8 errores que debemos evitar al practicar spinning

El spinning suma fanáticos día a día, sobre todo cuando se acerca la temporada de calor, por sus grandes cualidades para ayudarnos a perder peso. Compartimos los errores más comunes que cometemos al practicar esta disciplina.

  1. El spinning es un deporte de alta intensidad. Es fundamental tener los controles médicos al día y hacer un buen chequeo cardíaco antes de empezar.
  2. Hacer una buena clase de spinning es mucho más que subirse a la bici y pedalear como loco. Para evitar lesiones y maximizar los beneficios de la sesión, es clave arrancar despacio y entender que será un proceso poder sumarnos a todas las indicaciones del profesor.
  3. Evitá mirar al suelo o esconder la cabeza entre los hombros: lo que llaman “la tortuga”. Mantener un postura correcta supone tener una alineación óptima del cuello con el resto de la espina dorsal. ¿Cómo? Mirando siempre hacia adelante. Al mirar hacia el suelo generamos una desalineación que crea una gran tensión en las cervicales, con grandes chances de generar dolor de cuello y/o de cabeza tras la clase.
  4. Es importante repartir el peso y no descargar todo el peso del cuerpo sobre el manubrio. Esto genera una gran tensión en los hombros y en las muñecas. Lo correcto sería repartir el peso del cuerpo y usar el manubrio sólo como un ligero apoyo.
  5. Evitá pedalear de pie con las puntas de los pies mirando hacia abajo. Durante las escaladas, sobre todo de pie, la planta del pie debería estar plana, con la punta del pie mirando ligeramente hacia arriba. Así optimizamos la pedaleada y economizamos nuestro esfuerzo.spinning
  6. Evaluá y seteá tu carga en la bici. Ni más ni menos. La carga incorrecta por exceso o por defecto no benefician tu entrenamiento. Lo ideal es encontrar nuestro “set point” en la bicicleta: un punto en el que no nos cueste pedalear, pero tampoco estemos rodando en el vacío, sin exigencia.
  7. No hagas lo que te venga en ganas. El instructor ha diseñado previamente la sesión y sabe por qué en un determinado momento tenemos que ir al 60% de nuestra FCM, y por qué en otro momento vamos al 80%: hacele caso.
  8. Irse sin estirar. Los estiramientos son parte de la sesión de spinning, y son tan importantes como el calentamiento o cualquier otra parte de la sesión. Debemos realizar una bajada progresiva de las pulsaciones para posteriormente centrarnos en estirar: esto evitará posibles dolores musculares y lesiones, y a su vez facilita la recuperación, ya que aumenta la oxigenación de los músculos.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!