Dormir poco aumenta el riesgo de ACV: técnicas para conseguir un sueño reparador

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera al ACV la segunda causa de muerte a nivel mundial, y la principal causa en la generación de discapacidades ya que una vez que se desencadena las posibilidades de recuperación se reducen por cada minuto que pasa, ya que las neuronas van muriendo progresivamente.

Si bien los factores que influyen en la relación entre la cantidad de horas de sueño y los eventos vasculares son múltiples -por ejemplo la disminución de las defensas, tabaquismo o diabetes-, lo cierto es que para los especialistas hay una causa que es determinante: la apnea del sueño.

acv-2_opt

La neuróloga Julieta Camji señaló que “Sabemos que dormir una cantidad de horas diferente a las recomendadas se relaciona con un mayor riesgo de padecer patologías vasculares y puntualmente accidente cerebrovascular o ACV. El promedio general de horas de sueño es de entre seis y ocho, razón por la cual se estableció que un descanso de siete horas es lo indicado”, señaló

“cada hora de menos que se duerma incrementa la incidencia de eventos vasculares y de mortalidad”.

“La apnea también produce trastornos a nivel del endotelio (tejido que tapiza interiormente el corazón), lo que favorece la formación de trombos y lo que llamamos ‘cambios microvasculares’, es decir en las arterias más chiquitas” aclaró.

La apnea del sueño se refiere a una pausa de respiración que tiene una duración de al menos diez segundos. Apnea obstructiva del sueño se produce cuando los músculos de la parte posterior de la garganta no pueden mantener abiertas las vías respiratorias, a pesar de los esfuerzos para respirar. Otra forma de apnea del sueño es la apnea del sueño central, en la que el cerebro no puede controlar adecuadamente la respiración durante el sueño. La apnea obstructiva del sueño es mucho más común que la apnea central.

La apnea se presenta frecuentemente en personas con sobrepeso u obesidad, así como también en quienes tienen el maxilar inferior corto en relación al superior, algunas particularidades en el paladar o la vía respiratoria y en quienes poseen amígdalas grandes.

Por otro lado, la apnea es frecuente en quienes roncan, ya que el ronquido no es otra cosa que el sonido de la obstrucción: la vibración que genera el paso del aire a una vía estrecha.

Un estudio reciente publicado en la revista Journal of Clinical Sleep Medicine encontró que quienes sufren de apnea obstructiva del sueño ven reducido drásticamente el recuerdo de una pesadilla.

El estudio encontró que el 71,4 por ciento de las personas que no tenían apnea obstructiva recordaba sus sueños, mientras que sólo el 43,2 por ciento de los pacientes con apnea obstructiva del sueño leve fueron capaces de hacer lo mismo.

Las estrategias para dormir más y mejor existen y se trata de una serie de medidas llamadas “higiénicas” que favorecen la llegada del sueño.

Por un lado, se debe disminuir el contacto con la luz artificial a medida que se va haciendo de noche, así como también evitar el contacto hasta tarde con dispositivos eléctricos como la televisión, la computadora o el smartphone.

acv-1_opt

Convertir el dormitorio en un espacio que predisponga al descanso es algo que puede ayudar mucho a llegar a este lugar dispuestos a dormir.

“También es importante comer liviano lo más temprano posible y no irse a la cama inmediatamente, así como reducir la ingesta de estimulantes como el café o el mate desde las 18 y evitar las siestas. Una buena alternativa es establecer una rutina: ponerse el pijama, lavarse los dientes y utilizar la cama sólo para dormir” explicó Camji.

Por otro lado es importante prescindir del smartphone como despertador. la tentación de revisarlo puede complicar la llegada del sueño. Es preferible tener un despertador de mesa y poner el celular lejos.

La doctora Harneet Walia del centro de trastornos del sueño de la clínica de Cleveland, afirma que si se pasa más de 30 minutos tratando de dormir, es mejor levantarse.

“Prácticamente estás entrenando tu cuerpo para no dormir en la cama, sino para acostarte en ella sin dormir” señala Walia.

Una técnica que ayuda no solo a conciliar el sueño sino también a descansar profundamente es la de respirar profundo e ir relajando los músculos desde los  dedos de los pies hasta el cuello, subiendo lentamente por cada uno de ellos.

Y es importante tener una vida activa, con una serie de actividades físicas hechas durante el día. En caso de llevar una vida sedentaria es prioridad número uno comenzar a hacer ejercicios. Eso ayudará entre muchas otras cosas a oxigenar la sangre y llegar un poco más cansado y despejado a la cama.

acv-4_opt

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!