10 razones para no hacer la famosa dieta Dukan

Es una de las dietas más famosas, y de las más buscadas en Google. Muchos famosos la difundieron y en Estados Unidos los libros sobre ella fueron best sellers. Pero médicos y nutricionistas advierten que es riesgosa y que no sirve. Aquí, 10 razones para rechazarla.

La dieta Dukan es una de las dietas altas en proteínas que se basa en distinguir entre alimentos buenos y malos, y donde los grandes enemigos son los carbohidratos

1. Desequilibrio nutricional

Resulta evidente que una dieta en la que se hace un consumo elevadísimo de proteínas, que elimina los hidratos de carbono y reduce al mínimo la ingesta de frutas y verduras es totalmente desequilibrada desde un punto de vista nutricional. También dejamos a nuestro organismo sin vitaminas y minerales imprescindibles.

2. Pérdida de masa ósea

Consumir una cantidad desproporcionada de proteínas puede ocasionar una peligrosa pérdida de masa ósea que podría llevar a tener osteoporosis. El no tomar calcio puede agravar este problema.

Dukan-Diet-Pierre

3. Efecto rebote

El efecto rebote consiste en que una vez que se deja la dieta se recupera no solo el peso perdido, sino que se gana algunos kilos más. Entre otras razones es que la glucosa que tenemos almacenada en nuestro organismo se quema al no ingerir hidratos de carbono. Son moléculas que están unidas a las del agua; una vez que desaparecen, el agua queda libre y se elimina fácilmente. Al dejar la dieta, volveremos a recuperar todo este líquido perdido.

La Dieta Dukan iene la pretensión de “volver al origen del hombre primitivo”, que vivía de la caza y consumía básicamente proteínas. Así Hablan de alimentación “natural”, algo desmentido por los médicos

Olvidan, sin embargo, un aspecto importante, y es que, hasta el neolítico el hombre no se hizo agricultor, y las verduras y legumbres no empezaron a estar presentes en su dieta hasta ese momento.

La dieta Dukan no menciona que las necesidades nutricionales del hombre primitivo con respecto al hombre moderno han cambiado sustancialmente. Mientras aquel realizaba un ejercicio físico muy fuerte durante más de 8 horas diarias, el hombre moderno las pasa sentado en una oficina o en cualquiera que sea su profesión.

Aunque se mueva, el hombre y la mujer actual no corre, salta, trepa y se esconde para cazar, por tanto el exceso de proteína no es necesario, más bien al contrario.

La dieta Dukan no menciona que las necesidades nutricionales del hombre primitivo son diferentes a las del hombre actual. El de hoy no corre, salta, trepa ni caza, y por lo tanto el exceso de proteína no es necesario. más bien, es lo opuesto

4. Insuficiencia renal

Nuestro cuerpo consigue la energía que necesita para funcionar mediante los carbohidratos, cuando no tomamos los suficientes, se ve obligado a lograr la energía que necesita de las proteínas, lo cual deja unos residuos en nuestro cuerpo que deberían ser eliminados mediante la orina. Al realizar una dieta hiperproteíca nuestros riñones deben realizar un trabajo excesivo lo que puede dar lugar a que se formen cálculos renales.

5. Problemas para dormir

Si tenemos hambre o si sentimos ansiedad nos resultará complicado conciliar el sueño. La dieta Dukan tiene un potente efecto diurético como comentábamos, así que junto con la gran cantidad de agua que eliminamos, nos desprenderemos también de electrolitos que contienen potasio, calcio y magnesio. Este último, el magnesio, es un relajante natural, esencial si queremos gozar de un descanso adecuado.

proteinas

6. Aumenta el riesgo cardiovascular

La combinación existente en la dieta Dukan de un exceso de proteínas y el no consumo de carbohidratos ponen en un alto riesgo nuestro sistema cardiovascular. Y esto es así porque si la dieta se alarga, el cuerpo puede producir cetonas que son usadas como combustible por nuestro corazón, lo que nos puede llevar a tener taquicardias e incluso a quien tuviera problemas previos, un infarto de miocardio. Además si no bebemos 2 litros al día de agua, podríamos deshidratarnos, lo que sube la presión arterial, muy perjudicial para nuestro corazón.

7. Rechazo a algunos alimentos

El comer siempre los mismos alimentos, sobre todo en la primera fase de la dieta, puede llegar a producir que nuestro cuerpo pueda rechazar dichos alimentos.

8. Mal aliento

El tomar una alimentación con tantas proteínas provocará que padezcamos de halitosis o mal aliento, y esto es debido a las cetonas que nuestro cuerpo va a producir.

9. Es difícil de seguir

No es fácil de seguir una dieta tan restrictiva como la Dukan. Se hace muy monótona, echaremos de menos muchos alimentos, especialmente al principio, cuando no se puede comer ni fruta ni verdura. Y además, según el autor, para que los efectos de la dieta se prolonguen en el tiempo tendríamos que alimentarnos tal y como manda la fase de estabilización, y aunque aparentemente llegados a este punto ya se puede comer de todo, el seguir una dieta de por vida se antoja muy complicado.

10. Disminuye la libido

En primer lugar, al estar a dieta sentimos debilidad y cansancio, grandes enemigos de la libido. Además la falta de energía que provoca la ausencia de carbohidratos y la carencia de vitaminas implicadas en el vigor sexual completarán la pérdida de deseo.

Seguí leyendo

Una modelo perdió 100 kilos sin cirugías ni dietas mágicas

8 dietas que causan más problemas que beneficios

Cómo bajar de peso sin excluir los hidratos de tu dieta

La polémica dieta cetogénica de Máxima Zorreguieta

“Las dietas sin placer son un arma de doble filo”

La “Dieta de las 19”: poné la hora a favor de tu peso

¿Comiste y bebiste de más? Plantas medicinales que reparan excesos

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!