La ciencia lo confirma: a mayor empatía, mayor salud

¿Cuántas veces los consejos recibidos por seres queridos nos llegan más que otros? Es común que escuchemos más afectuosamente a aquellas personas que nos importan, pero la ciencia comprobó que no es cuestión de casualidad.

Según un estudio publicado recientemente en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences” un mensaje de salud puede ser tenido en cuenta si las personas sedentarias o con diversas dolencias, piensan más en sus seres queridos que en si mismas. La investigación demostró que no solamente son tenidos en cuenta, sino que los cerebros son más receptivos a esos mensajes y comenzaron a mostrar cambios en sus hábitos.

El estudio se llevó a cabo en 220 adultos que desarrollaban vidas sedentarias, con sobrepeso u obesos. Demás está decir que estas personas tienen más riesgo de tener problemas de salud debido a su nula actividad física.

La principal autora de la investigación se llama Emily Falk y se desempeña como profesora asociada de Comunicación, Psicología y Marketing en la Escuela de Comunicación Annenberg de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia, Estados Unidos. Flak explica que “una de las cosas que obstaculiza el cambio de comportamiento de las personas es la actividad defensiva”.

Podés leer: Caminar por entornos naturales mejora el estado de ánimo

“Cuando se les recuerda a las personas que es mejor estacionar el auto más lejos y dar algunos pasos más, o levantarse y moverse en el trabajo para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, a menudo se presentan razones por las cuales estas sugerencias pueden ser relevante para alguien más, pero no para ellos”, continúa.

Para poder combatir esa actitud defensiva los investigadores involucraron a los participantes en una de las dos tareas de auto-trascendencia y compararon sus respuestas con las de un grupo de control no trascendente.

El primer grupo de auto-trascendencia tuvo como objetivo pensar en valores más grandes que ellos mismos, como las personas que ellos quieren. Eso lo hicieron mientras estaban conectados a una máquina de resonancia magnética funcional, lo que permitió a los científicos ver en tiempo real lo que estaba ocurriendo.

medicamento para adelgazar

Leé más: 20 razones para bajar de peso más allá de la estética

El grupo tuvo que pensar en las cosas que más les interesaban e importaban. Si entre sus elecciones estaban los amigos o la familia, se les pidió que piensen en situaciones en el futuro en las que puedan sentirse cerca de sus amigos y familiares. Los que eligieron la espiritualidad como el valor por encima de ellos, se les pidió que imaginen momentos en los que podrían conectarse con alguien superior.

Por otro lado, a un segundo grupo de auto-trascendencia se le pidió que hiciera repetidos deseos positivos tanto para las personas que ellos conocían como para los desconocido, por ejemplo éxito laboral y salud. Después de eso todos los participantes vieron mensajes de salud en donde les explicaron los problemas de llevar a cabo hábitos poco saludables y que ponen en riesgo su vida.

Al mes siguiente, todos los participantes del experimento recibieron mensajes alentadores diariamente y repetían el estudio en una muestra más pequeña, en donde se los invitaba a pensar pensamientos auto-trascendentes antes de recibir los mensajes de salud. Además se llevaron rastreadores de actividad para poder corroborar si hacían o no actividad física.

El estudio demostró que aquellos que habían realizado las tareas de auto-trascendencia se mostraron mucho más activos que en el mes que había pasado y reduciendo el tiempo de sedentarismo. También los investigadores pudieron descubrir que los participantes que realizaron las tareas pactadas, mostraron una mayor actividad en las regiones cerebrales involucradas en la recompensa y en la valoración positiva.

También podés leer: El sedentarismo debilita al cerebro e incrementa el riesgo de sufrir demencia

Yoona Kang, otra de las autoras del experimento, sostuvo que “la ciencia a menudo informa que la auto-trascendencia es una experiencia muy positiva. Cuando tenés preocupaciones por los demás, estos pueden ser momentos gratificantes”.

La ciencia corroboró con el estudio que con esas sensaciones gratificantes, las personas pueden estar más abiertas a escuchar consejos no salud no deseados en lugar de estar a la defensiva como ocurría antes.

vacaciones en familia

Podés leer: Actividad física para adelgazar: por qué es clave en el mantenimiento del peso

Kang también señaló mostrarle a los pacientes que son parte de algo más grande y hacerlos sentir cómodos con ello, puede generar efectos positivos sobre la salud, ya que “las personas son capaces de hacer cosas por sus seres queridos que probablemente nunca harían por si mismas” sostiene la experta. Y continúa: “la idea de la auto-trascendencia, cuidar a los demás más allá del propio interés personal, es una fuente poderosa de cambio”, concluyó la especialista.

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!