objetivos, se lanzó el proyecto “Doggy Bag – si sobra comeme”, cuyo objetivo es reducir la cantidad de alimentos desechados y estimular un cambio de mentalidad en los dueños de restaurantes y clientes.

El proyecto, llevado a cabo por Comieco (Consorcio nacional italiano de recuperación y reciclado de materiales de embalaje de papel) en colaboración con Slow Food Italia, se reunió con el entusiasmo de Michele De Lucchi y Andrea Kerbaker, quienes coordinaron un equipo de profesionales convocados para transformar la “bolsa para el perro” en un objeto real con diseño de autor. En esta oportunidad se llamaron a los diseñadores Giulio Iacchetti, Matteo Ragni, Chiara Moreschi y Francesco Faccin para que se ocupen del diseño de tres contenedores diferentes para que la gente se lleve lo que no termina de consumir tanto de alimentos como de la bebida que pidió en el restaurante y los ilustradores Olimpia Zagnoli, Beppe Giacobbe y Guido Scarabottolo para que ilustraran estos paquetes.

Al asociarse con Slow Food Italia ya son 75 los restaurantes en Milán y Lombardía involucrados los cuales, a partir de abril, recibirán un kit gratuito de estos contenedores “bolsa para el perro”. Sin embargo, el verdadero papel de liderazgo de este proyecto está reservado para los comensales de los restaurantes, quienes en el conjunto de la demanda “ahorra los residuos”, pueden completar y finalizar la cena pedida la noche anterior e ir esta vez a cenar con amigos agregando solo una botella de vino y mostrando con orgullo su “bolsa para el perro” pero con diseño de autor.

Notas relacionadas:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo