Inauguran en San Francisco el primer gimnasio cannábico

La marihuana y la actividad física generalmente no están asociadas, pero Jim McAlpine, dueño de un gimnasio en la ciudad californiana de San Francisco, espera cambiar eso.

McAlpine abrirá el primer “gimnasio de cannabis” del mundo en mayo. Además de ser un gimnasio tradicional y centro de bienestar, Power Plant Fitness permitirá a los miembros consumir cannabis en el gimnasio antes o después de sus entrenamientos.

En una entrevista concedida a la revista Outside, McAlpine explica que su intención es cambiar el estereotipo de que los consumidores de marihuana son siempre tipos sedentarios anclados al sofá, y que en realidad el cannabis puede llevar el entrenamiento a otros niveles

“Si lo usas bien, el cannabis toma las cosas que amas y te permite amarlas más”, dijo McAlpine, de 46 años, a Outside. “Con la actitud correcta, eso puede ayudarte a ponerte en marcha”

Aunque se ha hecho poca investigación científica sobre el vínculo entre el uso de la marihuana y el rendimiento atlético, algunos atletas dicen que mejora sus sesiones de entrenamiento. Algunos estudios recientes indican que el consumo de cannabis aumenta el umbral de dolor, reduce la inflamación y los niveles de ansiedad.

El triatleta de élite Clifford Drusinsky habló con la publicación Men’s Journal en 2014 acerca de cómo consumir una barra energizante de THC antes del entrenamiento le permitió superar extensas sesiones de entrenamientos difíciles.

“La marihuana me relaja y me permite llegar a un lugar controlado y meditativo”, dijo Drusinsky. “Con cannabis , me entreno de manera más inteligente y me concentro mejor”.

De todos modos, para aclarar la situación aún más, Jim McAlpine, también fundador de la serie de eventos “420 Games”,  unos campeonatos deportivos para amantes del cannabis y cofundador de Power Plant Fitness, escribió en el blog del sitio web de la compañía: “No será un lugar para ponerse nervioso. Estamos enfocados en el aspecto atlético, no en el cannábico.”

El periodista Gordy Megroz escribió en Outside sobre su experimento personal comparando correr en una cinta estando drogado y sin estarlo. En este estado normal, describió la experiencia de correr como “dolorosa”, y se detuvo después de 19 minutos.

“Habiendo consumido cannabis, la experiencia fue muy diferente”, escribió. “Todavía puedo sentir el dolor, pero no estoy enfocado en él; Mi mente está perdida en pensamientos aleatorios. Por último, mis piernas dejan de girar lo suficientemente rápido y me sorprende el horario límite que le puse al reloj: 19:30. Interesante. Repito el examen dos veces más durante tres días, tanto sobrio como drogado, y obtengo resultados similares “.

McAlpine espera aprovechar el potencial del cannabis para ayudar en el rendimiento atlético en su gimnasio. De acuerdo con Outside, “McAlpine prevé ofrecer evaluaciones de desempeño, en las que los capacitadores puedan determinar cómo la planta puede ayudar a un atleta a trabajar antes de guiarlos a través de planes de acondicionamiento físico”.

El gimnasio permitirá a los miembros consumir su propio cannabis en el lugar, así como comprar la propia línea de comestibles de Power Plant, que según McAlpine está “hecha para mejorar la concentración antes del entrenamiento y la recuperación posterior”.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!