Interrumpir la dieta puede ayudarte a perder peso

Sí, lo que leíste está bien

 

Finalmente la ciencia se puso del lado de quienes les cuesta hacer dieta. Un estudio demostró que interrumpir el régimen puede favorecer la pérdida de peso. La idea puede parecer contradictoria pero responde al más básico de los instintos humanos: el de supervivencia.

 

 

Uno de los mayores problemas con mantener la dieta es que el cuerpo se acostumbra a consumir menos energía. De acuerdo al International Journal of Obesity, esto se debe a que cuando el cuerpo recibe menos energía de la esperada, adapta sus funciones al nuevo nivel de calorías. Esto se llama “estado de reposo”.

 

Los resultados demostraron que alternar periodos de alimentación normal durante el régimen ayudaba a perder peso.

 

El organismo se adapta y gasta menos energía para garantizar su funcionamiento a futuro. Y como el uso de energía está relacionado a nuestro peso y composición, lo normal es gastar menos energía en la medida en la que perdemos algunos kilos.

Un grupo de científicos descubrió que una forma de superar este problema es alternar períodos de dos semanas de alimentación “normal” con períodos iguales de dieta.

El estudio a su vez demostró que el cuerpo acota la energía que utiliza más de lo necesario y por eso el proceso de pérdida de peso se vuelve cada vez más lento. Los científicos resolvieron que una forma de sortear este inconveniente era evitar el “efecto reposo”.

 

 

Se llevó a cabo un experimento que duró 30 semanas. La mitad de los participantes realizó un régimen sin interrumpciones y la otra mitad combinó la dieta con períodos de descanso.

Los resultados demostraron que alternar periodos de alimentación normal durante el régimen ayudaba a perder peso.

Los participantes que habían realizado la dieta combinada mantuvieron su nueva figura por más tiempo.

Pero eso no fue lo único que encontraron. Los participantes que habían realizado la dieta combinada mantuvieron su nueva figura por más tiempo. Seis meses más tarde, habían perdido seis kilos más que los participantes que hicieron una dieta regular.

Sin embargo, los expertos afirman que esto no se ha comprobado para dietas extremas, no variadas que pueden realizarse en una semana – “la dieta de la cebolla” o “dietas químicas”-. Los investigadores esperan poder realizar más investigaciones en este campo, pero los primeros resultados nos alientan a pensar que podemos tomarnos un descanso del régimen si el cuerpo nos lo pide.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!