Qué es lo que más disfruta un bebé antes de nacer

Los bebés sienten infinidad de emociones y sensaciones dentro de la panza, tenerlas en cuenta puede ayudarte a disfrutar aún más de esta etapa tan linda.

Muchas mujeres están de acuerdo en que una de las etapas más lindas de la vida es el embarazo, ya que es algo único y difícil de poner en palabras. Aunque cada mujer experimente el embarazo de manera distinta, hay algo que podemos asegurar: los bebés sienten dentro de la panza. A continuación te contamos cuáles son aquellas cosas que los bebés más disfrutan antes de nacer.

Si bien algunas mujeres presentan algunos malestares durante los nueve meses que dura el embarazo, como vómitos, mareos, pesadez, no todas los sienten de la misma manera y muchas concuerdan en que los volverían a pasar. A pesar de que a ninguna mujer le gusta sentirse mal, consideran que vale la pena afrontarlo porque la felicidad que viene después es para siempre.

Quizás te interese: Trombofilia, embarazo y heparina: claves para entender el tema

A lo largo de los diferentes momentos del embarazo, cada mujer experimenta de manera distinta los sentimientos, los miedos, las inseguridades y las emociones que se encuentran revueltas y confundidas. Aunque muchos le quiten relevancia, diversos estudios han revelado que los bebés sienten las mismas emociones que sus madres, incluso dentro del vientre, tanto lo bueno como lo malo.

Por eso, es muy importante que las futuras mamás se mantengan con calma y tranquilidad durante esta etapa, tratando de minimizar las preocupaciones, el estrés y todo aquello que pueda provocar tristeza. También, en lo posible evitar peleas y sobre todo aquellas con la pareja.

Expertos aseguran que los bebés disfrutan mucho cuando están en el vientre de su madre. Aquí algunas de las más destacadas:

Mimos en la panza

Aunque no parezca, los bebés sienten y reaccionan frente a los estímulos externos. Es decir, que cuando la mamá, el papá o algún ser querido acaricia la panza, ellos responden como si los estuvieran acariciando a ellos.
Por ese motivo, es súper recomendable a todas las mamás que acaricien su panza y que lo acompañen con palabras lindas mientras lo hacen.

Puede interesarte: El embarazo cambia el cerebro de la mujer hasta por los menos 2 años después del parto

Alimentos dulces: los irresistibles

A partir de la semana 16, el bebé comienza a diferenciar los sabores entre el líquido amniótico y los alimentos consumidos por la madre. Si bien no hay problema con el consumo de alimentos dulces, se recomienda hacerlo con moderación ya que en exceso pueden ocasionar desequilibrio en el organismo y con ello enfermedades.

Si el antojo es de algo dulce lo mejor son las frutas.

Que les hablen con amor

Algo que muchas veces no es tenido en cuenta y que realmente es importante, es el efecto que genera la voz de la mamá en el bebé. La voz de la madre crea un ambiente relajante que el bebé disfruta muchísimo.
A partir de la semana 20 es que pueden identificar el sonido del exterior del vientre, pero así y todo, lo que recomendamos es hablarles desde el día 1.

También podés leer: Ginecología y obstetricia: 100 respuestas a las dudas más frecuentes

Lo importante es que le hagan saber lo ansiosos que están por conocerlo, todo lo que van a hacer cuando nazca, presentarle la casa y a los miembros de la familia, entre otras cosas. Esto ayuda a crear lazos y a que el bebé se sienta rodeado de amor. Esta actividad es recomendada también para el padre.

Leé también: Actividad física y embarazo: 5 respuestas para que sepas cómo seguir

Escuchar música

Así como escuchamos música porque es ideal para relajarnos y liberar tensiones, lo mismo le ocurre el bebé. Escuchar música suave ayudará a que se relaje y además estimula a millones de células que están en formación, como es el caso del sistema nervioso.

Relajarse

Es difícil no pasar por momentos de estrés y de muchas preocupaciones, pero lo que se recomienda sobre todo en esta etapa, es tratar de mantener la calma y estar lo más relajada posible. Cuando no ocurre, es posible que esto le genere daños al bebé y que al momento de nacer sea muy inquieto.

Más sobre esta etapa: Mamá sostén: cómo mejorar la postura en el embarazo y post parto

Cuando creas que estás por colapsar o poniéndote muy nerviosa, lo que sugerimos es que vayas a dar un paseo, ya que caminar al aire libre siempre ayuda a la relajación y al bienestar, escuchar música, darse una ducha caliente o baño de inmersión, leer o hacer yoga. De esta forma vas a poder tranquilizarte y tu bebé también va a sentirlo.

Antojos

La razón por la que muchas mujeres durante su embarazo tienen muchos antojos y ganas de comer cosas dulces, es porque a los bebés, como a todos los niños, les gustan los chocolates, alfajores, helados, caramelos y muchos más alimentos que en realidad no aportan muchos nutrientes.
No está mal ingerirlos y darse un gusto, pero si es fundamental hacerlo con moderación ya que si se come de más puede dañar al bebé.

Leé más: Cómo aumentar de manera natural las chances de lograr un embarazo

Lo que recomendamos es la gelatina, ya que no engorda y da una sensación de saciedad por más tiempo.

Ser mamá es una de las mayores alegrías en la vida de una mujer. Sin embargo, no hay que perder de vista las grandes responsabilidades y cuidados que implica un rol de estas magnitudes, tanto en el embarazo como durante el crecimiento. La clave es disfrutarlo y hacerlo con mucho amor.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!