Correr y viajar: siete destinos para correr una maratón

Una oportunidad para todos los que quieran hacer un viaje diferente.

El ruido del mar, la vista desde los acantilados, la sombra de las palmeras, la línea de llegada: 42 kilómetros corriendo en uno de los paisajes más lindos del mundo. Se trata de la Maratón de Honolulú, en Hawaii. Pero no es el único destino donde los runners pueden combinar el placer de viajar con el deporte.

Te contamos algunas ciudades donde podés poner a prueba tu resistencia física y mental mientras recorrés algunos de los lugares más lindos del mundo.

Maratón de Honolulu

Diciembre, sol, playa, decoraciones navideñas: en lugar de correr al shopping podés hacer 42 kilómetros en la Maratón de Honolulu en Hawaii.

Se trata de la cuarta más grande de Estados Unidos y no tiene ni límite de tiempo o de participantes. Todos los años la corren alrededor de 30.000 personas.

Una vez completado el desafío, se puede disfrutar de la playa en la isla de Oahu o visitar Waikiki. Además, se puede disfrutar de las historias de los nativos y aprender acerca de la historia del bombardeo de Pearl Harbour.

Maratón de Chicago

Esta experiencia comienza en el Grant Park de la ciudad y pasa por 29 barrios de Chicago. Su trazado plano y normalmente rápido recorre los lugares más lindos de la ciudad. Se lleva a cabo a principios de Octubre y lo presencian casi dos millones de espectadores.

Luego de completar la carrera empieza el momento de conocer el lugar reconocido por su arquitectura de vanguardia. Entre los puntos que vale la pena destacar se encuentran la Magnificiente Mile, subir a los miradores de la Torre Willis o Hancock. Si además del running disfrutás del arte, en Chicago no te podés perder la colección de impresionistas y pos-impresionistas del Art Institute de Chicago. Para disfrutar del sol y descansar de la urbanización, podés visitar el Millenium Park o dar un paseo en barco por el río.

Volcano Marathon

Si estás buscando un verdadero desafío la Volcano Marathon en Chile es para vos. Lleva solo cinco ediciones y es extremadamente exigente. Se corre por la región de San Pedro de Atacama, con una altitud de 4.475 metros y con temperaturas tropicales al lado del Volcán Lascar. La línea de llegada se encuentra en un pequeño pueblo llamado Talabre, con una altura de 3.603 metros.

No hace falta preocuparse por el alojamiento, excursiones o comida ya que los organizadores de la maratón proporcionan todo lo necesario a los participantes. No es barato pero la experiencia en el desierto es única. No hay en el mundo un lugar que se parezca tanto a Marte como este, tanto que la NASA hace sus experimentaciones en el sitio.

Maratón de la Gran Muralla

¿Tenés ganas de subir y bajar 5164 escalones? Bueno, nuestra propuesta es la Great Wall Marathon que recorre la Gran Muralla China. Se trata de una de las maratones más exigentes del mundo a causa de los escalones. La salida es desde la fortaleza de Huangyaguan, una de las áreas mejor restauradas de la muralla.

Después de poner a prueba tus destrezas físicas podés conocer la ciudad de Pekín. Allí podés conocer la famosa plaza de Tian’namen con la entrada a la Ciudad Pérdida en uno de sus extremos.

Además, como capital de un imperio que duró más de 500 años, la ciudad cuenta con palacios y templos. Uno de los más impresionantes es el Templo del Cielo, el más grande de todo el país.

Big Sur International Marathon

Viento de frente y colinas como precio por las fantásticas vistas del pacífico que ofrece la Big Sur Marathon en Monterrey, California.

Una vez ahí, se puede aprovechar la oportunidad para recorrer la Ruta Estatal 1 desde San Francisco a Los Ángeles. Con parada obligada en las Misiones que se reparten a lo largo del recorrido, el Hearst Castle, la 17-Mile Drive o Carmel-By-The-Sea. Si querés un poco más de aventura, también existe la posibilidad de desviar el recorrido y acampar en Yosemite Park.

La maratón de Berlín

Se trata de una de las carreras más importantes del mundo y con una carga histórica muy fuerte. La primera en 1974 solo recorría Berlín Oeste y la corrieron 286 participantes. Hoy, pasa por toda la ciudad y alcanza las 44.000 personas. La vista de los modernos edificios de Berlín contrasta con la parte histórica generando una experiencia única.

Después de correr, podés visitar la Puerta de Brandenburgo, el Muro de Berlín, Checkpoint Charlie, la Isla de los Museos, el renovado Reichstag en la Ciudad y quizá continuar el recorrido histórico en algún Campo de Concentración cerca de la capital alemana.

Safaricom Marathon

Quizá la más exótica de la lista, la Safaricom Marathon se lleva a cabo en la reserva natural de Lewa, una de las más diversas en África. La carrera se lleva a cabo en Junio para evitar las altas temperaturas y la corren 1200 seres humanos pero también 1000 cebras, 182 girafas, 137 rinocerontes y 26 leones.

Si bien se intenta que los corredores disfruten una experiencia natural, tampoco los dejan librados a su suerte. La organización pone a disposición de los maratonistas tres helicópteros y 140 rangers armados.

Además, el hospedaje y las comidas están incluídas en el paquete. Al igual que la experiencia en Atacama, no es barato pero representa una oportunidad única.

Great Ocean Run Festival

En el extremo austral del planeta y rodeado de alguna de las mejores playas del mundo, el Great Ocean Run Festival en Australia representa una experiencia inolvidable.

La carrera se lleva a cabo en el mes de Mayo y tiene muchas actividades turísticas asociadas en la ciudad de Victoria. En las cercanías se encuentran Apollo Bay y la costa es muy agradable. Si bien la organización ofrece alojamiento, y actividades, lo mejor es armar un itinerario, alquilar una camioneta y recorrer la isla.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!