9 “alimentos saludables” que en realidad no son tan buenos para la salud

Comer saludablemente a menudo puede sentirse como una tortura. Pero para empeorar las cosas, una gran cantidad de alimentos supuestamente saludables en realidad no son muy buenos como se cree.

Con eso en mente, la publicación “Business Insider” le preguntó a Andy Bellatti, un nutricionista registrado y cofundador de Dietitians for Professional Integrity, cuáles son los “alimentos saludables” que debemos omitir comprar en un próximo viaje al mercado. Esta es su lista:

  1. Jugos

Cuando consumimos jugos de frutas y verduras elaborados, esos han perdido su fibra, el ingrediente clave que nos mantiene llenos y satisfechos hasta la próxima comida.

Lo que queda es el azúcar. A corto plazo, una dieta alta en azúcar y baja en proteínas significa hambre, cambios de humor y poca energía. A largo plazo, se puede perder masa muscular, ya que los músculos dependen de las proteínas.

  1. Claras de huevo

Muchas personas comenzaron a evitar las yemas de huevo después de que los expertos en nutrición sugirieron que comer colesterol era malo porque elevaba los niveles de colesterol.

Pero hay buenas noticias. Un creciente cuerpo de investigación muestra que, para la gran mayoría de las personas, el colesterol en la dieta (que proviene de los alimentos que se comen) en realidad no tiene un gran efecto sobre el colesterol en la sangre. Así que, a menos que tenga colesterol alto, abandone esas desagradables alternativas de clara de huevo solamente.

  1. Productos bajos en grasa

Nos han hecho creer que los productos bajos en grasa conducirán a una mayor pérdida general de peso y un beneficio general para la salud. Sin embargo, una prueba que se realizó durante ocho años que involucró a casi 50.000 mujeres sugirió que eso es muy poco probable.

Cuando aproximadamente la mitad de ellos siguió una dieta baja en grasas, no redujeron el riesgo de cáncer de mama, cáncer colorrectal o enfermedad cardíaca. Además, no perdieron mucho peso, en su caso.

Las nuevas recomendaciones muestran que las grasas saludables, como las de nueces, pescado y aguacates, son realmente buenas si se consumen con moderación. Así que agregualos a tu dieta si aún no lo has hecho.

  1. Granola

La mayoría de la granola no es comida saludable. De hecho, está lleno de azúcar y calorías: una taza contiene aproximadamente 600 calorías o la misma cantidad que dos sándwiches de pavo y queso o unas cuatro barras de cereal.

  1. Complejos multivitaminas

Casi la mitad de los adultos estadounidenses toman vitaminas todos los días. Sin embargo, décadas de investigación no han encontrado ninguna justificación para este hábito de tomar pastillas.

Necesitamos pequeñas cantidades de vitaminas para sobrevivir, por supuesto, sin vitaminas como A, C y E, por ejemplo, tendríamos dificultades para convertir los alimentos en energía y podríamos desarrollar males como raquitismo o escorbuto. Pero la investigación muestra que obtenemos más que suficiente de lo que comemos, por lo que no hay necesidad de una píldora.

  1. Pan sin gluten

A menos que pertenezcas al 1 por ciento que padecen la enfermedad celíaca, el gluten probablemente no tendrá un efecto negativo en tu salud. De hecho, los estudios muestran que la mayoría de las personas sufre de una ligera hinchazón y gases cuando comen, ya sea que consuman trigo o no.

  1. Agua embotellada

El agua embotellada no es más limpia o más saludable que la mayoría del agua del grifo en los EE. UU. Sin embargo, gastamos más de $ 100 mil millones en el bien embotellado cada año en todo el mundo.

Elizabeth Royte escribe en “Bottlemania: cómo sale el agua a la venta y por qué la compramos” que el 92 por ciento de los 53.000 sistemas de agua locales de los Estados Unidos cumplen o exceden los estándares de seguridad federales y son al menos tan limpios y a menudo más limpios que el agua embotellada.

(Los residentes de áreas con contaminación por plomo en el agua, sin embargo, deben optar por las cosas embotelladas).

  1. Desintoxicantes

Nadie necesita desintoxicarse. A menos que haya sido envenenado, ya tiene un sistema super eficiente para filtrar la mayoría de las sustancias nocivas que come. Eso significa que no necesita comprar ningún jugo de “limpieza” o tés de “desintoxicación”.

“No hay nada acerca de estos productos que desintoxica, ni hay ningún alimento desintoxicante”, dice Bellatti.

Tu sistema de limpieza incorporado está hecho de dos órganos que atacan la toxina: el hígado y los riñones. Mientras que nuestros riñones filtran nuestra sangre y eliminan desechos de nuestra dieta, nuestros hígados procesan medicamentos y desintoxican cualquier químico que ingerimos. Unidos entre sí, estos órganos hacen que nuestros cuerpos sean centros de limpieza natural.

  1. Bebidas deportivas

Nos hemos convencido erróneamente de que necesitamos agua azucarada para prepararnos para un entrenamiento y “reabastecernos” después de ir al gimnasio.

En realidad, los científicos del ejercicio recomiendan beber agua y comer o beber 20 gramos de proteína, ya que los estudios sugieren que ayuda a reacondicionar y desarrollar los músculos.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!