Los riesgos de consumir proteínas en seco: advertencia médica

Los expertos advierten sobre una tendencia preocupante, que es el consumo de proteínas en seco antes de realizar actividad física. Los riesgos para la salud.

Este nuevo y peligroso desafío se ha propagado por las redes sociales haciéndose popular entre las personas que realizan ejercicio físico en su día a día. Consiste en ingerir suplementos proteicos en seco, sin diluirlos en agua como recomiendan sus fabricantes, antes de hacer ejercicio en el gimnasio.

El mal consumo de proteínas

Los polvos para consumir antes del entrenamiento suelen contener muchos aminoácidos, vitaminas y otros ingredientes, como la cafeína. La idea es darle un impulso al cuerpo antes de un entrenamiento para ayudar a la resistencia, aunque los datos científicos sobre su eficacia no son firmes.

En cambio, se conocen los riesgos de tomar demasiados estimulantes que aumenten la energía. Una gran dosis de cafeína, por ejemplo, puede causar efectos secundarios relacionados con el corazón, como palpitaciones y latidos adicionales o perdidos.

Una cucharada de polvo podría contener tanta cafeína como cinco tazas de café

La ingesta de este polvo en seco puede causar un aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca, lo que puede provocar alteraciones del ritmo cardíaco. Y la inhalación accidental del polvo en los pulmones podría causar asfixia, una infección o neumonía, dicen los investigadores.

En Reino Unido, por ejemplo, estos productos están regulados como alimentos en lugar de medicamentos, pero deben considerarse seguros para el consumo para poder venderse en tiendas a personas mayores de 18 años.

proteínas en polvo

Te puede interesar: Para qué sirven las proteínas: cómo incorporarlas a la dieta

Es posible que algunos polvos que se venden por internet no sean de proveedores acreditados o que no contengan los ingredientes que figuran en el paquete. Varios de estos productos han sido prohibidos por contener sustancias como una anfetamina sintética llamada DMAA y un estimulante llamado sinefrina.

Proteínas y la influencia en las redes

Una serie de artículos recientes publicados en varios medios también destacaron los peligros de esta moda después de que un influencer estadounidense de 20 años, llamado Briatney Portillo, publicara un post en el que decía que había sufrido un ataque cardíaco tras ingerir el polvo.

Los investigadores del estudio analizaron 100 videos publicados en el canal de la popular red social Tik Tok, utilizando la etiqueta “preentrenamiento” para su búsqueda. Solo ocho de ellos mostraron el uso del polvo de la manera correcta. Más de 30 mostraban su ingesta en seco, donde las personas se ponían una cucharada de polvo sin diluir en la boca seguida de algunos sorbos de agua o líquido.

Leer más: Por qué las dietas altas en proteínas ayudan a adelgazar

Los investigadores advierten en su presentación para la reunión de la Academia Estadounidense de Pediatría: “Los médicos deben ser conscientes de la omnipresencia del preentrenamiento, los métodos peligrosos de consumo y el potencial de consumo excesivo accidental, inhalación y lesiones”.

La cafeína como principal ingrediente

La científica en nutrición Bridget Benelam, de la Fundación Británica de Nutrición, señaló que los polvos para antes del entrenamiento generalmente contienen cafeína junto con otros ingredientes como creatina, aminoácidos y vitaminas.

No parece haber mucha investigación sobre los beneficios de estos productos, aunque existe alguna evidencia de que la cafeína puede mejorar el rendimiento deportivo en algunos casos

Estos estudios se realizan típicamente en atletas, por lo que no está claro qué tan relevante es esto para la población en general. Los niveles de cafeína en estos productos varían desde el equivalente de una a más de tres tazas de café de filtro, si se preparan de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

Por lo tanto, existe el riesgo de consumir cafeína en exceso, especialmente si se usa más de una vez al día, o simplemente se consume el polvo, donde uno puede consumir más de la cantidad recomendada.

Podés ver: Pirámide alimentaria: por qué está mal y cómo debería ser para lograr una mejor nutrición

También es importante mantenerse hidratado tomando suficiente agua o líquidos mientras se hace ejercicio. Por otro lado, La Fundación Británica para el Corazón nos muestra algunas recomendaciones a tener en cuenta:

  • Entre 6 y 8 vasos de agua al día: independientemente de si entrenas o no
  • Escuchar al cuerpo: en caso de sentir sed o estar transpirando mucho, beber agua
  • Es posible tomar demasiada agua, así que no bebas en exceso
  • Tampoco te excedas con la cafeína

Continuar leyendo: