Efecto dominó del estómago inflamado: gases y dolor de espalda

Existe relación entre estómago inflamado, los gases y el dolor de espalda. Por qué se generan esos dolores que se padecen en determinadas ocasiones y cómo solucionarlos.
estómago inflamado gases y dolor de espalda

Las incomodidades que a veces sentimos en nuestro estómago muchas veces pueden derivar en dolores y padecimientos en la zona baja de la espalda. La repetición de tener un estómago inflamado gases y dolor de  espalda puede llegar a producir inconvenientes en la columna, contracturas musculares y punzadas en la zona lumbar. Si bien estos dolores de espalda pueden ser ocasionados por problemas estomacales, no significa que se trate de alguna enfermedad grave.

Estómago inflamado: gases y dolor de espalda

Es habitual encontrarnos en momentos donde tenemos dolores de panza y, al mismo tiempo, sentir que la parte baja de nuestra espalda también está adolorida. Pero, ¿a qué se debe esto? La respuesta es que la espalda consiste en un soporte de nuestro organismo que permite estabilizar nuestro cuerpo.

Los dolores estomacales causan incomodidades en la zona izquierda de la espalda baja, lo que desenvuelve en un bloqueo de las vértebras dorsales y nos causa molestias. Además, la espalda suele presentar signos de dolor al estar expuesta a lesiones y tensiones en otras zonas cercanas. Es por eso que cuando tenemos alguna molestia en nuestro abdomen, la espalda puede o no presentar esa misma incomodidad.

Causas del abdomen inflamado

Entre las primeras causas que podemos mencionar para explicar los dolores de estómago son los gases y otros problemas gastrointestinales. Estos gases provocan una sensación de estar hinchando y llenos, por más de que no hayamos comida nada. El dolor intenso que generan los gases puede distribuirse hasta la espalda y provocar una nueva incomodidad.

Por otro lado, los cambios hormonales son otros de los factores que generan tensiones en nuestro abdomen. Si bien tanto los hombres como las mujeres son vulnerables a los cambios hormonales, las mujeres son las que experimentan con mayor frecuencia estos dolores en el abdomen. Puede darse el caso en donde, durante o antes del comienzo del periodo menstrual, las mujeres experimentan calambres o dolores de espalda acompañados de hinchazones.

dolor de espalda baja y vientre inflamado y gases

En los embarazos, es muy común encontrarse con dolores de estómago y de espalda. Si bien son inofensivos, siempre se deben consultar estos síntomas ante los profesionales. El estreñimiento y los gases suelen darse con mayor frecuencia al final del embarazo, cuando el útero comienza a comprimir los órganos. 

dolor en la boca del estómago y espalda

Otro de los motivos de estos dolores de estómago es el estrés. La ansiedad o el estrés constante e intenso pueden generar tanto dolores de espalda como abdominal, acompañados de las hinchazones. Este sentimiento de estar constantemente preocupado por las cosas llega a tal punto en el que la persona genera una tensión en su propio organismo. La tensión suele derivar en los músculos de la zona de la espalda de manera inconsciente.

Sugerencias para disminuir los dolores

A continuación te mencionamos algunas alternativas por las que podés optar para aliviar los dolores estomacales y musculares.

Cambio en la alimentación

Para evitar este tipo de dolores, tanto en el estómago como en la espalda, es importante regular la dieta para evitar ingerir alimentos que generan acidez en la panza. Se recomienda reducir el consumo de antiinflamatorios en exceso para reducir la irritación en el estómago. Planear comidas que contengan verduras, frutas y harinas integrales es una buena opción para evitar padecer molestias estomacales.

inflamación de estómago y dolor de espalda

Sin embargo, cabe aclarar que el abuso de verduras puede provocar la generación de más gases. Es por eso que la alimentación va a variar dependiendo de lo que cada cuerpo soporte y sepa que le haga bien. También se puede optar por consumir hierbas curativas como el jengibre, la tila y la manzanilla. Estas infusiones evitan los gases y reducen las sensaciones de náuseas 

Sacar los gases del estómago

Para eliminar los gases intestinales que nos provocan inflamación en nuestro estómago, podemos realizar una serie de ejercicios y masajes para aliviar la zona del abdomen. Un ejemplo de esto es hacer presión en el abdomen para expulsar los gases. Para hacer este ejercicio debemos posicionarnos boca arriba y llevar nuestras rodillas al pecho. A continuación abrazamos nuestras piernas y tratamos de acercarlas a nuestro pecho lo más que podamos. Al comprimir el abdomen, los gases comenzarán a expulsarse rápidamente y los malestares estomacales cesarán.

como eliminar los gases intestinales

Otra opción es realizar un masaje abdominal para suavizar la tensión estomacal. Este masaje se realiza con movimientos circulares en sentido de las agujas del reloj sobre nuestra panza. El movimiento se hace de manera suave y con ambas manos.

Manejo del estrés

Es importante aprender a controlar los niveles de estrés para evitar los dolores de estómago y espalda. Para ello, hay que tomar un descanso diario en el que nos desconectamos de todas esas cosas que nos generan estrés y ansiedad (trabajo, problemas económicos, sociales, familiares, etc.). Tomarnos un tiempo para despejarnos y respirar un poco hace que nuestra mente se calme y piense con mayot claridad. Así, nuestras preocupaciones disminuyen y podes resolver nuestros inconvenientes con buenas ideas.

abdomen inflamado

No debemos olvidar que durante estos picos de estrés hay que evitar comer para desequilibrar la dieta rutinaria que llevamos. Esto se debe a que, ante momentos de preocupación y ansiedad, los impulsos de comer son tan fuertes que no se busca algo relacionado a la dieta. En esos momentos se eligen alimentos rápidos que están a la alcance de la mano, y muchas veces pueden ser perjudiciales a la salud. De todos modos, uno puede ingerir alimentos en los momentos de estrés, pero siempre hay que prestar atención al tipo de comida que estamos eligiendo.

Leer también: