Cuál es la mejor y la peor hora del día para comer dulces

Estudios revelan la importancia de conocer cómo funciona el cuerpo a la hora de nutrirse alumbran otros caminos para mantenerse sano y en forma.

Todos nos tentamos. Y hay momentos en que sentimos, literalmente, que nos lo pide el cuerpo. Las ganas de comer algo dulce nos invaden y nos cuesta sostener el “no”. Felizmente, las dietas súper restrictivas están pasando de moda por su probado fracaso y los estudios que revelan la importancia de conocer cómo funciona el cuerpo a la hora de nutrirse alumbran otros caminos para mantenerse sano y en forma.

Es el caso de una flamante investigación realizada por científicos españoles y estadounidenses: el equipo identificó un mecanismo físico que confirma que no se deben comer dulces de noche.

chocolate

Podés leer: Siete alimentos que disminuyen las ganas de comer chocolate

Los investigadores descubrieron la existencia de un reloj celular en los tejidos adiposos que afecta la tolerancia a la glucosa, y refuerza la tesis de que no se deben comer dulces por la noche porque es cuando el cuerpo tiene la mínima sensibilidad a la insulina.

El estudio fue publicado en la prestigiosa revista Faseb, y fue conducido por expertos de la Universidad de Murcia y de Harvard, en colaboración con investigadores de Granada y Barcelona. Según sus resultados, “el reloj encontrado en el tejido graso funciona, además, mucho mejor en las personas que se acuestan temprano y duermen más horas que en aquellas con déficit de sueño u horarios irregulares”.

Según la ciencia, la mañana es el mejor momento para comer dulces. Comer azúcares de noche puede llevar a picos de insulina, que a la larga harán ganar peso

trufas

También podés leer: Dulce tentación: 7 ideas saludables para darte un gustito

Según los expertos, el “estudio demuestra que el tejido adiposo subcutáneo tiene un reloj interno que es capaz de regular la sensibilidad a la insulina incluso estando ‘in vitro’, fuera del cuerpo”.

Los científicos de las cuatro universidades trabajaron durante un año en el análisis y observación de muestras de grasa subcutánea y visceral extraídas de 18 personas que se sometieron a cirugía de “bypass” gástrico, con perfiles personales bien distintos entre sí. De esta manera, los expertos en lo que se llama cronobiología y su relación con la obesidad entendieron porqué se toleran peor los azúcares por la noche, lo que “puede llevar a picos de insulina que a la larga harán ganar peso porque favorecen la entrada de grasa al tejido adiposo”.

Según los científicos, consumir dulces por la noche podría aumentar el riesgo de padecer diabetes y obesidad, aunque ese problema mermaría con un número suficiente de horas de sueño al día (al menos siete en adultos) y acostándose temprano, porque son dos factores que “ayudan a mejorar el funcionamiento del tejido adiposo”.

volcan de chocolate con dulce

Leé además: La mejor receta del volcán de chocolate y dulce de leche

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!