El secreto de un entrenamiento efectivo: encontrar un compañero

Un grupo de psicólogos demostró las ventajas de trabajar y entrenar en equipo, aún si éste es virtual

Para la mayoría de la gente, ir al gimnasio es una actividad que se realiza en solitario. Mas allá que en determinadas actividades como por ejemplo una clase de kickboxing donde es necesario tener un compañero de trabajo sobre quien descargar el stress acumulado al final de una jornada particularmente estresante, lo cierto es que una de las ventajas más atractivas del entrenamiento en solitario es la capacidad de ir al gimnasio o salir a correr en el momento en que uno lo desea sin tener que combinar horarios o lugares con nadie más.

Sin embargo, según un estudio publicado en el Journal of Experimental Social Psychology, es posible que el entrenamiento nos reporte aún mejores beneficios si esas rutinas en solitario son reemplazadas por sesiones de trabajo en tándem, incluso si el trabajo en conjunto es virtual.

Para explorar cómo estas condiciones de trabajo en equipo puede afectar nuestra forma de pensar, un grupo de psicólogos de la Universidad de Stanford realizó una serie de cinco experimentos en los que conjuntos integrados de tres a cinco participantes tratan de resolver una serie de puzzles.

Algunos de los participantes se reunieron en grupos de antemano y luego fueron enviados a habitaciones separadas para trabajar en la resolución de lo que ellos creían que eran partes del mismo rompecabezas. Otros participantes fueron dejados frente al puzzle también en solitario pero sin que supieran si estaban trabajando solos o con alguna otra persona.

A pesar de que en última instancia todos los participantes estuvieron en conclusión trabajando solos, los que pensaban que eran parte de un equipo trabajaron 48% más de tiempo para tratar de resolver el rompecabezas que los que se les dijo que iban a trabajar solos. Por otro lado quienes armaron los puzzles en equipo también evaluaron la actividad como más interesante y estaban más motivados para terminarlo.

entrenamiento equipo 2

Según los investigadores, la formación de un equipo ayuda a crear una mentalidad de trabajo en lugar de una de juego. Podemos pensarlo de esta manera: Cuando se va al gimnasio con un amigo, el tiempo se puede contar doble ya que no solo estamos entrenando sino también haciendo una actividad social.

Y como el estudio mostró, en realidad no es necesario ni siquiera estar en la misma habitación para aprovechar los efectos. El uso de una aplicación que muestre la actividad del entrenamiento en modo comparativo puede ayudar a convencernos de dar un paso más en la cinta sólo para llegar a la cima de la clasificación.

Hay una advertencia importante a tener en cuenta con respecto a la busqueda de incrementar los resultados. Y es que el sentirse obligado a entrenar debido a la presión social podría volverse en contra del rendimiento. Tener un compañero de gimnasio puede ayudar a mantenernos responsables y cumplir con las obligaciones asumidas ante él, pero si lo que queremos realmente es disfrutar de los entrenamientos, sentirnos más motivados al realizarlos y seguir empujandonos a nosotros mismos a obtener mejores resultados, entonces lo que se resuelve con el “equipo” debe sentirse como una experiencia de diversión y no como algo obligatorio.

entrenamiento equipo 3_opt

Entonces, ¿cómo se puede aprovechar estos efectos si en la actualidad estamos entrenando solos? Sería bueno entonces convencer a algunos amigos de inscribirse en la misma aplicación de fitness para que puedan realizar un seguimiento de su progreso juntos (MyFitnessPal, MapMyFitness o Endomondo son buenas aplicaciones para comenzar). Se puede incluso fijar los objetivos del grupo y competir contra otro grupo de amigos o compañeros de trabajo en lugar de una persona contra otra.

Y esta competencia colectiva puede convertirse también en un encuentro social. Imaginémosnos que es posible un domingo a la mañana juntarnos con nuestro equipo de entrenamiento para salir a correr, levantar el rendimiento del grupo que compite virtualmente contra otro conjunto y luego de la dura sesión pasar un buen rato almorzando juntos.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo