El Covid-19 dispara la venta de cintas, bicis fijas y máquinas de remo

Los proveedores dicen que la demanda estalló y se quedaron sin productos. En tanto, muchos se aprovechan y suben los precios de manera escandalosa.

En medio de la pandemia de Covid-19, hay pocos rubros que han encontrado una increíble oportunidad en momentos en que la mayoría de los negocios no paran de perder facturación y hasta quedan al borde la quiebra: uno de ellos es el que reúne a quienes venden máquinas y accesorios para hacer actividad física en casa. Según datos del sector, se disparó en Argentina la venta de productos para “fitness”. Buena Vibra pudo confirmar que la demanda de cintas, bicicletas, escaladores, remos y otro tipos de máquinas cardiovasculares estalló desde mediados de marzo.

Tan es así que muchos de los proveedores se quedaron sin productos y están viendo cómo resuelven cuestiones de importación. Por supuesto, como ocurre en los principales destinos de vacaciones en temporada, muchos recurren a la clásica avivada criolla y aumentaron los precios entre un 20, 30 por ciento o incluso más en apenas días o muestran “ofertas” con precios anteriores tachados con supuestas rebajas respecto a valores que nunca existieron.

cinta de correr

Podés leer: Cinta de correr: cómo utilizarla para perder peso

“Nuestro mercado está sufriendo un fuerte impacto en varios sentidos. Alrededor de 8.000 gimnasios han sido fuertemente afectados. Prácticamente todos los centros deportivos que hay en el país han tenido que cerrar sus puertas y muchos temen no contar con la suficiente espalda financiera para volver a abrirlos cuando esto pase”, dice Guille Vélez, editor de Mercado Fitness y reconocido referente del sector.

En términos de empleo, afecta a unos 180.000 profesores de educación física encuadrados como monotributistas. Según un relevamiento de Mercado Fitness entre 250 empresarios, casi la mitad señala que sólo puede subsistir un par de semanas más sin ingresos y la mayoría reconoce que su permanencia en el negocio post pandemia es una verdadera incógnita.

“Los proveedores de equipamiento de fitness para el hogar tienen hoy una oportunidad enorme en un contexto crítico para la mayoría de las industrias”, comenta Vélez, que ha sido testigo directo de cambios de precios excesivos en el marco de la pandemia. “Ojalá una parte importante de esas empresas entienda la responsabilidad social que les cabe, acompañando a las personas que quieren y necesitan hacer ejercicios físicos en sus casas. Aquellos que lo hagan, podrán aprovechar hoy la coyuntura que los favorece y, sobre todo, colaborar en la construcción de las bases a mediano plazo de una sociedad más activa y saludable”.

beneficios del spinning para adelgazar

Leé además: 12 beneficios del spinning en la salud

Respecto al aumento sorpresivo de precios, Velez lamenta que algunos empresarios no vean en esta situación una oportunidad para pensar en el largo plazo y fidelizar clientes. “Los que solo pretendan aprovechar el momento, sacando hoy la mayor ventaja posible, seguramente quedarán relegados en el ranking de predilecciones de los consumidores. En contextos como el actual, es clave la gestión de tu reputación”.

Es que el boom de las máquinas y accesorios para entrenar en casa es inédito. “Estamos viviendo una situación muy particular. Nosotros no cambiamos los precios de las máquinas que teníamos, pero se nos acabó gran parte del stock y ahora estamos volviendo a comprar”, cuenta Charly Chagas, director de Fitness Emporium. “El crecimiento de las ventas es impresionante. En nuestra página web, pasamos de tener entre 10 y 15 consultas por mes a tener un promedio diario de 80/100 consultas por equipamiento para uso doméstico”.

Chagas cuenta algunos datos por demás de curiosos. “Teníamos un producto estrella, el famoso simulador de remo de House of Cards (WaterRower), que se había venido abajo cuando pasó el furor de la serie House of Card. En 2017 vendíamos 20 por mes y había caído a 3, con suerte. Y ahora volvimos al nivel de aquellos años. Además, el stock de cintas murió y el de bicicletas de spinning también. Estamos haciendo entregas diarias de equipamiento”.

El director de Fitness Emporium cuenta que la cuarentena que disparó el Covid-19 inauguró para ellos “un negocio que no atendíamos. Nosotros nos dedicábamos a los gimnasios, al sector profesional, y ahora se generó una oportunidad nueva con el mercado doméstico. Lo que estamos haciendo es pedir equipamiento a Brasil para que llegue más rápido”, cuenta Charly Chagas.

Una situación similar está viviendo la empresa Surex S.A., distribuidora oficial de la línea de productos Semikon Basic Gym en Argentina. “La aparición de la pandemia cambió radicalmente la forma de vida de las personas de un día para el otro. La cuarentena impuesta en el país, y en muchos lugares del mundo, obligó a la gente a alejarse de los gimnasios, de salir a correr y de los deportes al aire libre. La única manera de mantener una actividad física saludable pasó a ser armarse un gimnasio en casa y por esta razón los equipos de fitness para el hogar multiplicaron su demanda. En nuestro caso, las consultas del público se multiplicaron por cinco desde fines de febrero hasta ahora, con foco en bicicletas de spinning y cintas para correr”, cuenta a Buena Vibra Walter Prieto, titular de la compañía.

Ejercicios en casa

Podés leer: Cómo está afectando la cuarentena nuestra salud y cómo revertirlo

Es que la Movida Sana llegó para quedarse. Cada vez más gente empieza a descubrir que la actividad física no sólo es una gran aliada de la salud sino, también, un estilo de de vida que multiplica el bienestar general.

De hecho, según publica esta semana la revista especializada Mercado Fitness, una encuesta realizada a más de 6200 usuarios de gimnasios revela que “más de la mitad (52,6%) volvería apenas reabran las instalaciones”, mientras que otro 27% dijo que “volvería, pero no de inmediato”. El 86% de este último grupo dijo que demoraría su regreso “por precaución, prefiero extender mi aislamiento por un tiempo más”. El dato es interesante para los gimnasios, que “tendrán el desafío de prestar especial atención no sólo a la limpieza y al estricto cumplimiento de las normas de seguridad y de distanciamiento, sino que será primordial una estrategia de comunicación que les transmita seguridad y confianza a esos usuarios, evidenciando que el gimnasio no subestima el problema y que está tomando cartas en el asunto”, dice Guille Vélez.

pilates

Podés leer: 6 grandes beneficios del método Pilates

Seguí leyendo: