Qué alimentos comer y cuáles evitar en la cena si querés adelgazar

La última cena resulta clave al momento de perder kilos, porque, de su composición depende en gran medida el éxito de nuestro plan de pérdida de peso. Por ello, te mostramos cuáles son los alimentos más aconsejables y aquellos que debés evitar en tu cena si buscas adelgazar.

Los alimentos que debés evitar en la cena

La presencia en la cena de alimentos difíciles de digerir, colmados de grasas y calorías, no sólo pueden entorpecer el descanso sino, también, nuestro plan para perder peso. Por ello, en la última comida, recomendamos evitar los siguientes alimentos:

  • Papas fritas u otros alimentos fritos, porque se encuentran cargados de grasas y calorías que pueden volver más complejo el proceso digestivo y alterar la calidad del sueño. Además, al tener muchas calorías que no pueden quemarse tras la cena se favorece el almacenamiento como grasas en el organismo.
  • Embutidos y fiambres colmados de grasas que pueden sumar calorías de mala calidad y dificultar la digestión, obstaculizando no sólo el descanso sino también, la posibilidad de quemar lípidos y adelgazar.
  • Bollería industrial, pues son una combinación perfecta de grasas y azúcares que estimularán la síntesis de tejido graso en nuestro cuerpo sin sumar vitaminas, minerales ni proteínas. Además, nos incentivarán a comer más y más, pudiendo cargarnos de comida a últimas horas del día y dificultar el descanso adecuado durante la noche que, como sabemos, también resulta clave si buscamos perder peso.
  • Golosinas y dulces, que sólo son fuente de calorías vacías y azúcares que incentivarán la liberación de insulina, una hormona que favorecerá el guardado de los excesos como grasas en nuestro cuerpo.

melatonina para adelgazar

Podés leer: Cómo adelgazar para siempre según Harvard

  • Pastas o cereales refinados: aunque no se trata de azúcares, éstos son una buena fuente de energía a corto plazo que, en la cena, de nada servirán para nuestro organismo si poco tiempo después de su ingesta vamos a dormir y estar en reposo. Entonces lo recomendable es dejar los alimentos ricos en hidratos como las pastas u otros cereales refinados para el desayuno o el mediodía, es decir, para las primeras comidas del día.
  • Refrescos: no sólo son una fuente de azúcar sino que, también, pueden contener sustancias estimulantes del sistema nervioso como cafeína. Además, si se trata de refrescos carbonatados y azucarados sumarán calorías a la cena y distenderán el estómago pudiendo entorpecer la digestión.

Esta es la lista de alimentos a evitar o reducir en la última comida del día si buscás adelgazar de forma saludable, porque sumarás calorías, enlentecerás la digestión y podrás entorpecer tu sueño, todo lo cual, en nada favorece la pérdida de peso

Alimentos aconsejables para tu cena

Así como hay alimentos que recomendamos evitar en la última comida del día, hay otros que son aconsejables para este momento del día:

  • Pescados, pues resultan una buena fuente de proteínas y en algunos casos, de grasas de calidad que ayudarán a reparar o crear nuevas estructuras por la noche. Por ejemplo, las proteínas pueden ayudar a recuperarnos tras un esfuerzo intenso, pueden favorecer la conservación o creación de músculo y además, no se almacenan como grasas, por lo tanto, son ideales para la última comida del día. Por supuesto, lo ideal es que el pescado no se elabore frito, sino a la plancha, al vapor o al horno.

Podés leer: Ejercicios para adelgazar: cuántas calorías se queman con cada actividad

  • Verduras, siempre mejor frescas o al vapor, pues si bien aportan un mínimo de hidratos también son fuente de agua, vitaminas y minerales y no se trata de alimentos altos en calorías sino que por el contrario, favorecerán el logro de una cena ligera justo antes de ir a dormir.
  • Frutas frescas o en compotas, pero no en forma de zumos que pueden cargarnos de azúcares. Las frutas ofrecerán algo más de hidratos complejos, con pocas calorías, vitaminas, minerales y antioxidantes, así como también con un alto poder de saciarnos y ayudarnos a controlar la cantidad que comemos.
  • Pechuga de pollo o carnes rojas magras, siempre a la plancha, hervidas, al vapor o al horno, pero no fritas ni con excesos de grasas o condimentos. Éstos alimentos calmarán nuestro apetito fácilmente, brindarán proteínas de calidad y también, ofrecerán nutrientes buenos para la salud del organismo.
  • Frutos secos o semillas con moderación, pues su alto contenido en fibra puede ser contraproducente si abusamos de ellos, por lo tanto, un puñado únicamente será suficiente para sumar grasas de calidad, antioxidantes y triptófano, un aminoácido que nos relaja y favorece la liberación de serotonina lo cual nos ayudará a descansar adecuadamente.
  • Aceite de oliva crudo, es decir, sin someter a cocción, que también sumará grasas de calidad a la última comida del día y favorecerá la absorción de vitaminas liposolubles además de volver apetecible el plato sin dificultar la digestión.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!