El poder del sauna: por qué es tan beneficioso usarlo regularmente

Muchos – si no la mayoría – de nosotros no alcanza a sudar diariamente la cantidad necesaria. Sin embargo, la sudoración profunda tiene múltiples beneficios probados para la salud. Y justamente los beneficios derivados de un sudor profundo se pueden lograr a través de hacer regularmente baños de sauna.

Los escandinavos han conocido este secreto durante muchos años, pero muestran todavía tal afición al sauna que éste sigue siendo una novedad para ellos.

Elimina toxinas

Debido al calor de una sauna, la temperatura del cuerpo comienza a subir. Los vasos sanguíneos se dilatan, causando un aumento del flujo sanguíneo. A medida que el calor de la sangre comienza a moverse hacia la superficie de la piel, el sistema nervioso del cuerpo envía señales a los millones de glándulas sudoríparas que cubren el cuerpo humano.

A medida que las glándulas sudoríparas se estimulan, producen sudor. La producción de sudor permite principalmente enfriar el cuerpo, y está compuesta de 99% de agua. Sin embargo, la sudoración profunda en una sauna puede ayudar a reducir los niveles de plomo, cobre, zinc, níquel, mercurio y químicos – que son todas las toxinas comúnmente absorbido sólo por la interacción con nuestros ambientes diarios.

Relaja y alivia dolores en los músculos y las articulaciones

Bajo el alto calor proporcionado por una sauna, el cuerpo libera endorfinas. Las endorfinas pueden tener un “efecto tranquilizante” suave y agradable y la capacidad de minimizar el dolor de artritis y el dolor muscular, por ejemplo, luego de un entrenamiento físico intenso.

A su vez, acelera el proceso de curación natural del cuerpo mediante la aceleración de la cicatrización de moretones o cortes menores. Después de participar en deportes físicos el vapor de una sauna promueve la relajación muscular, ayudando a reducir la tensión muscular y eliminar el ácido láctico y otras toxinas.

Alivia el estrés

No es de extrañar que los mismos bañistas de sauna son quienes con más frecuencia citan la reducción del estrés como el beneficio número uno del uso del sauna. Los estudios médicos a menudo determinan que el estrés en nuestra vida diaria puede afectar negativamente nuestra salud. De hecho, la mayor enfermedad de nuestra era, es decir, las enfermedades cardíacas, están al menos parcialmente relacionada con el estrés.

El baño de calor en una sauna proporciona un alivio del estrés de varias maneras. Es un espacio cálido y tranquilo sin distracciones provenientes del exterior. El calor de la sauna relaja los músculos del cuerpo, mejora la circulación y estimula la liberación de endorfinas. Las endorfinas son el producto químico natural del cuerpo que se siente “bien”, y su liberación proporciona un efecto realmente maravilloso después del resplandor de la sauna.

Beneficios estéticos

Por otro lado, al sudar uno copiosamente, los poros se limpian mucho mejor que al lavarse el cuerpo con agua y jabón, haciendo que la piel adquiera un tono saludable.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!