Plogging, el nuevo deporte que combina el running con el cuidado del medio ambiente

Correr, o trotar como solía decirse, y recoger basura por el camino combinando la actividad aeróbica con sentadillas y torsiones es el nuevo boom que se practica solo o en grupo. Enterate qué es, dónde y cómo se practica.

Los nombres de las nuevas modalidades de hacer ejercicios nacen como muchas otras cosas, de la innovación léxica, de un giro del leguaje. Spinning, algo así como “girar”, indica que estamos en una bicicleta fija, o HIIT (entrenamiento de intervalos de alta intensidad) para denominar la tendencia que a grandes líneas implica correr rápido y luego despacio. La última y feliz innovación, que llega desde Escandinavia, es el “plogging”: correr mientras se recoge basura.

Hasta la década de 1960, trotar significaba caminar o montar a caballo a un ritmo lento y desigual hasta que por esos años se convirtió en algo más que eso. Cobró sentido como un ejercicio saludable, como una práctica necesaria para mantener una buena calidad de vida. Sin embargo, esto ya no es suficiente y en estos días ya parece bastante pasado de moda.

 

Plástico, vidrio o metal: qué tipo de botella deberías usar, según la ciencia

Ahora, cuando salís a correr tenés que decidir si además de la ropa deportiva, el celular o un reproductor de música, también tendrás que llevarte una bolsa de basura. El ‘running’ ha dado un paso más para convertirse en un deporte con conicencia social.

Los ploggers aseguran que se pueden quemar alrededor de 300 calorías con 30 minutos de práctica, ya que combina correr con sentadillas cada vez que se recoge un desperdicio

El plogging es una nueva modalidad deportiva, impulsada desde Estocolmo (Suecia), que aúna la practica deportiva con el amor por el medio ambiente: se trata de salir a correr e ir recogiendo los desperdicios que uno se vaya encontrando por el camino. El término es el resultado de la fusión de la popular palabra inglesa ‘running’ y de la expresión sueca ‘plocka upp’, que significa recoger.

Los ploggers aseguran que se pueden quemar alrededor de 300 calorías con 30 minutos de práctica, ya que combina correr con sentadillas cada vez que se recoge un desperdicio. Se ha extendido tanto esta práctica deportivo-ecológica que en las redes sociales quienes lo practican comparten imágenes de sus carreras y los trucos que utilizan para recoger más basura en menos tiempo y aumentar la efectividad del ejercicio físico, utilizando el hashtag #Plogging.

Cambio climático: diez formas sencillas de reducir tu impacto ambiental

En particular, en Argentina distintos organismos a nivel nacional se sumaron. El pasado fin de semana la Municipalidad de San Isidro organizó una carrera con motivo del Día Internacional del Reciclado. La actividad deportivo-ecológica ya se había desarrollado en Puerto Madero, Berazategui, Quilmes, Olavarría y Avellaneda.

Correr es uno de los ejercicios que mayor beneficios aporta: mejora y refuerza la resistencia, la coordinación, la velocidad, la capacidad pulmonar y la salud cardiovascular. Ahora, además, también preserva el medio ambiente y mejora nuestro entorno.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!