Beneficios de las alcaparras: sabor, salud y pocas calorías

Las alcaparras tienen muchas propiedades: aportan muy pocas calorías y son un ingrediente perfecto para sumar sabor a distintos platos.
beneficios de las alcaparras

El sabor de los platos, así como la presentación de los mismos, incide de manera importante sobre la saciedad. Por esa razón, elaborar comidas sabrosas con alimentos nutritivos y sanos puede ser la clave para sostener una alimentación saludable y comer menos sin pasar hambre. Por eso en esta nota queremos hacer foco en un aliado fundamental de los platos de la dieta mediterránea: conocé los beneficios de las alcaparras y poné esta delicia a tu favor.

vitel tone

Podés leer: Cómo hacer Vitel Toné: receta de un clásico navideño

Beneficios de las alcaparras

Hay muchos alimentos o condimentos que permiten sumar sabor sin agregar muchas calorías, ayudando a lograr adherencia a una dieta saludable a largo plazo. Y las alcaparras son uno de ellos: estas hierbas provenzales tienen muchos beneficios, propiedades importantes para el cuidado de la salud y son, además, una delicia muy habitual en los platos del Mediterráneo.

Su sabor es muy similar al de las olivas, intenso y agradable, pero, a diferencia de éstas, casi no poseen grasas, tienen menos calorías y muchos nutrientes

Si bien son un manjar asociado a la pizza italiana y otros platos famosos como el vitel toné, pocas veces hacemos foco en los beneficios para la salud de las alcaparras. Repasamos cuáles son y por qué deberían tener una mayor presencia en tu dieta estos frutos pequeñitos, de color verde oscuro, cargados de un delicioso sabor.

alcaparras

Podés leer: 10 claves de la dieta mediterránea

Aunque no lo creas, las alcaparras son un verdadero almacén de nutrientes y vitaminas esenciales: aportan las vitaminas A, B12, E, K y C, además de ácido fólico, fibra y niacina.

También contienen distintos micronutrientes: flavonoides, taninos, mucílagos, alcaparriturina, aceite esencial, proteína vegetal, magnesio, calcio, sodio y hierro. Por todas estas propiedades, son hepatoprotectoras (buenas para el cuidado del hígado), diuréticas, antianémicas, antiespasmódicas, digestivas y antireumáticas, depurativas, vasoconstrictas, astringentes y expectorantes.

La principal ventaja nutricional de las alcaparras es que apenas contienen grasas, por lo que no aportan calorías

15 beneficios de las alcaparras para la salud

  • Previenen y combaten la diabetes: ayudan a reducir el azúcar en sangre y el colesterol. Mejora el funcionamiento del hígado y los niveles de triglicéridos en personas diabéticas.
  • Ayudan a regular el peso: como tienen mucha fibra y pocas calorías, son buenas para las dietas hipocalóricas. También favorecen un buena digestión.
  • Reducen el colesterol malo y protegen contra enfermedades del corazón y el cerebro. Es decir, reducen los niveles de lípidos dañinos en el cuerpo.
  • Ayuda a tener huesos sanos: su cantidad de vitamina K ayuda a aumentar la densidad de los huesos y reducir la posibilidad de padecer problemas como osteoporosis o artritis.
  • Son buenos aliados para las alergias: tiene efectos antialérgicos y antihistamínicos.
  • Previenen el cáncer: la presencia de flavonoides como la quercetina en las alcaparras es beneficiosa para luchar contra los radicales libres.
  • Es buena para la piel: la vitamina E ayuda a mantener la uniformidad de las células contenidas en la membrana mucosa. Ayudan a personas que padecen trastornos cutáneos graves como el eccema o la psoriasis. La vitamia E y los antioxidantes tienen acción calmante frente a una amplia gama de trastornos como irritación, erupciones, acné, enrojecimiento, granos e inflamación.
  • Son buenas para combatir el estreñimiento, ya que facilitan la evacuación intestinal.
  • Mejora la inmunidad: incrementan la capacidad para combatir infecciones, aumentando la actividad fagocítica.
  • Trata la anemia: combate la falta de suficiente hemoglobina en la sangre, cuyos principales síntomas son un cansancio excesivo, fatiga y en casos más graves, dificultad para respirar e incluso insuficiencia cardíaca. Como contienen una buena cantidad de hierro, las alcaparras promueven la formación de hemoglobina en el cuerpo, así como vitamina C que permite la absorción de este mineral por parte del sistema digestivo.
  • Alivian la congestión nasal y los mocos: si sos de las personas que tienen muchas flemas o moco acumulados en el pecho y las vías respiratorias, las alcaparras eliminan el exceso y alivian la congestión, calmando tu tracto respiratorio.
  • Combaten el envejecimiento: como dijimos, sus antioxidantes luchan contra los radicales libres resoponsables de la oxidación y el envejecimiento celular.
  • Mejoran la visión: contienen una buena cantidad de vitamina A que se considera muy beneficiosa para una visión saludable. También ayuda a tratar problemas oculares y cánceres asociados.
  • Mejora la salud y belleza del cabello: la vitamina B y el hierro fortalecen el cabello y previenen su caída.

Qué son y de dónde vienen las alcaparras

La alcaparra constituye el capullo o botón floral de un árbol originario de Asia llamado alcaparro (Capparis spinosa), que llegó a los países mediterráneos de la mano de los griegos para protagonizar y destacar en muchas preparaciones.

En primer lugar, debes saber que el alcaparro (Capparis spinosa) es un arbusto originario de Asia con ramas leñosas y flores blancas que puede llegar al metro de altura: actualmente se encuentra cultivado en el continente asiático y en el mediterráneo.

Las alcaparras son las flores sin abrir, usualmente conservadas en vinagre. Los frutos serían los alcaparrones. También se usan hojas y brotes jóvenes para cocinar, así como la corteza y las raíces para fines medicinales.

Recetas con alcaparras: sumalas a tus platos

Los usos en la cocina son muy amplios, sobre todo en salsas y platos de pasta italiana y en la cocina griega, donde se usa desde tiempos remotos. Combina muy bien con pescados, sobre todo con el salmón. También es perfecta para combinar con anchoas en salsas para pasta, como en la putanesca.

A diferencia de las olivas, cuyos nutrientes destacados son los ácidos grasos insaturados, las alcaparras casi no poseen grasas, sino que en éstas predomina el agua y los hidratos de carbono. Por lo tanto, su valor calórico es notablemente inferior al de las aceitunas, y posee alrededor de 30 calorías por cada 100 gramos.

Sumar unas pocas alcaparras a las salsas por ejemplo, puede ser una gran recurso para calmar nuestro apetito de manera sabrosa y con todos los beneficios que este pequeño alimento mediterráneo puede ofrecer.

Seguí leyendo: