Yoga para adelgazar: por qué es buena para perder peso

Todos asociamos la práctica de esta disciplina milenaria con la relajación y la flexibilidad. Te contamos porqué también ayuda a tener un peso saludable.
bks iyengar

El yoga es una disciplina muy completa, con impacto en distintos planos. Muchas veces, asociamos su práctica sólo a la meditación, la relajación y la flexibilidad del cuerpo, subestimando otros beneficios: aunque no lo creas, podés recurrir al yoga para bajar de peso, quemar grasas y tonificar el cuerpo. Cómo practicarla para disfrutar sus bondades.

 

Yoga para adelgazar

Lo primero que debés saber es que hay distintos tipos de yoga y, si bien muchos de ellos apuntan a la relajación, hay otros que son más intensos y que exigen un esfuerzo físico que tiene excelentes resultados si buscás tonificar el cuerpo y perder peso. Un buen ejemplo es el Yoga Iyengar, considera un sendero hacia la salud holística.

Justamente, por la intensidad de algunas clases y posturas, tiene efectos que a veces subestimamos:

  • Ayuda a desarrollar y tonificar la musculatura, demandando esfuerzo a ciertas partes del cuerpo en los que se concentra mayor cantidad de grasa.
  • Acelera el metabolismo: sobre todo en las posturas intensas, que elevan el ritmo cardiaco de una manera muy saludable.
  • Quema calorías.
  • Reduce la ansiedad y el estrés, que son factores asociados al sobrepeso.
  • Permite controlar la respiración y favorece la circulación sanguínea.
  • Mejora la digestión, permitiendo que el organismo aproveche al máximo los nutrientes de los alimentos y evitando la acumulación de grasas.

Podés leer: Yoga en el hogar: 5 tips para iniciar y mantener este hábito saludable

Yoga para perder peso

Lo primero que debemos entender es que, al ser una disciplina que enseña a calmar la mente y transitar mejor las emociones, permite controlar las situaciones de hambre emocional y sostener mejor hábitos saludables de alimentación, lo cual contribuye en gran medida a bajar de peso.

Tan es así que, tras avanzar en diversos estudios, el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos concluyó que, por sus beneficios físicos, mentales y sociales, el yoga es una herramienta integral para perder peso.

Podés leer: Estiramientos para activar los meridianos y que circule la energía

¿Por qué adelgaza el yoga? Por diversos motivos. Uno de los principales tiene que ver con las asanas o posturas, que tonifican los músculos y permiten que el organismo funcione mejor, promoviendo la liberación de toxinas y mejorando la circulación. Al oxigenarse más y mejor, el organismo funciona mejor y tenemos más energía física y psicológica para controlar las ganas de comer.

Otra manera en que el yoga colabora con la pérdida progresiva de peso es porque ayuda a comer conscientemente, lo que se llama “mindful eating“. A medida que ganamos conciencia sobre nuestros cuerpos y emociones, podemos reconocer las señales de hambre verdaderas y nutrirnos con lo que realmente necesitamos. Aprendemos a comer cuando tenemos hambre y a parar cuando estamos satisfechos.

tipos de yoga queman más calorías que otros

Podes leer: Los beneficios del yoga en cada etapa de nuestra vida

Posturas de yoga para adelgazar

Hay algunos tipos de yoga que queman más calorías y algunas posturas que, por ser exigentes, contribuyen más con un peso saludable:

  • Bikram Yoga: es una práctica que se realiza en una sala calefaccionada, durante 90 minutos. Se hace un serie de 26 posturas exigentes que aumentan el ritmo cardíaco y demandan fuerza y exigencia física. Quema tantas calorías como correr.
  • Ashtanga o Vinyasa: en ambos todo se mueve con bastante intensidad y rapidez, con lo cual la práctica de este estilo es prácticamente como salir a correr en cuanto a calorías consumidas.
  • Hatha o Iyengar: son menos intensas, pero ayudan a bajar de peso a largo plazo porque incrementan la masa muscular y eso hace que el cuerpo queme más calorías, incluso en reposo.

Podés leer: Diferencia entre Yoga y Pilates: lo que tenés que saber

Asanas para adelgazar

Hay diversas posturas que los maestros recomiendan a aquellas personas que, además de armonizar su cuerpo, su mente y su espíritu, buscan para perder peso:

  • Postura del pez o Matsyasana.
  • Postura de la cobra.
  • Postura de la Vela.
  • Postura del Guerrero.
  • Postura del Saludo al Sol.

Cada una de las posturas o asanas permite trabajar unos músculos específicos y, por lo tanto, ayuda a reducir las grasas acumuladas en las diferentes partes del cuerpo.

Podes leer: Para qué sirve el yoga: bondades de una disciplina milenaria

Beneficios del yoga en general

Si te quedan dudas, te detallamos otras ventajas de practicar esta disciplina milenaria en forma regular.

  1. Alivia tensiones y contracturas: la práctica periódica es un método natural para deshacerse de la tensión acumulada a diario, tanto en el cuerpo físico como mental.
  2. Aumenta la paz interior: la verdadera paz se encuentra en nuestro interior. Junto con la meditación, el yoga es una de las herramientas más efectivas para “calmar los demonios” y lograr un equilibrio entre cuerpo y mente. Es un camino seguro hacia vivir más liviano.
  3. Fortalece el sistema inmunológico: cuando algo nos preocupa demasiado o tenemos mucho estrés o períodos de depresión, nuestro sistema inmune se desequilibra y puede gatillar enfermedades. Recuperar la estabilidad suma salud.
  4. Ayuda a vivir con mayor conciencia y a habitar el presente: muchas veces nuestra mente es como un mono enrejado y va y viene al pasado y al futuro, con poco o nulo registro del presente. Las disciplinas meditativas nos conectan con el hoy y mejoran la calidad de vida cotidiana.
  5. Mejora las relaciones sociales: los practicantes suelen cargarse de energía `y positivismo en las clases, porque logran tener una mente más relajada. Ese bienestar interior tiene un claro impacto en los vínculos y suele contagiar a los que nos rodean.
  6. Ayuda a renovar la energía: si nos tomamos unos minutos para estirar el cuerpo, respirar de manera consciente y relajar la mente, podremos reponer la energía perdida a lo largo de un día intenso.
  7. Mejora la flexibilidad y la postura: ayuda a lograr un cuerpo fuerte, flexible y músculos más tonificados.

Podes leer: Yoga en casa: consejos para principiantes y avanzados

Recordá que la manera de mantener un peso adecuado es llevar adelante una alimentación saludable y que lo ideal es combinar este tipo de actividades con algunas que tengan mayor exigencia aeróbica, como caminar o correr en cinta o usar un caminador elíptico o una bicicleta fija. De esa manera, podrás perder peso rápido y cuidar mejor tu salud.

Te puede interesar: