El umbral anaeróbico: por qué es útil evaluarte y planificar mejor tu entrenamiento

¿Por qué no podemos correr un 10k o una maratón a la velocidad que corremos el colectivo? ¿Cuál es la máxima velocidad que podemos sostener en una carrera de distancia? Cualquier persona medianamente activa puede realizar una prueba de 10 kilómetros caminando pero ningún super atleta puede correr esa misma distancia a su máxima velocidad de carrera. A una determinada velocidad, propia de cada deportista, las vías anaeróbicas de producción de energía toman protagonismo, el ácido láctico no es amortiguado eficientemente por el cuerpo y aparece la fatiga muscular (hemos cruzado el “umbral anaeróbico”). Muy bien, entonces deberíamos correr a la velocidad inmediatamente anterior.

¿Existe alguna prueba para determinar la velocidad asociada a nuestro “umbral anaeróbico”? Sí, en laboratorios de rendimiento humano, con una cinta y con un equipo de análisis de gases, podemos realizar una prueba que a partir de distintos parámetros ventilatorios nos permite determinar cuál es esa velocidad óptima. El problema radica en la poca cantidad de centros en el mundo que realizan estas costosas pruebas.

¿Disponemos de alguna prueba que podamos realizar en nuestro gimnasio? Afortunadamente sí. Francesco Conconi, médico deportólogo e investigador de la Universidad de Ferrara, estudió la relación entre la velocidad de carrera y la frecuencia cardíaca en corredores de fondo de nivel internacional, nivel nacional y amateurs.

Observó una relación lineal positiva entre la velocidad de carrera y la frecuencia cardíaca (aumenta la velocidad, aumenta la frecuencia cardíaca de forma proporcional), pero notó un punto de deflexión en la relación, una pérdida en la linealidad al llegar a las intensidades más elevadas en una prueba incremental. Luego descubrió que ese punto de deflexión tenía relación con el umbral anaeróbico, y más tarde diseñó una simple prueba para detectar dicho punto.

En 1982 presentó el “Test de Conconi” a través de un artículo de investigación, y en 1984, valiéndose de su conocimiento sobre la relación entre intensidad, frecuencia cardíaca y umbral anaeróbico, saltó a la fama al entrenar al ciclista Francesco Moser, quien batió el record de distancia en una hora de pedaleo. El record de Moser y la aparición de los relojes cardiotacómetros popularizaron el uso del test alrededor del mundo, y los científicos del deporte se encargaron de modificar la prueba a gusto, adaptándola a distintas poblaciones y a distintos deportes de resistencia como el ciclismo, la natación y el remo.

El punto de deflexión de la frecuencia cardíaca y la velocidad asociada al umbral anaeróbico son parámetros de gran relevancia para planificar los entrenamientos y las carreras de un atleta de fondo.

 

  • Por Germán Laurora, licenciado en Educación Física; autor del libro “El personal trainer científico” (Editorial Siglo XXI) y director de Mitikas Fitness.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!