Movimiento Mindful Eating: comer mejor, estar saludable y perder peso

La alimentación es un proceso cotidiano, cuya finalidad es la de nutrirnos, pero qué pasa cuando comer mal y en forma desordena nos genera problemas de salud. Aquí nuevas técnicas y recursos
mindful eating

Contar calorías. Cuidarse de no mezclar carbohidratos con proteínas. Evitar los postres siempre y en cada lugar. No comprar chocolates para no caer en la tentación de comer “algo rico” antes de dormir sintiéndote aún peor por ser débil ante tus emociones… Una nueva corriente de alimentación que reúne características ya conocidas de otras prácticas explica porque nos sentimos así: Todo eso son consecuencias lógicas de no entender a tu cuerpo.

La alimentación es un proceso cotidiano, que repetimos varias veces a día, cuya finalidad es la de nutrirnos y aportar al organismo todos los nutrientes y la energía que necesita para mantener un funcionamiento óptimo de todo el cuerpo, así como la energía suficiente para las actividades cotidianas.

mindful eating

A quién no le pasó alguna vez de cenar mirando la televisión y no prestar atención a las cantidades que está ingiriendo o de comer algo de la heladera solo por “estar aburrido”. Esto sería un rasgo distintivo de lo que es comer inconscientemente: aquello que ocurre cuando uno no está concentrado en lo que come y, en realidad, responde a otras señales que no son el hambre que lo impulsa a comer y comer

De dónde proviene el Mindful Eating

El auge de los Movimientos “Slow”, que proponen andar despacio, vivir despacio, pensar despacio, tomarse un tiempo para caminar lentamente, tienen mucho que ver con la actitud de vivir “Mindfulness” o con “Atención Plena”, entendiendo y disfrutando de la experiencia que la vida nos da cada segundo, estando plenamente conscientes de cada uno de los actos que llevamos adelante en nuestro día.

La combinación de estas prácticas también puede aplicarse a la comida, al hecho de alimentarnos. Y da como resultado la “Alimentación Consciente”

Se trata de una corriente de pensamiento y estilo de vida que nos propone conocer nuestro cuerpo, detectar las sensaciones y, a través de la meditación, la visualización y otras técnicas de entrenamiento mental, ser consciente de la cantidad de alimento que necesitamos en cada momento.

mindful eating

Qué es el Mindful Eating

Disminuir la velocidad al comer es una de las herramientas más poderosas en Alimentación Consciente. Puede parecer demasiado simple. Puede parecer demasiado complicado en medio de la vorágine del día a día. Sin embargo, cuando somos capaces de disminuir la velocidad, somos capaces de saborear cada bocado, de expandir la experiencia y por ende de conectar con la satisfacción de comer.

La llamada alimentación consciente y trata de involucrarse de lleno con el momento del almuerzo o la cena. “Esto significa que se disfrutará más de esa experiencia y que, probablemente, termines comiendo menos. Además, mientras comes de manera consciente y disfrutas más la comida, aprendes a sentirte satisfecha con porciones adecuadas, lo cual lo ayuda a reducir la tendencia a comer de más”, explica Susan Bowerman, especialista en nutrición.

mindful eating

Cómo realizar el Mindful Eating

Hay algunos trucos que pueden ayudarnos a comenzar a alimentarnos de manera consciente ganando en calidad de vida, salud y experiencias reconfortantes:

  1. Beber un vaso de agua antes de sentarse a comer, para parar la actividad cotidiana y que tla mente registre el cambio de actividad que se avecina.
  2. Comer siempre sentados, ante un plato, con cubiertos y en un lugar tranquilo. Esto es un ritual que nos pone “in the mood”, nos prepara mentalmente para comer con calma y sin ansiedad.
  3. Entre bocado y bocado, debemos soltar los cubiertos de las manos, y déjalos en el plato. Así no comeremos de forma compulsiva.
  4. Alimentarte de forma consciente significa comer un poco de todo, sin prohibirte nada pero sin cometer excesos. La buena alimentación es variada, pero también relajada y responsable
  5. Masticar despacio, saboreando los alimentos. Esto hará más fáciles las digestiones.
  6. No quedarnos con la sensación de tener el estómago lleno. De uno a diez, debemos quedarnos en el siete.
  7. Salí a correr, a caminar, a bailar, a pasear en bici… Practicá la actividad aeróbica que más te agrade, pero mantenete cada día en movimiento. Es fundamental para tu mente y tu cuerpo.

Podés seguir leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!