11 alimentos que conviene evitar comer

Conocé cuáles son los alimentos que contienen edulcorantes artificiales y sacalos de tu dieta.

A veces es complicado dejar de comer determinados alimentos ya que su sabor es rico y, a la vez, adictivo. Sin embargo, evitando determinados alimentos ayuda a tu organismo a nutrirse correctamente y a prevenir las reacciones negativas.

Alimentos poco saludables

A la hora de referirnos a comidas poco saludables nos estamos refiriendo a aquellos alimentos que perjudican nuestro cuerpo a nivel digestivo. Este tipo de alimentos no son del todo recomendables porque o bien no le ofrece a nuestro cuerpo un gran valor nutricional o puede ponerlo en riesgo.

Que determinada comida tenga un buen sabor no siempre significa que sea saludable para el organismo

Por este motivo, te contamos lo que debés saber sobre los alimentos que recomendamos evitar consumir.

Salami

El salami es una carne clásica usada comúnmente en los sándwiches. Pero más allá de su delicioso sabor, tiene más inconvenientes de lo que aparenta, a causa de su condición de “carne curada”. Las carnes curadas se han relacionado con varios problemas desagradables, como la hipertensión y las enfermedades cardíacas.

Sin embargo, el salami también presenta un alto contenido en grasas saturadas y, además, tiene nitritos de sodio, que pueden convertirse en compuestos inflamatorios perjudiciales para la salud.

Bebidas energéticas

Este tipo de bebidas están repletas de aromas artificiales y azúcar, es por eso que tienen un rico sabor. Muchas de las bebidas energéticas pueden contener grandes cantidades de azúcar o utilizan aromas artificiales que pueden provocar una gran inflamación del organismo.

Te puede interesar: Las bebidas energéticas, un peligro para enfermedades cardíacas encubiertas

Las empresas especializadas en la producción de bebidas energéticas evitan revelan cuáles son esos aromas artificiales que le dan sabor a la bebida. Es así que, podemos tener una bebida con sabor a arándano, pero no sabemos exactamente cuáles fueron los productos químicos se han utilizado para recrear ese determinado sabor.

Fruta enlatada en almíbar

El azúcar es el ingrediente principal que le da ese toque dulce a las frutas que vienen enlatadas en almíbar. Las frutas, ya de por sí, presentan un sabor dulce, por lo que añadirle aún más azúcar lo convierte en un alimento poco recomendado para el cuerpo.

De todas formas, existen frutas enlatadas que no contienen esa mezcla almibarada. Para saber identificarlas, solo basta con leer la etiqueta de la lata, donde especifican los ingredientes que el alimento conlleva. En la etiqueta debería especificar que el producto está enlatado en zumo 100% o enlatado en agua.

Pochoclos de maíz, sabor manteca

Este tipo de pochoclos se elaboran con saborizantes artificiales de manteca, los cuales pueden causar inflamación en el cuerpo. Por otro lado, los pochoclos que vienen en bolsas para preparar en el microondas también contienen productos químicos, por lo que se evita consumirlos.

En cambio, podemos optar por el método tradicional de hace pochoclos con los granos de maíz en una sartén desde nuestras cocinas. De esta forma, nosotros mismo tenemos el control sobre los ingredientes de los alimentos que estamos preparando.

Refrescos light

Los refrescos dietéticos están repletos de edulcorantes artificiales, los cuales pueden ser incluso peores que el azúcar en sí. Esto se debe a que los edulcorantes artificiales siempre se han relacionado tanto con el cáncer como con los problemas gastrointestinales. Por otro lado, el aspartamo, un ingrediente clave en las bebidas dietéticas, también se ha relacionado con el desarrollo de la diabetes en las personas.

Leer más: Lo que hay que saber antes de tomar otra gaseosa

Donuts envasados

Los donuts suelen estar hechos de carbohidratos refinados, los cuales no aportan mucho valor nutricional a nuestro organismo.  Por lo general suelen estar fritos, lo que hace que tengan un alto contenido en grasas trans. Esto puede provocar el aumento del colesterol “malo” (LDL) y la reducción del colesterol “bueno” (HDL).

Esto no significa que tengas que evitar por completo los carbohidratos refinados y los donuts que los acompañan, sino que es fuertemente recomendable para tu salud la moderación con la ingesta de este tipo de comidas.

Sal de mesa

Siempre es recomendable evitar la sal de mesa estándar y optar por la sal marina o la sal del Himalaya. Ya que la sal de mesa fue blanqueada y despojada previamente de sus minerales naturales. Además, tiene un alto contenido de sodio, llegando a provocar una posible inflamación en nuestro organismo.

Podés ver: 14 súper alimentos para prevenir enfermedades

Masa precocinada

Por muy cómodo que sea, la masa precocinada tiene un alto contenido de grasas trans, haciendo que no solo nuestro colesterol se vea afectado sino que también se genere un aumento en el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Cóctel de jugos

Los cócteles nos indican que el jugo que lo contiene está mezclado con un azúcar añadido. Verdaderamente, este agregado es innecesario y añade calorías extra al alimento. En su lugar, es recomendable optar por un jugo natural de frutas.

Continuar leyendo: Smoothies saludables: recetas bajas en calorías

Cereales a base de harina blanca

Si bien estos cereales azucarados son ricos y adictivos tanto para el desayuno como para la merienda, se recomienda evitar aquellos producidos a base de harina blanca. Este tipo de cereales son poco nutritivos y tienen un alto contenido de carbohidratos refinados.

Esto significa que no te llenan y pueden provocar picos y caídas de azúcar en la sangre. A su vez, pueden contribuir a la baja energía, los cambios de humor y los antojos, por lo que es preferible consumir un cereal con más fibra, como los copos de salvado de avena.

Fideos instantáneos

Las comidas que tienen la característica de ser instantáneas son probables de haber recibido alguna modificación en su producción. Para hacer que un alimento se convierta en instantáneo, es probable que se le haya extraído un porcentaje de fibras.

En el caso de los fideos instantáneos, la cantidad de sodio que presentan es extremadamente alta, también mencionando que contienen glutamato mono sódico (GMS). Consiste en un potenciador del sabor que se utiliza en muchas cocinas o en muchos restaurantes como sustancia adictiva.

Sin embargo, consumiendo este tipo de alimentos hace que nuestra hambre aumente más, haciendo que sigamos comiendo cada vez más el producto.

Continuar leyendo: