El Ibuprofeno aumenta los riesgos de sufrir enfermedades cardíacas

Los analgésicos considerados inofensivos por el público en general están asociados con un mayor riesgo de paro cardiaco, según se desprende de una investigación realizada por investigadores en el Hospital Universitario de Copenhague  y publicada en el  European Heart Journal – Cardiovascular Pharmacotherapy.

Según datos detallados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares son actualmente, una de las principales causa de muerte en el mundo.

La inactividad física, el consumo de tabaco, la ingesta de sal en grandes cantidades y el consumo nocivo de alcohol, son algunas de las causas que incrementan el número de ataques cardíacos

Por otro lado, los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) están entre los fármacos más utilizados en todo el mundo y algunos, incluido el ibuprofeno, están disponibles sin receta médica. Y es bien sabido que ante un dolor muscular o de cabeza, la mayoría siempre recurre al clásico ibuprofeno, el antiinflamatorio por excelencia.

“Permitir que estos fármacos se adquieran sin receta y sin ningún tipo de consejo o restricción, envía un peligroso mensaje al público”, dijo Gunnar H. Gislason, profesor de cardiología en el Hospital de la Universidad de Copenhague Gentofte, Dinamarca. “Estudios previos han demostrado que los AINE están relacionados con el aumento del riesgo cardiovascular, lo que es una preocupación porque son ampliamente utilizados”.

El presente estudio investigó el vínculo entre el uso de AINE y los paros cardíacos. Todos los pacientes que tuvieron un paro cardíaco extrahospitalario en Dinamarca entre 2001 y 2010 fueron identificados en el registro de detención cardíaca de Dinamarca. Los datos se recopilaron sobre todas las recetas redimidas para AINEs de las farmacias danesas desde 1995. Éstas incluyeron los AINEs no selectivos (diclofenac, naproxeno, ibuprofeno) e inhibidores selectivos de COX-2 (rofecoxib, celecoxib).

Los investigadores afirmaron que estos medicamentos, generan la acumulación de plaquetas, lo que concluye en la formación de coágulos sanguíneos. Los resultados afirmaron que también que ayudan a la contracción de las arterias como también, al aumento de la presión arterial.

Un total de 28 947 pacientes tuvieron un paro cardíaco extrahospitalario en Dinamarca durante el período de diez años. De estos, 3 376 fueron tratados con un AINE hasta 30 días antes del evento. El ibuprofeno y el diclofenac fueron los AINE más comúnmente utilizados, representando el 51% y el 22% del uso total de AINE, respectivamente.

El uso de cualquier AINE se asoció con un aumento del 31% en el riesgo de paro cardiaco. El diclofenac y el ibuprofeno se asociaron con un riesgo aumentado del 50% y 31%, respectivamente. El naproxeno, el celecoxib y el rofecoxib no se asociaron con la aparición de paro cardiaco, probablemente debido a un bajo número de eventos, explican los científicos.

“Los hallazgos son un claro recordatorio de que los AINE no son inofensivos”, dijo el profesor Gislason. “El diclofenaco y el ibuprofeno, ambos fármacos de uso común, se asociaron con un aumento significativo del riesgo de paro cardiaco. Los AINE deben usarse con precaución y para una indicación válida. Probablemente deberían evitarse en pacientes con enfermedad cardiovascular o muchos factores de riesgo cardiovascular”.

Y agregó que “No creo que estos medicamentos se deben vender en supermercados o estaciones de servicio donde no hay asesoramiento profesional sobre cómo usarlos. Los AINE de venta libre sólo deben estar disponibles en las farmacias, en cantidades limitadas y en dosis bajas”.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!