Los niños nacidos en verano son más propensos a tener miopía, según la ciencia

Un estudio reciente realizado en Londres reveló nuevos y sorprendentes datos respecto de las personas que padecen miopía.

La investigación se realizó en Londres, Reino Unido, y fue publicada en la revista British Journal of Ophtalmology. El estudio confirma que las niños que hayan nacido en verano tienen un riesgo mayor de desarrollar miopía. Lo mismo ocurre con aquellos que pasan demasiado tiempo jugando videojuegos.

Si bien la genética es uno de los factores más importantes y determinantes al momento de pensar en la miopía, diversos estudios publicados anteriormente revelaron que los chicos que pasan menos tiempo en el interior de sus hogares y disfrutan de actividades al aire libre en donde están expuesto a la luz del sol, tienen menos riesgo de contraer este problema en la visión.

Podés leer: Por qué es tan difícil seguir el ritmo a los niños

Katie Williams es la primera autora de la investigación y declaró al diario The Guardian que “los periodos en el interior haciendo actividades de interior aumentan tu riesgo de miopía”y que es necesario “un equilibrio sano de tiempo en el exterior y un equilibrio durante la educación temprana es importante”.

Para poder realizar el estudio, se observaron desde que nacieron hasta los 16 años y analizaron cuáles fueron los factores más predominantes al momento de desarrollar miopía.

Sin incluir la genética, el factor que pareció más relevante en el estudio es la época del año en la que nacieron: los chicos nacidos en verano tiene el doble de posibilidades de tener esta deficiencia en la visión. Como posible causa, los autores del estudio lo relacionan con que son escolarizados a edades más tempranas.

Aunque es un dato que en principio no aporta demasiada relevancia, el nivel de educación de las madres también parece influir, ya que por cada año de educación avanzada que hayan cursado, sus hijos tienen un 33% más de probabilidades de desarrollar miopía. Es importante resaltar que todavía no se sabe con exactitud cómo se relaciona esto con la miopía pero todo indica que podría existir cierta relación. Una de las teorías sostiene que el factor genético podría jugar un papel clave en este caso. También sostienen que las madres formadas le dan más importancia a que sus hijos estudien y eso hace que fuercen más la vista. Las hipótesis en este punto son varias pero ninguna está definida.

Leé más: Salud visual en niños: signos de alerta en prescolar

Hay un tercer factor que aumenta el riesgo de miopía en los niños y son los videojuegos. Según el estudio, cada hora de juego que se realiza semanalmente incrementa las posibilidades en un 3%.

Según los autores del estudio, esto puede deberse al uso de pantallas cerca de los ojos o a que los chicos que juegan más a videojuegos pasan menos tiempo fuera de sus hogares.

Además, la investigación arrojó un dato invesperado: los niños concebidos por fecundación in vitro tienen riesgo un 37% menor de desarrollar miopía. La asociación podría estar dada a un posible ligero retraso en el desarrollo neurológico.

Continuar investigando en esa línea puede aportar mucha más información sobre cómo prevenir este trastorno en la visión.

Si bien se puede prevenir con anteojos, existen casos más extremos y se dan problemas de visión graves, entre los que se encuentran el desprendimiento de la retina. Por ese motivo, los especialistas hacen especial hincapié en la importancia de la prevención.

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!