Caminata VS caminador elíptico: ¿qué es mejor?

En el afán de querer cumplir con las recomendaciones que sugiere la OMS (Organización Mundial de la Salud) respecto de realizar 30 minutos diarios de actividad física modera, gran parte de las personas llegan a las consultas médicas con el fin de averiguar qué alternativas tienen y qué les conviene más para lograr el objetivo.

Frente a esta situación, que implica, nada menos, que dedicar unos minutos de cada día para ponerse en movimiento, gran parte de los pacientes proponen la caminata como la mejor opción (generalmente, es un tipo de actividad que genera aceptación, no cuesta dinero, se puede realizar al aire libre o en un gimnasio, etc.).

Ahora bien, cuando hablamos de caminata, podemos referirnos a dos formas: salir a caminar o utilizar el caminador elíptico (un aparato muy completo, que combina diversos movimientos de diferentes actividad como: escalar, caminar, pedalear o esquiar). Entonces, nos preguntamos, ¿cuál de estos métodos es el mejor?

las diferencias más importantes tienen que ver con la fuerza que se aplica a las diferentes articulaciones y la cantidad de calorías que se queman

La respuesta no es simple, porque ambas actividades tienen sus pros y sus contras. El primer punto a destacar es que sea cual sea la forma, estamos comenzando a movernos y esto no es menor; por otro lado, la elección debería depender de los objetivos que persiga cada persona.

En relación a las últimas conclusiones de estudios científicos internacionales, les cuento algunas características de cada disciplina a fin de que cada uno pueda optar en función al deseo individual:

  • Para empezar, es importante saber que las dos diferencias más importantes entre caminar y utilizar el elíptico tienen que ver con la fuerza que se aplica a las diferentes articulaciones, y la cantidad de calorías que se queman durante cada actividad.
  • De acuerdo a una estimación de la Clínica Mayo, el uso del aparato permite quemar más calorías que la caminata simple. Según una tabla específica en la que compararon diversas actividades, en el primer caso una persona de 73 kilos quema 365 calorías en una hora, mientras que caminando durante ese tiempo la misma persona quemará 314.
  • Más allá de estas características, hay cuestiones relacionadas con el tipo de movimiento que se genera en cada uno y con el placer que se consigue a la hora de realizarlo. En este sentido, debo decirles que los caminadores elípticos fueron votados como los equipos menos disfrutables en una encuesta sobre aparatos de gimnasios realizada en 2014. Igual, yo los recomiendo, sobre todo, para las personas con problemas en sus rodillas y caderas, ya que se demostró que al usarlos se ejerce menos presión sobre las articulaciones que al andar. Además, son buenos para quienes desean fortalecer la parte media del cuerpo (no tanto la superior), porque activan los músculos alrededor de las articulaciones de la cadera y la espalda baja. Y ayudan a trabajar las nalgas y los muslos.
  • Siguiendo con las comparaciones, los estudios biomecánicos aseguran que caminar proporciona un entrenamiento sustancialmente mejor que las máquinas elípticas para los isquiotibiales, las pantorrillas y los músculos pequeños alrededor de los tobillos, todos sumamente importantes para el equilibrio. Al mantenerlos fuertes, por ejemplo, se reduce el riesgo de sufrir caídas como las que suelen ocurrir en las personas mayores. Y claro, en la marcha al aire libre, además, se puede elegir disfrutar de un lindo paisaje.
  • Por este motivo, a la mayoría de mis pacientes les indico lo que denomino cross training o entrenamiento variado. Sabiendo que lo más importante es la regularidad en el ejercicio físico y que, variándolo, hará que se mantengan más motivados.
  • Entrenar los diferentes músculos con distinta intensidad es bueno tanto para el acondicionamiento físico como para la prevención de dolores y lesiones, motivo por el cual los planes que recomiendo combinan ambas actividades, sabiendo que la caminata se puede realizar en cualquier momento y para los días que desean ir al gimnasio el elíptico es un muy buen equipamiento para gastar calorías, entrenar el sistema cardiovascular y fortalecer las piernas y en algunos casos incluyen palancas para entrenar los brazos al mismo tiempo.

Como verán, existen muchas variables a tener en cuenta para saber qué actividad elegir, lo importante es siempre optar por el ejercicio que más nos divierta así logramos mantenerlo a lo largo del tiempo.

 

.
Por Dra. Patricia Sangenis. Médica cardióloga. Especialista en medicina del deporte. Directora de Deporte y Salud de Buenos Aires; Médica del Comité Olímpico Internacional; Presidente de la Comisión Mujer y Deporte del Comité Olímpico Argentino

 

Seguí leyendo: 

10 razones para hacer ejercicio aunque no busques bajar de peso

Claves para sumarse al boom del running sin riesgos

¿Running o bicicleta? Cuál es mejor para perder peso

Cómo evitar que la actividad física se vuelva riesgosa

La escalera, un gran aliado para perder peso y tonificar

La actividad física, un gran aliado del corazón saludable

Cuál es la cantidad ideal de ejercicio para mantenerse saludable

Wearables: ¿Es recomendable el cuentapasos para los chicos?

Ejercicios y salud: ¿Existe la dosis perfecta?

Cuáles son las diferencias entre deporte y actividad física

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!